Translate

miércoles, 7 de septiembre de 2011

AVENTURAS FUERA DEL CUERPO - tercera parte

Capítulo 5







Cómo desarrollar su capacidad natural



Siéntase como un niño pequeño y prepárese para abandonar toda idea preconcebida, avance con humildad hacia cualquier abismo de cualquier tipo al cual lo conduzca la naturaleza, de lo contrario no aprenderá nada.

T. H. HUXLEY



En todo momento mantenga su mente abierta al cambio. Acéptelo. Provóquelo. Sólo avanzará después de examinar y volver a examinar sus opiniones y sus ideas.

DALE CARNEGIE



REVALORAR NUESTROS CONCEPTOS SOBRE LA REALIDAD

Varias cuestiones psicológicas influyen en nuestra capacidad para lograr una experiencia extracorporal. Nuestro concepto del yo tiene una gran influencia en los resultados obtenidos. Es muy común que los límites, los temores y las creencias personales inhiban nuestra capacidad para experimentar y disfrutar todo nuestro potencial. Y esto se aprecia con claridad cuando nos embarcamos en una nueva forma de exploración.
La autoevaluación de la tabla siguiente repasa brevemente los temas y las cuestiones que influyen en su capacidad para lograr una experiencia extracorporal. Sus respuestas mostrarán sus creencias, sus suposiciones y sus conclusiones personales relacionadas con esta singular forma de exploración.
Examine en la forma más objetiva posible sus respuestas intelectuales y emocionales a cada pregunta. Si descubre una zona en la que hay una limitación o un conflicto potencial, dedique un tiempo a analizarlo en profundidad; busque la razón implícita de sus creencias actuales.
Reevaluar nuestras creencias es uno de los aspectos más importantes de la preparación para los viajes fuera del cuerpo. Los temores, los límites y los conceptos erróneos son los obstáculos más comunes a los que nos enfrentamos en la exploración extracorporal. El reconocimiento de nuestros límites y de nuestros temores es un paso importante para reducir o eliminar cualquier posible bloqueo. Dedique a este cuestionario todo el tiempo que sea necesario y amplíe cualquier tema que considere relevante. Le recomiendo que escriba sus respuestas, con el mayor detalle posible.


Autoevaluación

1. Concepto del yo
¿Qué cree que es usted? ¿Cómo se considera a sí mismo? Describa con detalle su concepto del yo.

2. Puntos de vista personales
¿Cuáles son sus percepciones acerca de las experiencias extracorporales? ¿Las considera una aventura?

3. Motivación
¿Es su motivación lograr respuestas? ¿Resolver un misterio? ¿Curiosidad? ¿Algún tipo de verificación personal? Especifique.

4. Seguridad
¿Siente que las experiencias extracorporales están exentas de riesgos? ¿Tiene alguna preocupación, por ejemplo, perderse o morir? Especifique.

5. Capacidad o talento especial
¿Siente que se necesita algún tipo de capacidad o talento especial para tener una experiencia extracorporal?

6. Importancia
¿Cree que esta exploración es importante para su desarrollo personal? En una escala del 1 al 10, ¿qué importante es?

7. Deseo
 ¿Posee el deseo y el empuje para llegar hasta el final? ¿Qué beneficios o qué información busca con esta experiencia? ¿Cómo de fuerte es su deseo?

8. Compromiso
¿Está dispuesto a dedicar el tiempo y el esfuerzo necesarios para alcanzar su propósito? ¿Está dispuesto a invertir treinta minutos al día durante un mes?

9. Temores
¿Siente ansiedad o temor acerca de este tipo de exploración? ¿Siente temor ante lo desconocido, la oscuridad o los nuevos desafíos? ¿Son lógicos sus temores, o son el resultado de falta de información?

10. Creencias religiosas
¿Cómo encaja la exploración extracorporal en sus creencias y conceptos religiosos? ¿Considera que ésta es una experiencia espiritual?

11. Grado de dificultad
¿Considera que esta experiencia es natural y fácil, o difícil de lograr? ¿Por qué siente esto?

12. Confianza
¿Siente confianza en alcanzar las metas que se propone?

13. Expectativas
¿Espera resultados positivos? ¿Cuáles son sus expectativas?

14. Problemas o límites personales
¿Es consciente de problemas personales que pudieran limitar su capacidad para lograr una experiencia corporal? De ser así, anótelos.

15. Propósitos
¿Se ha convertido esta exploración en un firme propósito personal? ¿Lo ha puesto por escrito? ¿Es un propósito importante? ¿Es una prioridad?

Muchos de los temas de esta autoevaluación no requieren explicación, aunque tal vez sea necesario extenderse en algunos de ellos.


Compromiso y metas
                                                                                                                        
Para su éxito, es esencial que usted tenga una actitud positiva hacia la exploración extracorporal y que se comprometa con ella. Si persigue esta exploración con un interés débil, los resultados serán un reflejo de su deseo. Por otra parte, si usted aporta pasión, determinación y compromiso, el éxito estará prácticamente asegurado.
Es importante que la exploración extracorporal sea una prioridad personal durante un tiempo. En mis talleres, recomiendo un compromiso total durante un mínimo de treinta días. Indico a todos los estudiantes que reserven el tiempo necesario para aplicar al menos una técnica extracorporal al día. Durante treinta días, concentre toda la energía mental y emocional que pueda reunir en la meta de lograr una experiencia extracorporal consciente. A muchos, el hecho de escribir la meta todos los días les ayuda a darle forma en su mente y a destacar su importancia. Por ejemplo, antes de acostarse escriba veinte veces «tengo una experiencia extracorporal», «tengo un experiencia extracorporal totalmente consciente», o «estoy fuera de mi cuerpo».
Al convertir esta exploración en una prioridad personal e incorporar metas escritas, amplía usted la intensidad de su compromiso. De hecho, comienza una cadena de sucesos casi mística: su compromiso y su deseo interior comienzan a moldear su mente subconsciente. Recordará mejor sus sueños y éstos se volverán cada vez más lúcidos. Muchas personas hablan de sueños relacionados con el movimiento, por ejemplo, volar. Estos sueños son un indicio de que su mente subconsciente responde a su compromiso de lograr una experiencia extracorporal. Estos sueños y las señales internas asociadas con ellos son un trampolín eficaz para lograr una experiencia completamente consciente.
Escriba sus metas y establezca un firme compromiso de llegar hasta el final.


Metas escritas

En una clase que di hace poco, una mujer me preguntó cuál era el suceso o la experiencia que más había influido en mi capacidad para tener experiencias extracorporales. Después de pensarlo un poco, comprendí que, más que cualquier otra cosa, mi decisión de hacer una lista escrita de mis metas espirituales había tenido un efecto definitivo. Por ejemplo, «me separo con facilidad de mi cuerpo físico» y «siento mi yo superior».
Aunque parezca extraño, el hecho de consignar mis metas en un papel tuvo un poderoso efecto sobre los resultados que obtuve. Durante todas mis experiencias extracorporales, mis metas personales parecían destellar en mi mente en el momento correcto en que debía actuar. A medida que avancé, mis metas evolucionaron. A menudo, después de volver de una aventura extracorporal, escribía mis experiencias y entonces surgían nuevas metas y nuevas preguntas. Es como si cada experiencia se moldeara a sí misma. El poder de las metas escritas es evidente, pues concentran nuestras ideas, tanto conscientes como subconscientes. Todas las cosas físicas y no físicas comienzan como pensamientos, y cuanto más específicos sean estos, mayor es la probabilidad de que se manifiesten.
Durante los primeros segundos de una experiencia extracorporal, nuestros pensamientos tienen una importancia fundamental. Es muy común que nuestro primer pensamiento concentrado nos lleve a un ambiente o a una situación directamente relacionada con tal pensamiento.
Las metas escritas crean una fuerte señal en la mente subconsciente y es más probable que nuestro estado de consciencia no físico las ponga en práctica. Si se usan en forma adecuada, es posible programar nuestras aventuras extracorporales hacia un propósito o una meta específicos. No debe pasarse por alto la importancia de esto: es el primer paso para un control consciente y eficaz del estado extracorporal. Por esta razón son tan eficaces las afirmaciones y la visualización.


Temores y limitaciones

Los temores y las limitaciones ejercen un sorprendente control sobre nuestras vidas. Las creencias, los límites y los temores personales crean muros invisibles de ansiedad a nuestro alrededor. Estos sentimientos de ansiedad se manifiestan como los límites que experimentamos en nuestras vidas cotidianas.
El temor, la ansiedad y las limitaciones resultantes son el principal obstáculo que debemos afrontar para lograr el éxito. Cada día nos enfrentamos a decisiones y elecciones. Estas decisiones determinan el curso de nuestras vidas y los resultados que conseguimos.
Si analiza las vidas de las personas que tienen éxito, observará que comparten una cualidad. Todas ellas se enfrentan a sus temores y a sus limitaciones y los superan a fin de alcanzar sus metas. Un buen ejemplo son los actores, los músicos y los oradores introvertidos que dominan su intenso pánico escénico; los pilotos que alguna vez temieron a las alturas e incluso los niños que temían a la oscuridad.
Cada temor y cada ansiedad es un obstáculo que debemos superar, una barrera que nos separa de las metas que buscamos. La vida misma puede considerarse como una serie de desafíos y obstáculos que en algún momento debemos enfrentar y superar. El modo en que reaccionamos ante cada desafío determinará los logros que obtenemos durante nuestras vidas.
Los temores y los límites existentes en nuestra vida física también afectan a nuestras exploraciones extracorporales. De hecho, nuestros temores se manifiestan como paredes y barreras no físicas que limitan nuestra libertad y nuestra movilidad.
Por ejemplo, durante el tercer año de mis exploraciones extracorporales, sentí que un objeto grande y pesado me empujaba hacia abajo después de la separación. Percibía que el objeto era un espejo adornado con hojas doradas; era enorme y yo me sentía atrapado bajo su peso. Comencé a empujarlo con todas mis fuerzas, intentando una y otra vez hacerlo a un lado. Sentía una enorme desesperación a medida que el peso del espejo seguía aplastándome. En cierto momento, concentré toda mi atención y toda mi energía en mover el peso y grité «tengo la fuerza». Al instante, sentí una descarga de energía y levanté e hice a un lado el espejo.
En ese momento, me inundó una nueva y poderosa sensación de libertad y de movilidad. Me sentía ligero como una pluma y capaz de ir donde quisiera. Por primera vez en mi vida, sentí una libertad y un control absolutos. Era capaz de moverme, percibir y comprender todo a una velocidad increíble. Supe que había abierto la puerta a nuevos niveles de posibilidades y de crecimiento personal.
Cada temor y cada límite que experimentamos es una oportunidad para aprender y evolucionar. Reconocer esto nos ayuda a afrontar cada nuevo desafío.


Creencias

Aunque parezca increíble, no necesita creer en las experiencias extracorporales. Innumerables personas de todo el mundo informan de experiencias extracorporales espontáneas. Muchas de estas personas no tenían un conocimiento previo de los viajes extracorporales ni creían en ellos.
Cuando hace más de veinte años oí hablar por primera vez de este extraño fenómeno, no creí que las experiencias extracorporales existieran en realidad. Pensaba que lo que llamaban viaje astral era un engaño singular, una experiencia inducida por las drogas o algún tipo de sueño lúcido. Un poco por curiosidad, decidí investigar estos extraños informes. No fue necesario creer. Más bien, la curiosidad fue mi mejor recurso al investigar esta singular forma de exploración.


Condicionamiento y adoctrinamiento

Desde que nacemos, cada uno de nosotros recibe un poderoso condicionamiento por parte de nuestra sociedad y nuestra cultura. Nos han enseñado a aceptar que somos criaturas físicas: mamíferos con mente.
Este adoctrinamiento físico es, en gran parte, el resultado de una conclusión no rebatida que se transmite de una generación a otra: dado que nos sentimos y nos vemos como seres físicos, es natural que pensemos que somos nuestros cuerpos. Con base en las percepciones físicas, esta parece una conclusión racional. ¿Qué otra cosa podríamos ser?
A medida que crecemos, escuchamos una y otra vez que somos criaturas físicas. La familia, los amigos, los medios de comunicación y la sociedad en general refuerzan esta conclusión todos los días de nuestra vida. Luego, nos enseñan algunos conceptos no físicos, generalmente creencias religiosas. Recibimos estos conceptos no físicos en forma muy ambigua. Casi todas las religiones nos enseñan que poseemos un alma o espíritu: una forma de energía invisible e indescriptible. Nos indican que debemos creer en este concepto misterioso sin preguntas, pero no nos dan nada como evidencia: ningún hecho, ninguna lógica. Nos piden que tengamos fe, pero las respuestas están en las manos de Dios. Los líderes religiosos quieren que aceptemos que no tenemos elementos para obtener por nosotros mismos las respuestas a los misterios de nuestra existencia y de la vida en general.
El resultado final es un adoctrinamiento masivo por partida doble. Primero nos enseñan que somos mamíferos con mente; después nos enseñan que somos criaturas de Dios sin capacidad para obtener respuesta alguna por nosotros mismos.
El problema de estas conclusiones es que están totalmente basadas en la limitada capacidad de nuestros sentidos físicos. Como cualquier físico podría explicar, sólo vemos una pequeña fracción de la energía que nos rodea. Si basamos todo nuestro concepto de la realidad en las percepciones físicas, llegaremos a conclusiones incompletas, no sólo de nosotros mismos, sino de todo lo que nos rodea. Un ejemplo clásico es la antigua percepción de que la Tierra era el centro del universo. Durante miles de años, para todos era evidente que el Sol giraba alrededor de la Tierra. En épocas más recientes, nos enseñaron que el átomo estaba formado por pequeñas partículas que giraban en armonía alrededor de un núcleo sólido y estable. En la actualidad, según la mecánica cuántica, esta imagen limpia y ordenada de la realidad subatómica es imprecisa e incompleta.
Una de las conclusiones que actualmente se enseñan en las escuelas de todo el mundo es la suposición de que el cerebro biológico es el origen de la consciencia. La ciencia médica concluyó hace mucho tiempo que el cerebro es el origen obvio de la consciencia. ¿Qué otra cosa podría serlo? Sin embargo, actualmente millones de experiencias cercanas a la muerte y extracorporales ofrecen una clara evidencia de que nuestro estado de consciencia continúa incluso cuando nos separamos de nuestro cuerpo físico. El primer paso para liberarnos de un condicionamiento es reconocer su existencia. De ahora en adelante, comience a poner atención a las numerosas suposiciones y conclusiones que forman su vida. Por ejemplo, escuche todos los planteamientos relacionados con usted y con lo que hay a su alrededor como elementos físicos: mi cabello, tu piel, sus brazos, sus piernas. Esto tal vez parezca trivial, pero todos los días escuchamos estas palabras muchas veces. Todas ellas contribuyen a condicionarnos en este concepto del yo. En hipnosis esto se denomina sugestión. Está comprobado que las sugestiones que se repiten todos los días durante un cierto tiempo generan un condicionamiento muy eficaz en nuestras mentes.
Cada año, millones de personas son condicionadas mediante sugerencias hipnóticas a fin de alterar sus hábitos o sus patrones de conducta diarios, a veces en tan sólo una o dos sesiones. Durante décadas, la sugestión se ha empleado con éxito para dejar de fumar o modificar los hábitos alimenticios. Si la mente humana puede condicionarse en una hora para cambiar una costumbre de toda la vida, como fumar o comer en exceso, imagine lo poderoso que puede ser el condicionamiento social.
De hecho, la referencia constante a nosotros como criaturas físicas moldea la imagen que tenemos de nosotros mismos hasta que llegamos a aceptar esa suposición como una realidad. Y más todavía cuando los científicos y los médicos refuerzan una y otra vez la misma suposición. El resultado es claro: aceptamos la imagen de que en realidad somos criaturas físicas. Sin lugar a dudas, esta es la falsedad más grande que domina a nuestra especie. El cuerpo físico es sólo un vehículo biológico temporal que utilizamos para expresarnos en un ambiente denso. Esta es la razón principal de que los millones de personas que han tenido experiencias cercanas a la muerte y extracorporales hayan cambiado tanto con tales experiencias. Por primera vez, descubren (no creen ni esperan) que son seres espirituales que habitan un vehículo físico temporal. Es difícil comunicar sólo con palabras una idea tan poderosa, que puede cambiar nuestra vida. Piense por un momento en que su concepto del yo cambia en forma radical e instantánea para siempre. Muchas personas no mencionan estas experiencias simplemente porque van mucho más allá de los conceptos físicos actualmente aceptados.
Estoy convencido de que el propósito implícito de las experiencias cercanas a la muerte o extracorporales es proporcionarnos una visión de nuestra naturaleza espiritual.
Sólo experimentando nuestro yo no físico superamos totalmente la restrictiva influencia de nuestro adoctrinamiento físico y social. Sólo saliendo de nuestros límites densos y físicos podemos conocer la verdad de nosotros mismos y de nuestro universo.


ANATOMÍA DE UNA EXPERIENCIA EXTRACORPORAL

A menudo, las experiencias extracorporales presentan elementos únicos, pero al mismo tiempo hay varias etapas que son comunes para todos. Las siguientes son las que se mencionan con más frecuencia.

1. Etapa vibratoria. En esta etapa, fluyen vibraciones energéticas por todo el cuerpo. A menudo están acompañadas por zumbidos, murmullos o sonidos atronadores y, en ocasiones, aturdimiento y catalepsia (incapacidad para moverse). Es enorme la variación y la intensidad de las vibraciones que se mencionan; van desde tenues y tranquilizadoras hasta muy intensas. Durante la etapa vibratoria, la consciencia pasa a nuestro cuerpo energético no físico. Las vibraciones y los sonidos (las señales internas) no son sucesos físicos, como algunos creen, sino el reconocimiento consciente de nuestro cuerpo de frecuencia superior al separarse (desfasarse) de nuestro cuerpo físico.
2. Etapa de separación. El cuerpo energético sutil se separa del cuerpo físico, generalmente se percibe una sensación singular de elevarse, flotar o desprenderse de lo físico. Después de completar la separación, disminuyen inmediatamente las vibraciones y los sonidos.
3. Etapa de exploración. Una vez que nos alejamos del cuerpo físico y somos conscientes independientemente de él, podemos comenzar a explorar el ambiente no físico. A menudo, el cuerpo energético se experimenta como un duplicado del cuerpo físico, pero con una frecuencia de energía superior. Debido a su estructura sutil, el cuerpo energético es muy sensible a los pensamientos. Los métodos de desplazamiento que podemos usar son ilimitados; podemos caminar, correr, volar o flotar. Para explorar, debemos concentrar nuestra atención en el ambiente y en el nuevo cuerpo energético que experimentamos.
4. Etapa de reingreso. El reingreso, la reintegración del cuerpo energético sutil y el cuerpo físico, ocurre en forma automática con sólo pensar en el cuerpo físico. A veces, la reintegración de los dos cuerpos está acompañada por vibraciones temporales, aturdimiento y catalepsia. Estas sensaciones desaparecen con rapidez, a medida que nos reunimos y nos sincronizamos con nuestro cuerpo físico.


CUATRO PASOS HACIA EL ÉXITO

El primer paso para lograr una exitosa experiencia extracorporal controlada por usted mismo, es mantener la tranquilidad mental y emocional cuando comience a advertir cualquier movimiento o cambio en su consciencia. Su capacidad de mantener la calma es fundamental para obtener y conservar el control durante la experiencia extracorporal. Las sensaciones iniciales resultan sorprendentes para los principiantes. Sobre todo, cuando no están preparados para la experiencia. Muchas veces, las intensas sensaciones y sonidos que pueden ocurrir antes y durante la separación provocan una fuerte emoción. Algunas personas se emocionan o se sorprenden tanto con estas sensaciones y estos sonidos internos, que piensan inmediatamente en su cuerpo físico. Esto provoca un «reingreso» instantáneo. La clave es aceptar de buen grado las vibraciones y los sonidos extraños, y mantenerse lo más tranquilo posible.
El segundo paso es acostumbrarse a un control automático. Cuando perciba sensaciones y sonidos asociados con la exploración extracorporal, comience a estimularlos para que se extiendan por todo su ser. Por ejemplo, si percibe un zumbido o una vibración singular, concéntrese para que esa percepción se extienda. Concentre toda su atención en disfrutar la nueva frecuencia vibratoria superior. Después, estimule mentalmente las sensaciones vibratorias o los sonidos hasta sumergir todo su ser en ellos.
El tercer paso es alejarse de su cuerpo físico. Esto se consigue con facilidad mediante un diálogo interno mental o verbal que lo dirija y lo mantenga alejado de su cuerpo físico. Por ejemplo, diga «me elevo flotando...» o «me siento cada vez más ligero...» o «voy al salón (al patio, a la puerta o a cualquier lugar lejos de su cuerpo)». Cualquier frase que lo dirija y lo separe de su cuerpo físico servirá. Recuerde que no debe pensar ni mencionar su cuerpo físico de ningún modo. Incluso los pensamientos aleatorios dirigidos a su cuerpo físico pueden provocar un regreso abrupto.
El cuarto paso es mantener su atención completamente alejada de su cuerpo físico. El modo más fácil que conseguirlo es olvidar temporalmente su cuerpo e integrarse por completo al nuevo ambiente que experimenta. El éxito y la duración de su experiencia extracorporal dependerán absolutamente de su concentración. Los pensamientos y las sensaciones relacionadas con su cuerpo físico lo devolverán a él inmediatamente.
Recuerde que somos seres no físicos, que habitamos temporalmente un vehículo de carne y huesos. La capacidad de controlar nuestras experiencias extracorporales es una parte natural de nuestro desarrollo personal. Cada experiencia es una emocionante aventura de descubrimiento. De hecho, exploramos y volvemos a descubrir nuestra identidad y nuestro verdadero hogar.


RECONOCIMIENTO Y RESPUESTA AL ESTADO VIBRATORIO

Las vibraciones y los sonidos internos indican que se acerca una experiencia no física. Estas vibraciones comienzan en la nuca y se extienden con rapidez por todo el cuerpo. A menudo se percibe también una especie de aturdimiento y un zumbido o murmullo.
De acuerdo con un amplio estudio extracorporal efectuado en Estados Unidos por el Dr. Stuart Twemlow en 1979, el 55 por ciento de los 339 participantes mencionó percibir una «sensación de energía». Además, el 50 por ciento declaró haber sentido vibraciones en su cuerpo y el 38 por ciento dijo que había escuchado ruidos en las etapas iniciales de su experiencia. Los ruidos mencionados con mayor frecuencia fueron zumbidos (29 por ciento), trueno (19 por ciento) y música o cantos (16 por ciento).
Al principio, es útil percibir cualquier señal interna que experimente durante el sueño o despierto. Ponga mucha atención a las sensaciones o sonidos vibratorios extraños, incluso si son muy sutiles. Muchas personas experimentan las sensaciones y los sonidos, pero los descartan como un fenómeno físico relacionado con el sueño.
El modo en que usted reconozca y responda a esas sensaciones y sonidos determinará, en muchas ocasiones, cómo va a resultar su proceso de separación. Algunas personas se impresionan tanto con las sensaciones y los sonidos que piensan en su cuerpo físico. Esto hace que vuelvan a él inmediatamente. Reaccionar en forma positiva a las sensaciones y sonidos iniciales le ayudará a aprovechar todas las oportunidades de separarse de su cuerpo físico. Cuando más enterado y preparado se encuentre, más probable será su éxito. Reconocer y responder al estado vibratorio es un paso importante de su preparación. La lista siguiente le será de utilidad para identificar las señales internas relacionadas con las fases iniciales de la experiencia extracorporal.

·              Zumbidos, murmullos o sonidos atronadores.
·              Hormigueo o sensaciones energéticas extrañas.
·              Voces, risas o escuchar su nombre en voz alta.
·              Pesadez o aprensión.
·              Aturdimiento o parálisis en alguna parte del cuerpo.
·              Ingravidez o ligereza.
·             Vibraciones internas fuera de lo normal.
·              Sensaciones energéticas similares a una corriente eléctrica.
·             Pasos u otros sonidos indicadores de la presencia de otra persona.
·             Sensación interna de mecerse, girar o realizar algún otro movimiento.
·             Elevación de brazos o piernas mientras duerme.
·             Descargas energéticas en el cuerpo.
·             Ruidos fuera de lo normal: viento, un motor, música, campanas, etc.

En la actualidad, son varias las teorías sobre la causa y la naturaleza de las vibraciones asociadas con las experiencias extracorporales. Con base en mi propia experiencia, creo que las vibraciones son el resultado directo de que el cuerpo no físico de frecuencia superior se separe del cuerpo físico. He llegado a esta conclusión porque la intensidad de las vibraciones disminuye inmediatamente después de obtener una separación completa y a menudo, el modo en que respondamos a estas vibraciones iniciales determinará la eficacia con que nos separemos del cuerpo físico. A continuación doy algunos lineamientos básicos para responder al estado vibratorio.

1. Mantenga la calma. Las vibraciones, los sonidos, el adormecimiento y la catalepsia son una experiencia normal.
2. Permita y estimule la dispersión de las vibraciones por todo su cuerpo. Recuerde que no debe moverse ni pensar en su cuerpo físico; cualquier movimiento físico terminará con el proceso vibratorio.
3. Mientras permite que se extiendan las vibraciones, imagínese a sí mismo alejándose de su cuerpo físico hacia otra área de su casa. Esta visualización mejora si se instruye con un pensamiento repetitivo: «ahora voy hacia la puerta (o cualquier otro lugar lejos de su cuerpo)».
4. Después de la separación completa, las vibraciones disminuyen inmediatamente. En este punto, es importante concentrar y mantener toda su atención lejos del cuerpo físico.

Una de las claves para controlar la exploración extracorporal es el conocimiento sobre el estado vibratorio, a fin de reconocerlo y responder a él en forma positiva. Durante el primer año de mis experiencias extracorporales, me impresionaba y me atemorizaba la intensidad del estado vibratorio. En los años setenta, existía poca información sobre el tema, y los libros que había, apenas mencionaban la cuestión de las vibraciones y los sonidos.
Después de experimentar una y otra vez las vibraciones y los zumbidos mientras dormía, mientras soñaba y al aplicar las técnicas extracorporales, comencé a comprender que esas vibraciones eran el preludio natural de una experiencia extracorporal. Estas singulares vibraciones eran los mejores indicios de que estaba preparado para separarme de mi cuerpo. Después de varias experiencias, comencé a disfrutar las vibraciones e incluso las esperaba. Ahora comprendo que mi actitud hacia el estado vibratorio afectaba en forma significativa mi capacidad para iniciar y controlar mis experiencias extracorporales. Cuando mi ansiedad acerca de las vibraciones se convirtió en anticipación, mi capacidad aumentó en forma notable. Por fin, llegué a un punto donde el estado vibratorio era un amigo apreciado que señalaba el comienzo de una emocionante aventura.
Después de más de un año de lucha, al fin me sentí cómodo con todo el proceso. A partir de ese momento, cada vez que sentía o escuchaba sonidos, vibraciones, voces internas o cualquier otra sensación energética fuera de lo normal, me concentraba en extender las vibraciones o los sonidos. Luego, me imaginaba alejándome de mi cuerpo físico hacia la puerta de la habitación.
Esta combinación tuvo un éxito notable. Comencé a reconocer las vibraciones y los sonidos mientras dormía, soñaba y meditaba. La intensidad de las vibraciones variaba; en ocasiones eran sutiles, otras veces eran atronadoras. Si experimentaba vibraciones leves, podía concentrarme en ellas para ampliarlas y extenderlas por todo mi cuerpo. Por ejemplo, en una ocasión desperté a medianoche con una ligera vibración en la nuca. Cerré los ojos, completamente relajado, y me concentré en la vibración, estimulando la sensación para que se extendiera por todo mi cuerpo. Poco a poco, las sensaciones recorrieron mi espina dorsal y se dispersaron por mi tronco y mis extremidades. Después de varios minutos, las vibraciones alcanzaron su máximo nivel y yo me dispuse a participar en la experiencia extracorporal imaginando que me acercaba a la puerta. En segundos, estaba en pie junto a la puerta, preparado para explorar.
Este proceso es completamente natural y se disfruta mucho cuando uno se acostumbra a él. Además, cuando se controla y se comprende el estado vibratorio, aumenta nuestra capacidad para aprovechar todas las oportunidades de realizar una exploración extracorporal.


EL ESTADO HIPNAGÓGICO

Todos los días experimentamos un estado de consciencia similar a un crepúsculo entre el sueño y la vigilia. Ese estado de transición es lo que se conoce como estado hipnagógico. Normalmente experimentamos este estado poco antes de que el sueño nos venza.
Similar a la hipnosis, el estado hipnagógico es un estado de consciencia muy creativo en el que nuestra imaginación es muy clara, como una película que se proyectase en nuestra mente. Mientras estamos en él, tenemos la capacidad de ejercer cierto grado de control consciente y podemos usar nuestra imaginación para propósitos específicos. Para muchas personas, este estado es un excelente trampolín hacia las experiencias extracorporales.
Los artistas y los inventores han utilizado desde siempre el estado hipnagógico para estimular su trabajo. Por ejemplo, las siestas diarias de Thomas Edison son muy conocidas, incluso desarrolló una técnica para mantener su estado hipnagógico mientras trabajaba en sus numerosos inventos. Sentado en su silla favorita, utilizaba una forma de meditación y relajación para entrar en el estado hipnagógico. A fin de controlar este delicado estado entre el sueño y la vigilia, Edison sostenía algunas bolas de cojinete en su mano cerrada, hacia abajo, con su brazo apoyado en el sillón. Debajo de su mano colocaba un tazón de metal. Si se quedaba dormido, se le abría mano y las bolas de acero caían en el tazón metálico y lo despertaban. Al parecer repetía esta técnica hasta obtener la inspiración o la información que buscaba.
Dado que el estado hipnagógico es muy similar a la hipnosis profunda, se puede usar eficazmente a fin de programarnos para una experiencia extracorporal inmediata o futura. A partir de ahora, mientras se duerme o se despierta, comience a observar el estado de transición por el que pasa cada noche. Para muchas personas, esto se hace muy evidente en los últimos minutos de consciencia, cuando están a punto de dormirse. La técnica siguiente puede usarse en el momento de dormirse o al despertar.
Comience por reconocer en forma consciente el estado hipnagógico justo antes de quedarse dormido. Para aumentar su consciencia en este estado, es útil formular una petición o meta en forma verbal o por escrito: «me mantengo consciente mientras me quedo dormido».
Mientras lo vence el sueño, concentre toda su atención en las imágenes mentales que perciba.
Comience a ordenar y controlar en forma consciente las cambiantes imágenes y escenas mentales que aparezcan. Imagínese que entra y sale flotando de su cuerpo. Puede visualizar un globo, un avión o un ascensor que sube o verse a sí mismo como una nube flotante. Cualquier cosa que pueda imaginar con facilidad funcionará. Déjese llevar por las sensaciones y las imágenes de su mente; diviértase con la visualización y deje volar su imaginación.
Mientras se concentra en la imagen interna, repita para sí: «estoy fuera del cuerpo».
El resultado de esta técnica es idéntico a otros métodos extracorporales. Puede quedarse dormido, consciente del estado vibratorio o despertar flotando sobre su cuerpo. Lo importante es conservar la calma y el control, al igual que mantener la atención lejos de su cuerpo físico.
A primera vista, esta técnica puede parecer difícil, pero en la práctica, sólo es cuestión de mantener la consciencia mientras nos quedamos dormidos. Lo único que limita nuestra capacidad natural para reconocer y dirigir nuestra consciencia son las ideas preconcebidas. Muchos de nosotros nunca hemos intentado ampliar nuestra consciencia más allá de lo que conocemos; cuando se acerca el sueño, simplemente nos entregamos a sus sensaciones y perdemos la consciencia lentamente. Espero que, de ahora en adelante, mientras lo vence el sueño, considere el proceso de «quedarse dormido» de otro modo. A medida que experimente el estado hipnagógico, comprenderá que es preferible que dirija su atención, en lugar de dejar que su mente caiga en la inconsciencia. Además, cuando usted comience a fijarse en las imágenes que percibe, comprenderá cosas interesantes de sí mismo: sus motivaciones, sus pasiones, sus temores y sus habilidades. Cuando se reconoce y se utiliza en forma adecuada, el estado hipnagógico es un elemento poderoso y creativo que nos permite ampliar nuestras percepciones más allá de los límites físicos. Del mismo modo que Edison utilizó este estado de consciencia con el fin de obtener inspiración para sus numerosos inventos, nosotros podemos usarlo para ampliar nuestra consciencia más allá de lo físico.
La visualización siguiente es eficaz en forma individual o en grupo. En mis clases, la utilizo a menudo como relajación y preparación antes de una técnica extracorporal.


Técnica preparatoria

Respire profundamente varias veces y relájese. Cierre los ojos y comience a imaginar que un haz de energía líquida, blanca y brillante penetra por la parte alta de su cabeza, que se ha abierto. El líquido se siente cálido y sedante mientras penetra en su cabeza y recorre su frente, sus ojos y su boca. Relájese por completo y sienta cómo todas sus tensiones se liberan en el cálido líquido resplandeciente. Sienta que el líquido absorbe sus tensiones y sus temores. Concéntrese en sentir el líquido mientras baja por su garganta. Capte el calor de esta energía mientras fluye por su corazón, por su espalda y se extiende por todo su cuerpo. Sienta cómo absorbe su tensión, sus temores, su dolor y sus límites a medida que llega a cada parte de su cuerpo, de sus brazos y de sus piernas. Sienta todo su cuerpo llenarse con esta maravillosa energía blanca y líquida. Perciba cómo todas las células, todos los tejidos y todos los órganos se sumergen en este cálido líquido.
Ahora sienta cómo la energía se vuelve más cálida. Perciba sus vibraciones y sienta cómo se convierte en una esponja líquida. Sienta cómo comienza a atraer y a absorber sus vibraciones negativas. Capte cómo absorbe sus sentimientos de temor y enfado; cómo absorbe todo aquello que limita a su cuerpo. Sienta cómo todos sus temores, ansiedades, límites y enojos se sumergen en esta cálida energía líquida y vibrante. Sienta cómo atrae las vibraciones negativas de su cuerpo, de sus emociones y de su mente. Percíbala en todos los niveles de su ser.
Observe y sienta cómo el cálido líquido brillante comienza a oscurecerse cuando absorbe todas sus vibraciones negativas. Sienta todas las células, los tejidos y los sistemas energéticos de su cuerpo liberar sus impurezas, sus elementos negativos, sus límites y sus temores. Presencie cómo desaparecen todas sus vibraciones negativas en este cálido líquido blanco que fluye por usted. Sienta cómo ocurre esto en todos los niveles de su ser. Vea cómo caen sus murallas emocionales. Perciba cómo los lazos que lo unen con su ego y su cuerpo comienzan a liberarse en esta cálida energía líquida.
Observe cómo el líquido se vuelve cada vez más oscuro mientras las energías negativas se disuelven en él. Sienta cómo atrae las impurezas de su cuerpo, de sus emociones y de su mente. Presencie cómo todas ellas se desvanecen en el líquido.
Ahora visualice válvulas en sus talones y en las palmas de sus manos. Ábralas lentamente y deje que el líquido oscuro salga de su cuerpo. Sienta cómo abandonan su cuerpo todas las emociones negativas: sus temores y sus límites. Perciba con intensidad cómo las emociones y las vibraciones se escurren de su cuerpo.
Sienta cómo a medida que se eliminan las energías y los pensamientos negativos se limpian todas las partes de su ser interior, de su yo. Vea y capte con la mayor claridad posible cómo los temores, los límites y las energías negativas salen de su cuerpo físico, emocional e intelectual, fluyendo por sus talones y sus manos.
Vea con claridad cómo se van de su cuerpo todas sus ansiedades, límites y vínculos. Sienta qué bueno es purificarse de sus energías negativas. Nunca antes había experimentado una limpieza interior y se siente totalmente fresco y puro. Se siente ligero como una pluma, libre de los límites y de las ideas negativas que lo atan a la materia.
Reconozca internamente que su cuerpo físico, emocional e intelectual está limpio para siempre de toda energía negativa. Sienta la fuerza pura de esta limpieza mientras su cuerpo y su mente se vuelven a llenar de energía y se purifican de los elementos negativos, los límites y los temores. Disfrute la certeza de que la energía negativa ha desaparecido para siempre.
En lo profundo de su ser sienta cómo aumenta su frecuencia vibratoria, disfrute lo ligero y volátil que es usted. Deje que lo inunde la alegría de su nueva vibración superior, de un yo mejor. Relájese y disfrute de sus vibraciones más finas mientras se siente cada vez más ligero. Perciba cómo flota, sin esfuerzo, tan ligero como una nube, mientras se aleja de su cuerpo.


SEPARACIÓN

Gran parte de la literatura actual sobre las experiencias extracorporales indica que flotamos o nos elevamos de nuestros cuerpos de una forma más bien mágica. Con base en mi experiencia y la información procedente de más de doscientas personas, considero que esta percepción es inadecuada. Es bastante común entrar al estado vibratorio sin separarse del cuerpo. Esto llega a sucederles incluso a los exploradores extracorporales más experimentados. Se desconoce por qué, durante la fase vibratoria, en ocasiones no nos separamos del cuerpo físico. Pueden mencionarse diversas razones: vínculos energéticos o psicológicos con lo físico; temores; desequilibrio vibratorio; o simplemente falta de información sobre el modo de reaccionar ante dicha experiencia. Me parece que esta última es la razón más común.
Para resolver esta situación puede hacer varias cosas. Primero, concentre y mantenga sus ideas y su imaginación en la sensación de alejarse de su cuerpo.. Segundo, si es necesario, pida desprenderse por completo de lo físico; por ejemplo diga: «voy hacia la puerta». Tercero, si fracasa lo anterior, simplemente diga: «pido ayuda para abandonar mi cuerpo». Cuando solicite ayuda, es importante que esté totalmente dispuesto a recibir lo que solicita.
La separación y el estado vibratorio son fundamentales y merecen más énfasis que el que en la actualidad les conceden los parapsicólogos y escritores de estos temas. Por su importancia, no deben pasarse por alto.


MÉTODOS DE SEPARACIÓN

1. Flotar y alejarse. Dado que, físicamente hablando, el cuerpo energético interior no tiene peso, es bastante fácil flotar y alejarse del cuerpo físico. Este método de separación es el que se usa con más frecuencia. La clave es concentrarse en la sensación de flotar para soltarse y alejarse del cuerpo.
2. Sentarse y alejarse. Este método es similar a la técnica de flotar, excepto en que sencillamente nos sentamos y nos alejamos de nuestro cuerpo físico. Es el método que generalmente utilicé durante mis primeros diez años de experiencias extracorporales. Debido a las condiciones casi físicas de este método, por lo general es más fácil de controlar que el método de flotar o el directo. A menudo, un estado vibratorio anuncia este tipo de separación. Me parece que el alejamiento relativamente lento del cuerpo físico que se experimenta con este método es lo que crea las intensas vibraciones y los sonidos mencionados.
3. Rodar y salir. Este método es muy eficaz. Después de reconocer el estado vibratorio, usted simplemente rueda hacia un lado. Aunque parezca extraño, es divertido. Varias personas me han contado que se alejan rodando de la cama y caen al suelo desternillándose de risa. Muchas personas emplean este método con eficacia; el autor Robert Monroe declara en su libro Far Journeys que usa a menudo esta técnica cuando se separa de su primer cuerpo energético y pasa a la segunda forma.
4. Pedir la separación. Cuando usted entra en el estado vibratorio, simplemente pide separarse: «ahora me separo» o «avanzo hacia la habitación contigua». Cualquier petición firme para alejarse de su cuerpo físico funcionará. Cómo sucede con todas las solicitudes no físicas, exprese su demanda con firmeza a fin de conseguir una acción inmediata. Recuerde siempre que debe mantener toda su atención lejos de su cuerpo físico; cualquier pensamiento o palabra relacionados con su cuerpo lo devolverán a él inmediatamente.
5. Tirar de sí mismo hacia fuera. Esto se consigue estirando su brazo no físico y tomando cualquier objeto grande, para después tirar el resto de su yo energético sacándolo de su cuerpo físico. Lo interesante de este método es que usted identifica con rapidez que su cuerpo energético interior no comparte los límites de su cuerpo físico. En otras palabras, nuestro cuerpo energético tiene la capacidad de apegarse a nuestros pensamientos. Descubrí esto por accidente hace diez años cuando entré en el estado vibratorio mientras dormía en una cama con dosel. Al estirar mi brazo frente a mi, de repente decidí estirarme para tomar la parte superior de la cama. Para mi sorpresa, mi brazo se estiro más de un metro y medio y tocó el dosel. En ese punto, tiré de mi cuerpo no físico sacándolo de mi cuerpo físico. Al ponerme de pie, contemplé mi mano; había recuperado su tamaño normal. Sorprendido, comprendí que la forma de mi brazo no físico dependía totalmente de mis ideas. Es importante comprender esto, porque nos permite ampliar nuestra capacidad en varias formas creativas.
6. Método directo. Esta técnica, denominada proyección directa o instantánea, es más avanzada que las otras: usted se encuentra con plena consciencia en un ambiente completamente nuevo. Si no está preparado, la transición repentina de estar acostado en una cama y aparecer de pie o flotando en un lugar diferente es impresionante. En general, la sensación de movimiento no existe o es mínima. Usted se despierta en un lugar o un ambiente nuevo por completo. Este tipo de separación es el método preferido por muchos exploradores extracorporales experimentados.
7. Petición de ayuda. En ocasiones, por razones desconocidas, la separación se vuelve difícil. Hace varios años, encontré una manera simple de resolver la dificultad que tenía para separarme. Entré en el estado vibratorio y estaba preparado para elevarme, pero por alguna razón mi cuerpo energético se sentía atrapado y pesado. En mi desesperación, levanté el brazo y pedí ayuda en voz alta. A los pocos segundos, sentí que una mano me tomaba y me sacaba de mi cuerpo. La mano era sorprendentemente sólida y real. Cuando abandoné mi cuerpo físico, miré inmediatamente a mi alrededor, pero no vi a nadie.

En mis talleres, varias personas me han contado casos similares. Por esto y por otras evidencias, creo que probablemente cada vez que tenemos una experiencia extracorporal completamente consciente, alguien cercano a nosotros observa nuestro avance. Este observador, ya sea un guía, un amigo o un ser querido, está listo para ayudar en caso de necesidad. Estoy seguro de que contamos con ayuda en todo momento, pero debemos pedirla. Sin dicha petición, el amigo o guía espiritual no va a interferir. También creo que los guías permanecen invisibles porque saben que su presencia visible alteraría nuestro progreso natural. Ahora, mirando hacia atrás, quisiera haber pedido ayuda con más frecuencia. Probablemente habría avanzado más rápido, y lo que es más importante, hubiera agradecido el hecho de saber que no estamos solos durante nuestras exploraciones. Cuando uno sabe que cuenta con ayuda cuando la solicita surge una inconfundible sensación de comodidad y seguridad. Este conocimiento nos ayuda a afrontar el temor o la ansiedad que podríamos experimentar al explorar un nuevo ambiente energético.


LA ACCIÓN

Si observa su vida, ¿alguna vez lo ha acercado a una meta el dejar las cosas para después? ¿La falta de acción le ha hecho lograr más éxito, más satisfacciones o más desarrollo personal?
Todos somos criaturas de hábitos. Repetimos las ideas y las acciones conocidas porque nos resultan familiares, confiables y seguras. Simplemente seguimos la ruta de menor resistencia. Para muchos de nosotros, la tendencia a seguir igual que somos se ha convertido en el elemento central de nuestras costumbres y de nuestra vida.
Muchos consideramos el cambio -cualquier cambio como una experiencia negativa. Sospechamos de los cambios y los vemos como una amenaza para nuestras creencias y nuestros esquemas establecidos. El resultado es que continuamos con nuestros hábitos de falta de acción.
En algún momento, debemos preguntarnos si estamos completamente satisfechos viviendo todo el tiempo con las mismas ideas y acciones acostumbradas. ¿Le complace aceptar ciegamente, sin ninguna comprobación, las ideas y las convicciones que prevalecen en su sociedad? ¿En verdad está satisfecho aceptando las creencias, la esperanza y la fe, en lugar de la experiencia y el conocimiento personal?
Formúlese esta pregunta: ¿en qué creería usted si hubiera nacido en Irán o en Irak? ¿Qué convicciones y qué conclusiones sociales y religiosas tendría? ¿Por qué creencias moriría?
Si usted quiere respuestas a los misterios de su vida, el momento de actuar es ahora. La exploración extracorporal le puede ofrecer las respuestas que busca.



Capítulo 6

Técnicas de exploración



La genialidad es la facultad de percibir las cosas de una forma no usual.

WILLIAM JAMES



En la actualidad, millones de personas están descubriendo las técnicas que se utilizan para conseguir la exploración extracorporal. Es asombrosa la diversidad de métodos disponibles. Históricamente, prácticamente todos los grupos religiosos y las órdenes místicas han desarrollado un sistema o un método para explorar más allá de los límites de la materia. Muchas de estas perlas de sabiduría han permanecido envueltas en el misterio durante miles de años, cubiertas por las trampas de los rituales religiosos. Por ejemplo, el Libro Tibetano de los Muertos proporciona enseñanzas y guía sobre un antiguo método extracorporal, pero debido a que la técnica se trasmitía en extensas ceremonias religiosas que duraban varios días, al igual que muchas otras técnicas antiguas, ha permanecido oculta durante siglos.
Para simplificar este confuso y a veces malinterpretado cuerpo de información, he dividido las técnicas extracorporales en cinco categorías: visualización, conversión de los sueños, afirmaciones, hipnosis y sonido. Los métodos que se analizan aquí han demostrado ser muy eficaces y fáciles de aprender.
Presento primero las técnicas de visualización por su facilidad y su popularidad. Muchas personas han descubierto que las técnicas de visualización son un medio natural para iniciar su primera experiencia extracorporal. Después que seleccione una técnica, repítala a diario al menos durante treinta días. El compromiso, el deseo y el esfuerzo que usted aporte será lo que determine el resultado de su experiencia.
Recuerde siempre que la mejor manera de abordar una exploración extracorporal es mantener una actitud festiva. Diviértase con estas técnicas y disfrute el resultado.


LA ELECCIÓN DE UNA TÉCNICA

Una de las decisiones más importantes es la elección de la técnica en la que nos vamos a concentrar. En general, si usted visualiza bien, concéntrese en las técnicas de visualización. Seleccione la técnica que le resulte más cómoda y apéguese a ella.
Si le cuesta trabajo visualizar, intente concentrarse en las técnicas de afirmación. Aunque debe recordar que la técnica dirigida (una forma de visualización) ha comprobado su eficacia con muchas personas que dudaban de su capacidad para la visualización. Me parece que su eficiencia se debe a los «repasos» físicos que se repiten hasta que comienza a aparecer la imagen interna. A muchas personas les resulta más fácil visualizar un objeto o un lugar de su casa que cualquier otra cosa.
No subestime su capacidad; cuando uno abre su mente suceden experiencias y percepciones nuevas. En muchas ocasiones durante mis talleres, alguien me dice que no puede visualizar en absoluto. Cuando dicha persona pide verbalmente esa capacidad y comienza a practicar con una mentalidad abierta, su capacidad natural para visualizar mejora rápidamente. Al elegir una técnica, recuerde que debe ser flexible y paciente.


LA VISUALIZACIÓN

Uno de los métodos más fáciles y eficaces para acceder a la exploración extracorporal es la visualización creativa. Todos poseemos la capacidad natural de imaginar en nuestra mente un objeto o un lugar. Lo hacemos todos los días en miles de formas diferentes. A casi nadie le cuesta imaginar un lugar para ir de vacaciones, un coche, una casa o una persona. Utilizar nuestra capacidad de visualización es fácil y natural.
Para ver lo fácil que es visualizar, pruebe lo siguiente.
Cierre los ojos y comience a imaginar su lugar favorito para ir de vacaciones. Elija un lugar que conozca bien. Relájese y comience a visualizar dicha zona con la mayor claridad posible. Comience por los árboles, los edificios, las personas -todos los pequeños detalles relacionados con sus vacaciones. Participe en ese escenario todo lo que pueda. Trate de sentir y de escuchar todas las sensaciones asociadas con su lugar favorito. Puede incluir personas, colores y sonidos.
Ahora lleve esta escena un poco más lejos e imagínese a sí mismo disfrutando de este paraíso. Vea y sienta con toda claridad un lugar físico concreto. Imagine todos los colores, los sonidos y las sensaciones asociados con esa ubicación. Comience a interactuar con las personas y el ambiente que contempla. Trate de usar todos sus sentidos; sumérjase en los sonidos, en el paisaje y en las sensaciones. Tómese el tiempo necesario para disfrutar de esta experiencia.
Las técnicas de visualización son fáciles y agradables si usted está tranquilo y elige concentrarse en lugares, personas u objetos que le agradan. Cualquier cosa que seleccione para concentrar su atención debe ser un objeto un lugar que exista en realidad. La clave de todos los métodos de visualización extracorporal es sumergirse mentalmente en un ambiente físico real. Cuanto más concentre su atención, más éxito tendrá.


La imaginación

La imaginación es ver anticipadamente las cosas bellas que llegarán a nuestra vida.

ALBERT EINSTEIN


Uno de los recursos más poderosos que tenemos en la exploración extracorporal es nuestra capacidad natural para usar la imaginación. Cuando se usa en forma creativa, la imaginación nos ayuda a alcanzar cualquier meta o deseo en el que nos concentremos. Esto se aprecia con claridad en todo lo que nos rodea. En relación con nuestras posesiones físicas, podemos descubrir algo sorprendente: alguna vez imaginamos en nuestra mente todo lo que poseemos -un automóvil, muebles, una casa, un estéreo, un televisor o incluso nuestras relaciones. Por ejemplo, cuando vea que se construye una casa, piense en las numerosas imaginaciones que participaron para crear la estructura. Primero, algunas personas comenzaron a imaginar un nuevo hogar; después compartieron sus ideas con otras personas. A continuación, un arquitecto vertió en un dibujo las ideas imaginadas. Después, un constructor hace realidad la casa. Con lentitud, la colaboración de varias imaginaciones y pensamientos integró una idea, un plano, una estructura y, finalmente, un hogar físico. Por supuesto, esto lo damos por hecho, y sólo vemos los resultados físicos de los pensamientos que nos rodean.
Sin embargo, cuando exploramos el interior no físico del universo, ocurre algo sorprendente: comenzamos a reconocer que nuestra imaginación y nuestros pensamientos afectan con intensidad las sutiles frecuencias energéticas de las dimensiones interiores. Comenzamos a comprender que nuestra imaginación es una poderosa fuerza creativa que moldea la energía invisible que nos rodea. Cuando estamos fuera del cuerpo, nuestros pensamientos y nuestra imaginación forman nuestro ambiente energético inmediato con una velocidad y una precisión increíbles. En un sentido muy real, nuestros pensamientos construyen la subestructura energética invisible de nuestra existencia física exterior.
Mientras vivimos en el mundo físico, sólo vemos una pequeña fracción de la realidad. Sólo observamos el resultado denso de nuestros pensamientos y acciones. A menudo, mientras nos concentramos en la supervivencia diaria y en la adquisición de objetos físicos no reconocemos la fuerza pura de nuestra imaginación y de nuestros pensamientos. Para muchas personas, el intervalo de tiempo entre la idea imaginada y el resultado físico es un camino largo y difícil. Rara vez observan o comprenden que ellos mismos han formado los sutiles moldes energéticos y las estructuras que terminarán por manifestarse en su ambiente físico.
Lo comprendamos o no, nuestra imaginación moldea la sutil energía que nos rodea. Con cada pensamiento, construimos nuestro futuro. Por ello la visualización creativa y el pensamiento positivo funcionan con tanta eficacia. Cuanto más concentremos nuestra imaginación, más rápido experimentaremos los resultados.
Este proceso creativo es de vital importancia para nuestra existencia. No es una teoría ni una creencia hipotética, sino una reacción energética observable y absoluta que ocurre sin cesar a nuestro alrededor. Practicando las técnicas que se explican en este libro podemos verificar esto personalmente. Esta reacción energética creativa trabaja en forma constante para moldear la energía sutil que nos rodea. Por ejemplo, el vidente que predice el futuro con exactitud es sólo un ser que percibe las energías invisibles que rodean a otra persona. Este proceso no es un suceso extraño o místico, como creen algunos, sino un simple reconocimiento de las formas energéticas sutiles. De hecho, todo el fenómeno de la percepción extrasensorial es en realidad el proceso natural de percibir la energía del pensamiento y las formas no físicas.
A medida que evolucionamos, reconocer esta reacción energética es cada vez más importante. Nuestra capacidad innata para estructurar nuestro ambiente energético y nuestra vida nos lleva más allá de los instintos animales, hacia nuevos reinos de creatividad y responsabilidad. El resultado final es que cada uno de nosotros se convierte en el artista creativo de su vida. Cada pensamiento y cada imagen mental concentrada se convierte en el molde creativo de nuestra realidad personal. En este punto, podemos comenzar a construir de manera consciente la realidad que pretendemos experimentar, mediante las formas de pensamiento que visualizamos y mantenemos en nuestra mente. En lugar de ser un débil resultado de nuestro entorno, comenzaremos a tomar el control de nuestra vida y nuestro destino. Finalmente reconoceremos que nuestra capacidad imaginativa es el único límite de nuestra habilidad creadora.
Una de las ventajas del método de visualización es la diversidad de posibilidades que genera. No hay límites, por lo que debe sentirse en libertad de desarrollar y usar sus propias técnicas. En general, todo lo que mantenga su interés y su atención alejados de su cuerpo físico es eficaz. Para muchos, visualizar a un amigo, a un ser querido o a su lugar favorito, produce resultados impresionantes. Por ejemplo, conozco un pintor de casas que induce sus experiencias extracorporales visualizándose trepando por una escalera y pintando su casa. Según él, la clave es imaginarse en un lugar físico específico mientras se queda dormido. Siente con el mayor detalle posible cómo asciende por la escalera hasta el tejado. Percibe con sus manos la textura de la escalera e incluso siente cómo se bambolea ligeramente a cada paso. Después se imagina pintando la casa con el mayor detalle posible. Igual que en todas las visualizaciones, su técnica es más eficaz cuando lo rodean las sensaciones y los sonidos asociados con la actividad que imagina.


Visualización simplificada

La clave de la exploración extracorporal es concentrarse y mantener toda la atención fuera del cuerpo físico, mientras se queda dormido. Una de las formas más fáciles de conseguir esto es concentrar toda su atención en una persona, un lugar o un objeto lejanos. Puede ser un ser amado, su lugar preferido para ir de vacaciones o un regalo con un significado especial para usted. Cualquier cosa que elija, debe ser un objeto real que conozca, no un lugar o una persona imaginarios. Seleccione el objeto o el lugar que sea más fácil visualizar y que signifique mucho para usted.
A muchas personas les sirve visualizar a un ser querido. Sólo imagine con el mayor detalle posible a la persona con quien quiere estar. Es útil involucrarse emocionalmente, por lo que debe elegir a una persona que aprecie. Escoja a alguien que conozca, no una relación fantástica. Concéntrese en la presencia de esa persona y siéntase junto a ella. Si lo prefiere, desarrolle algunas acciones en las que participe activamente.
Mantenga su visualización de esta persona el mayor tiempo posible, hasta que su cuerpo físico se relaje y se quede dormido. A medida que lo vence el sueño, es importante conservar una imagen detallada de la persona y el modo en que interactúa con usted. Mientras dormita, intente reforzar lo más posible su conexión emocional y visual con dicha persona.
Este método es una excelente visualización para el momento de acostarse. Recuerde, cuanto más se involucre emocionalmente, más eficaz será esta técnica. Diviértase y deje volar su imaginación.


Técnica dirigida

Su capacidad para concentrarse y mantener su consciencia lejos del cuerpo físico mejora si dirige toda su atención a un objeto o a un lugar específico. La técnica dirigida es un excelente ejercicio para que desarrolle esta habilidad.
Seleccione tres objetivos en su casa. Todos deben ser objetos físicos que pueda visualizar con relativa facilidad y no deben estar en la habitación que emplea normalmente para sus técnicas extracorporales.
Por ejemplo, puede seleccionar su silla favorita como primer objetivo. Después, un regalo que tenga un significado especial para usted. Por último, seleccione el objeto más estimulante en lo visual, como una pintura, una escultura o un objeto de cristal. Los tres objetivos deben estar en la misma habitación.
Después de seleccionar los objetivos, camine hasta cada uno de ellos y examínelos con detalle. Estudie cada uno desde diferentes perspectivas, percibiendo sus imperfecciones o irregularidades. Dedique tiempo a cada objeto, memorizando su aspecto y su textura. Tome consciencia de todos sus sentidos mientras camina, sobre todo de la vista y del tacto. Repita varias veces la observación hasta que recuerde con facilidad los mínimos detalles de cada objeto. Fíjese en todo: los colores, el peso, la densidad, los reflejos de la luz, la frialdad o la calidez. También sienta y memorice las sensaciones percibidas mientras va de un objetivo a otro. En otras palabras, sumérjase en la acción. Disfrute todo lo que perciba.
Esta técnica le ayuda a concentrar y mantener la atención lejos de su cuerpo físico mientras se queda dormido. Si es constante, los resultados serán notables. Para mejorar este ejercicio, dedíquele su tiempo y repítalo diariamente durante treinta días. Muestre interés y dedicación hacia cada objetivo. Esta técnica es magnífica para aumentar su concentración y su capacidad de visualización y sólo precisa unos veinte minutos.
Es importante elegir objetivos fáciles de visualizar. Muchas personas seleccionan artículos personales que poseen un atractivo sentimental. Una vez que elija algo, no cambie de opinión; la repetición de su visualización aumenta en forma notable su eficacia.
He preferido esta técnica desde que me topé con ella cuando comenzaba a visualizar objetos de la casa de mi madre. Estoy convencido de que funcionará en cualquier persona dispuesta a invertir tiempo y esfuerzo. La clave es seleccionar objetivos fáciles de visualizar y lo bastante interesantes para mantener su atención. Los artículos que se elaboran, como las pinturas, las esculturas, un arreglo de flores de seda o incluso un juego de cortinas, son objetivos muy eficaces. Conforme avance con esta técnica, puede aumentar la cantidad y la variedad de los objetivos que elija. Una vez que se sienta cómodo con pocos objetos, puede ampliar su visualización hasta incluir toda una habitación. Esta técnica es muy eficaz, pero depende de usted seguir los pasos. El tiempo que invierta le será ampliamente recompensado.
Además de los objetivos mencionados, puede considerar algunos de los objetos siguientes para concentrarse durante sus visualizaciones.

Sentido de la vista
Una silla, un sofá u otro mueble.
Cualquier objeto que usted visualice bien.
Un regalo o artículo personal que tenga un significado especial.
Un objeto o trabajo artesanal que usted mismo haya creado.
Una pintura, dibujo o retrato especial.

Sentido del tacto
Una tela con algún tipo de textura.
Un objeto o un mueble.
Una puerta, una alfombra, un interruptor de luz, una escultura o un pasamanos de madera.
Una joya, un cenicero, un candelero.
Cualquier objeto que tenga una forma o una textura singular.

Sentido del olfato
Un aromatizante de ambiente.
Flores frescas.
Jabones o lociones.
El perfume o la colonia de su preferencia.
Un cofre o un armario de cedro.
Incienso.


Técnica del espejo

La técnica del espejo es una forma eficaz de mejorar sus habilidades para la visualización y de prepararse para la exploración extracorporal.
Primero, debe colocar un espejo de buen tamaño en la habitación que ha elegido para la exploración extracorporal. Debe ponerlo de modo que vea con facilidad el reflejo de toda su figura sin tener que moverse.
Mientras observa el espejo, comience a estudiar y memorizar su imagen. Trate de ser lo más objetivo posible: considere su reflejo como un objeto que está a punto de dibujar en su mente. Ponga mucha atención a los detalles de su cuerpo y de su ropa. Tómese su tiempo, memorice todo lo que vea.
Cierre los ojos y comience a visualizarse con el mayor detalle posible. Repita este procedimiento hasta que pueda visualizarse con claridad en el otro lado de la habitación.
Con los ojos cerrados, visualícese de pie en el lado opuesto de la habitación. Después comience a dibujar su yo imaginario. Hágalo con calma, mueva lentamente los dedos y las manos de su imagen y después comience a mover sus brazos. Visualice su reflejo moviendo sus pies y sus piernas. Involúcrese lo más posible en las cuestiones mentales y emocionales de su reflejo. Comience a percibir las sensaciones de movimiento que experimente. Sienta la alegría del movimiento sin un cuerpo físico. Sumérjase por completo en los movimientos.
A medida que se identifique más con los movimientos de su imagen, sienta cómo se pone en pie y cómo comienza a caminar por la habitación. Mientras camina, capte todas las sensaciones asociadas con su movimiento.
Comience a sentir y a dibujar sus ojos imaginarios mientras se abren. Sienta cómo su imagen observa la habitación. Al principio, es como si pretendiera ver la habitación desde una nueva perspectiva. Eso está bien; deje que fluyan todas las sensaciones visuales que perciba. Con un poco de práctica, comenzará a notar que mejora su capacidad para ver más allá de los límites de su cuerpo.
Tómese su tiempo y disfrute las diversas partes de esta técnica. Si se le dificulta transferir su sentido de la vista, concéntrese lo más posible en otro sentido, por ejemplo, el tacto. Conforme transfiera la mayoría de sus percepciones a su yo imaginario, olvide por completo su cuerpo físico concentrando toda su atención en las nuevas sensaciones y visiones. Relájese totalmente y permita que se duerma su cuerpo físico. Mientras esto sucede, experimentará una transición o un cambio de consciencia desde su cuerpo físico a su cuerpo no físico. Cuando esto ocurra, recuerde mantener la calma y disfrutar su nueva capacidad de percepción.
Esta técnica es excelente para mejorar su capacidad de visualización. A muchas personas les sorprende que puedan visualizar con facilidad después de un breve periodo de práctica. Hágalo con calma y disfrute los resultados.


CONVERSIÓN DE LOS SUEÑOS

Los sueños son una entrada eficaz a la exploración extracorporal. Para muchas personas, soñar es un medio natural de separar su consciencia de lo físico y comenzar a reconocer y experimentar otros estados de consciencia.
Desde el nacimiento de la civilización, las sociedades y las culturas de todo el mundo han considerado a los sueños como la entrada a un mundo distinto. La importancia de los sueños se manifiesta en los escritos más antiguos de la humanidad, entre ellos los Upanishads, la Biblia, el Libro de los muertos egipcio y el Corán. Desde los templos del sueño de la antigua Grecia a las técnicas de terapia del sueño de los psicólogos y psiquiatras modernos, los sueños siguen aportando valiosas explicaciones a nuestra mente subconsciente.
Si se usan en forma adecuada, los sueños funcionan como un catalizador eficaz para la exploración extracorporal. Una de las mejores maneras de iniciar una experiencia extracorporal es volverse consciente o lúcido dentro de un sueño. Esto se consigue cambiando nuestras actitudes hacia los sueños.
Primero, es necesario reconocer la importancia que los sueños tienen en nuestra vida diaria. Trate a sus sueños como referencias importantes y como valiosos mensajes procedentes de su mente subconsciente. De hecho, debe considerarlos como una forma de comunicación real, tanto como sus experiencias físicas.
Segundo, lleve un registro diario de sus sueños. Anote lo más que pueda de ellos, incluso los fragmentos. Debe hacer esto al despertar, escribiéndolos o registrándolos en una cinta. Ponga mucha atención en los sentimientos, las emociones y las sensaciones que experimenta durante los sueños.
Tercero, exprese con firmeza su deseo de tener mayor claridad y más consciencia en sus sueños. Mientras lo vence el sueño, pida que toda su consciencia esté presente en sus sueños. A medida que se quede dormido, establezca con usted mismo el firme compromiso verbal de reconocer, recordar y experimentar en forma consciente todos sus sueños.
Cuarto, repítase una afirmación mientras se queda dormido cada noche. Por ejemplo, «permanezco consciente mientras me duermo», «soy completamente consciente de mi experiencia extracorporal» o «recupero la consciencia durante mis sueños»
Cuando repita sus afirmaciones, hágalo con firmeza y seguridad, con plena confianza de que su petición será aceptada. Igual que en todas las afirmaciones extracorporales, concentre toda su energía emocional e intelectual en cada una de ellas. Es importante concentrar y mantener sus afirmaciones para que sean los últimos pensamientos conscientes mientras lo vence el sueño.
La transferencia de su consciencia puede ocurrir con rapidez, por lo que es esencial mantener la calma y disfrutar los cambios en la perspectiva personal, el ambiente, la energía o el lugar.
Hace algunos años experimenté la siguiente conversión del sueño: en mi sueño me encontraba en una tienda de animales. Mientras examinaba el lugar, observé en el suelo, junto a mis pies un pequeño cangrejo. Cuando lo miré, saltó un metro y medio hacia arriba. Me sorprendió y retrocedí, pero cuando me fijé, comprendí que el cangrejo intentaba llamar mi atención. Volvió a saltar y comprendí que estaba soñando. En ese momento dije en voz alta «debo estar soñando». De inmediato, sentí un hormigueo en el cuerpo y comprendí que había entrado al estado vibratorio mientras dormía. Por costumbre, concentré toda mi atención en la idea de flotar y salir de mi cuerpo físico. En segundos sentí que me elevaba de mi cuerpo y me dirigía al salón.
Este tipo de conversión de un sueño es fácil de lograr si estamos dispuestos a reconocer y a aceptar todo el proceso. El elemento más importante es el modo en que respondemos en el momento de cobrar consciencia dentro del sueño.
Los sueños vívidos o lúcidos no son necesariamente experiencias extracorporales inconscientes; pueden ser manifestaciones psicológicas similares a las proyecciones internas. Los sucesos singulares o extravagantes de nuestros sueños son creaciones de nuestra mente subconsciente diseñados específicamente para captar nuestra atención. Una vez que nos comprometemos con seriedad en la exploración extracorporal, este tipo de sueño lúcido se convierte en un suceso usual. De hecho, nuestra mente subconsciente se esfuerza por ayudarnos a alcanzar nuestro propósito de lograr una experiencia extracorporal consciente. Esto es lo que hace tan importante poner las metas por escrito. Cuanto más nos concentremos en nuestras metas, más dispuesta a ayudarnos estará nuestra mente subconsciente.
Este tipo de sueño lúcido puede ser cualquier cosa fuera de lo común: un ambiente o una persona extraña; colores o formas extravagantes; edificios o animales singulares. Los sueños lúcidos a menudo se manifiestan como un suceso extraño, dentro de un sueño relativamente normal: una persona, lugar o cosa extraña, ilógica o inadecuada que parece fuera de lo normal. Por ejemplo, el vehículo familiar común puede convertirse en un automóvil deportivo de color rojo brillante. Una casa normal puede convertirse en un castillo. Un perro puede volverse un león o un águila.
Un solo objeto o suceso del sueño puede volverse extravagante y singular: un cangrejo que salta, un gato que habla, un perro que vuela. Lo que sea, es algo tan extravagante, que captura y mantiene toda nuestra atención.
La clave para tener éxito en la conversión de un sueño, es reconocerlo en forma consciente y responder con inteligencia a las ocurrencias de nuestro sueño lúcido. Una vez que reconozca un suceso, situación u objeto extraño o ilógico dentro de su sueño, concentre su atención lo más posible en el suceso singular. Destaque en forma verbal el suceso ilógico: «no puedo volar», «no vivo en un castillo» o «es extraño, mi coche no es rojo».
Cuando tenga más consciencia (lucidez) dentro del sueño, reconozca en forma verbal que está soñando. Diga en voz alta algo que su consciencia reconozca: «sé que estoy soñando», «he despertado dentro del sueño» o «ahora soy consciente».
El paso siguiente es prepararse para la transición o el paso de su consciencia del estado de sueño a su cuerpo no físico. Prepárese para un rápido cambio de consciencia. Es posible que despierte en el estado vibratorio mientras todavía está en su cuerpo físico o que sienta que no está sincronizado con su cuerpo físico. Mantenga la calma y dirija a su yo interior, a su consciencia, lejos de su cuerpo físico.
Permita que se desarrollen las sensaciones internas mientras mantiene su atención lejos de su cuerpo físico. Concentre todos sus pensamientos en la idea de ir a otra zona de su casa. Es esencial mantener su consciencia lejos de su cuerpo físico; el hecho de pensar en su cuerpo lo llevará de vuelta a él.
Solicite claridad cuando su consciencia o su visión no sean óptimas. Diga «ahora necesito claridad absoluta» o «quiero claridad». Para conseguir una respuesta inmediata, haga una petición firme y concreta.
Todo el proceso es muy natural. Ahora, más que nunca, me parece que los sueños se crean y tienen lugar para ayudarnos en nuestra evolución personal. Podemos optar por reconocerlos y usarlos, o bien, podemos ignorarlos. Cualquier cosa que decidamos, nuestra mente subconsciente seguirá enviando sus mensajes a nuestra mente consciente. Tal vez ha llegado el momento de que escuchemos y aprendamos de las imágenes que recibimos cada noche en nuestros sueños.


Señales en los sueños

·            Sentirse o verse en un vehículo de algún tipo o cerca de él: por ejemplo, un automóvil, una embarcación, un avión. Asimismo, cualquier experiencia onírica que incluya un vehículo, como un vuelo espacial o una aventura en un barco.
·            Reconocer un cambio en su ambiente diario, como el que su casa se convierta en un castillo, un palacio o una cabaña de troncos. Asimismo, cualquier cambio en la ubicación, la construcción o el color de los edificios cercanos.
·            Tener sensaciones o experiencias como somnolencia, parálisis, descargas de energía o sonidos anormales.
·            Reconocer cualquier suceso, situación o capacidad fuera de lo normal, como poder volar, flotar o desplazarse en una forma no convencional.
·            Sentir que cae o se hunde. También subir y bajar escaleras o en un ascensor.
·            Tener experiencias donde usted y su yo extracorporal están juntos.
·            Estar en un ambiente que cambia con rapidez (las cosas aparecen o desaparecen de un momento a otro).
·     Encontrarse en un ambiente que puede manipular o controlar con facilidad. Explorar un ambiente nuevo, por ejemplo, un desierto, un bosque o un paisaje con nieve.
·     Reconocer un problema o conflicto: por ejemplo, conducir un automóvil hacia abajo por una montaña y los frenos no funcionan.
·     Reconocer un puente, un túnel o una abertura de algún tipo. En sus sueños, está abertura le permite superar un obstáculo o una barrera, por ejemplo, un muro o un río.
·      Que un ser que parezca actuar como guía le enseñe o lo conduzca de algún modo. A menudo este compañero está junto a usted, pero permanece fuera de su vista.
·     Reunirse con grupos pequeños de personas en un ambiente de salón de clase o de sala de conferencias.
·     Encontrar muchos niveles o pisos: aparcamientos, edificios, barcos, etc.
·     Leer un libro o un programa de ordenador que contenga información singular o avanzada.

El siguiente es un ejemplo de una conversión de un sueño consciente que experimentó uno de los estudiantes que asisten a mis talleres. Ocurrió al día siguiente de un taller de seis horas.

Estaba en la cama pensando si comenzaría mi jornada ya o me quedaría a relajarme un poco más. Transcurrió muy poco tiempo antes de que me quedara dormido. Me encontré soñando que estaba en un salón de clase sentado en el pupitre. Había otros estudiantes. Una maestra caminaba por la parte frontal del salón. Era rubia y parecía muy agradable. Estuve muy poco tiempo allí, después me encontré en la casa de mis padres. En este punto, el sueño se hizo lúcido.
Estaba acostado en el sofá del salón de mis padres pensando en las experiencias extracorporales y me propuse tener una. Al principio, sentí un hormigueo y después un poco de movimiento. Me dejé llevar por la situación. De repente, percibí que la mitad superior de mi cuerpo estaba sentada, lejos de la parte que todavía estaba acostada. De la cintura para abajo, todavía estaba dentro de mi cuerpo. Pedí ayuda para completar la experiencia; a continuación, el resto de mí salió de mi cuerpo y se quedó en el suelo. Me sentía muy pesado y no podía levantarme. Todo a mi alrededor parecía nublado y borroso. Recordé lo que Bill dijo en la clase y pedí que retornara toda mi energía. Tan pronto lo hice, me sentí ligero y pude levantarme y moverme. Sentí mucha emoción. Recuerdo que dije: «¡Lo conseguí! ¡No puedo creerlo! ¡Esto es grandioso!». Quería contárselo a alguien que me entendiera. Mi hermano estaba en la habitación, recostado en el otro sofá. Me dirigí a la habitación de mis padres para contarle a mi mamá lo que había hecho y vi a mi papá caminando hacia fuera de su habitación. Pareció verme, pero no dijo nada. Entré y me detuve junto a la cama de mi madre. Quería contarle, pero todavía estaba dormida. Pensaba despertarla, cuando alguien apareció junto a ella en la cama y me dijo que no la despertara. Estuve de acuerdo. Cuando abrí los ojos, estaba de vuelta en mi cuerpo y el reloj marcaba las 9 y 20.


AFIRMACIONES

Durante los últimos veinte años las afirmaciones han demostrado sobradamente su eficacia. En la actualidad, son parte fundamental de los cursos de superación personal que se dan en todo el mundo. Una afirmación es esencialmente una declaración intensa y positiva acerca de uno mismo, planteada en tiempo presente. La raíz de la palabra afirmar significa «dar firmeza»; es un método para solidificar un pensamiento o una idea en nosotros. Las afirmaciones siempre deben formarse como una declaración positiva; por ejemplo, «soy una persona positiva», «merezco amor» o «mejoro a cada minuto, todos los días», estas son afirmaciones de uso común.
En cada momento de nuestras vidas, fluyen sin cesar pensamientos por nuestras mentes. Los pensamientos influyen en forma continua sobre nuestra realidad física y no física. Nuestro estado de consciencia intelectual, emocional y físico es el resultado directo de nuestros pensamientos.
Las afirmaciones nos permiten concentrar nuestros pensamientos y contrarrestar algunas de las ideas negativas que hemos aceptado. Nos permiten sustituir los pensamientos negativos o restrictivos por ideas frescas y nuevas. Es un poderoso método con el que nos programamos para el cambio positivo y para el éxito personal.
Las afirmaciones pueden repetirse en silencio, en voz alta o por escrito; incluso pueden expresarse como una canción o una rima. Generalmente, en la exploración extracorporal se repiten en silencio, tratando de darles más énfasis en el momento en que el sueño está a punto de vencemos. El propósito es que, mientras se queda dormido, se concentre totalmente en su deseo de lograr una experiencia extracorporal inmediata.
Para lograr la máxima eficacia, cuando utilice afirmaciones durante una técnica extracorporal, es importante que haga cuatro cosas. Primero, que aumente cada vez más la intensidad emocional e intelectual de sus afirmaciones mientras se queda dormido. Segundo, que repita continuamente las afirmaciones hasta que lo venza el sueño, y haga que sus pensamientos finales antes de dormirse se concentren en sus afirmaciones extracorporales. Tercero, considere las afirmaciones como firmes compromisos personales que espera experimentar, ¡en ese momento! Y cuarto, dispóngase a recibir los resultados inmediatos de sus afirmaciones.
La cantidad y la variedad de las posibles afirmaciones es infinita; a continuación doy algunos ejemplos.

·                     ¡Estoy fuera de mi cuerpo!
·                     Experimento conscientemente un viaje extracorporal.
·                     Disfruto la consciencia extracorporal.
·                     Permanezco consciente mientras mi cuerpo se duerme.
·                     Conservo la consciencia mientras el sueño entra en mi cuerpo.
·                     Me separo conscientemente de mi cuerpo físico después que se duerme.
·                     Mientras mi cuerpo se queda dormido, soy completamente consciente de mi
                    experiencia extracorporal.
·                     En este momento paso por una experiencia extracorporal.
·                     Ahora me separo de mi cuerpo.

Las afirmaciones pueden usarse para:

·                     Confirmar su claridad de percepción cuando está fuera de su cuerpo. La técnica de claridad
                     es básicamente una afirmación intensa para mejorar la percepción.
·                     Declarar su intención inmediata de experimentar un viaje extracorporal.
·                     Reducir el temor y aumentar el control.
·                     Mejorar el proceso de conversión de un sueño y el recordar.
·                     Mejorar y reforzar cualquier otra técnica extracorporal.
·                     Controlar los pensamientos, antes y durante una experiencia extracorporal.
·                  Ayudar a eliminar las creencias y los conceptos negativos o limitativos en relación
                    con la exploración extracorporal.
·                  Volver a programar su subconsciente para el éxito.
·                  Ayudarle a ampliar su concepto del yo más allá del cuerpo físico.
·                  Mejorar su capacidad para alejarse de su cuerpo físico durante los segundos iniciales de la
                    separación: «me desplazo a otra habitación» o «floto y me alejo».


Visualización con afirmaciones

Las afirmaciones pueden combinarse con otras técnicas. Este es un ejemplo.
Acuéstese y póngase lo más cómodo posible. Cierre los ojos, relájese completamente y respire en forma profunda, lenta y natural. Mientras se relaja, repita una afirmación: «estoy fuera del cuerpo» o «ahora me separo de mi cuerpo con toda mi consciencia». Repita esta afirmación hasta que comience a adormecerse.
Mientras repite mentalmente esta afirmación, comience a visualizar un lugar conocido: una habitación de su casa u otro lugar que conozca bien y que pueda imaginar con absoluta claridad. Comience a dibujar la habitación en su mente. Observe sus detalles con la mayor viveza posible: sienta la alfombra bajo sus pies, la tela de las cortinas y los muebles. Mire los diseños del papel tapiz y perciba la textura del mobiliario. Observe y explore las pinturas, los libros, todos los pequeños detalles. Concéntrese en lo más mínimo. Sienta cómo camina por la habitación. Capte la sensación, lo cómodo que es. Use todos sus sentidos, lo más que pueda.
Seleccione un objeto de la habitación. Tómelo y sienta su textura, su peso. Véalo y siéntalo con la mayor claridad posible. Vierta toda su concentración en él. Prosiga con sus observaciones mientras se queda dormido.
La clave de este ejercicio es mantener su interés fuera de su cuerpo hasta que se quede dormido. La combinación de afirmaciones con esta visualización es muy eficaz.


Técnica para la mañana temprano

Uno de los mejores momentos para inducir una experiencia extracorporal es por la mañana temprano, después que hayan pasado dos o tres periodos REM (de tres a cinco horas).
Durante el sueño, cada noventa o cien minutos comenzamos un periodo llamado sueño con movimientos rápidos del ojo (en inglés, rapid eye movement, REM). El movimiento de los ojos mientras dormimos es una evidencia física de que se comienza a soñar o, en algunos casos, de que se pasa a un estado alterado de consciencia. Todavía no se ha determinado la correlación científica entre los periodos REM y las experiencias extracorporales; sin embargo, son frecuentes los informes que los relacionan.
La siguiente técnica es muy eficaz, pero requiere cierto grado de disciplina. Muchas personas consideran que vale la pena este esfuerzo adicional.
Prepare su despertador para unas tres o cuatro horas de sueño. Cuando despierte, vaya a otra zona de su casa: una mecedora o un sofá, por ejemplo.
Mientras se pone cómodo en su nueva posición, seleccione su técnica extracorporal favorita. Relájese por completo y comience a expresar sus afirmaciones, solas o junto con su técnica de visualización. Repita las afirmaciones, primero en forma oral y después para sí mismo.
Concentre toda su atención en las afirmaciones y lejos de su cuerpo físico. Mientras se queda dormido, intente reforzar lo más posible el impacto emocional e intelectual de sus afirmaciones. Cada vez con mayor intensidad, convierta sus últimas afirmaciones antes de dormirse en un firme compromiso personal para lograr una experiencia extracorporal inmediata. Es importante que sus últimos pensamientos antes que lo venza el sueño sean sus afirmaciones extracorporales. Mientras hace esto, dispóngase a recibir lo que pide.
No olvide concentrar todos sus pensamientos y sus emociones en las afirmaciones. Su intensidad y su compromiso personal son de la mayor importancia.
Con esta técnica, muchas personas logran salirse de su cuerpo inmediatamente después que éste se queda dormido. Si tiene tiempo, puede repetir esta técnica varias veces antes de que amanezca. Durante los primeros intentos, es posible que se quede dormido; sin embargo, con la práctica, la técnica produce resultados notables.
Si se le dificulta desarrollar su capacidad de visualización, le recomiendo esta técnica como su mejor alternativa. Es uno de los métodos más poderosos que existen y no requiere visualización.
Me parece que la eficacia de esta técnica no se relaciona con el momento del día. Lo más importante es su estado mental: después de tres o cuatro horas de sueño su cuerpo y su mente están parcialmente frescos y muy relajados. Este estado de consciencia con la mente despierta y el cuerpo relajado es el punto inicial ideal para cualquier técnica que se use en la exploración extracorporal.
Descubrí esta técnica por accidente hace varios años. Una noche, después de dormir unas cuatro horas, desperté de súbito y decidí levantarme y leer. Por impulso, comencé a escribir algunas afirmaciones extracorporales. Después de escribir quince minutos, comencé a sentirme muy cansado. Elegí dos afirmaciones, seguí repitiéndolas en silencio mientras me relajaba en el sofá. Repetí las afirmaciones hasta que me venció el sueño: «Me salgo de mi cuerpo conscientemente. Ahora estoy fuera de mi cuerpo». Concentré toda mi energía en cada afirmación, esforzándome porque fueran mis últimos pensamientos conscientes mientras me quedaba dormido. La experiencia siguiente ocurrió a las 3:15 de la mañana, inmediatamente después que se adormeció mi cuerpo físico.


Anotación en mi diario del día 7 de marzo de 1984

Sentí que me recorrían intensas ondas de energía. Luego comenzó una sensación de movimiento: un desplazamiento extremo y reconfortante. Al instante, me encontré en una casa frente al mar. Alcanzaba a escuchar cómo rompían las olas. Todo lo que había en la enorme casa parecía blancuzco y borroso, por lo que dije en voz alta: «¡Claridad!» Al mirar alrededor, pude enfocar las formas. Estaba de pie frente a una mesa grande y alargada, que medía unos seis metros. La habitación estaba llena de personas que brillaban. Parecían irradiar luz desde todos los poros de sus cuerpos.
Siete hombres y una mujer se dirigieron a saludarme. Al acercarse la mujer pude ver su sonrisa. Cuando me miraba, comenzaban a aparecer en mi mente vívidas imágenes. El significado de cada imagen se comprendía al instante. «Me alegra verte de nuevo. Has estado ocupado». Sentía claramente la cordialidad de sus pensamientos.
El grupo rodeó la mesa y supe que era el momento de sentarse. Al mirar la habitación, parecía ampliarse con mi visión. Todavía escuchaba como rompían las olas y me dieron ganas de ver el mar. Apareció una imagen clara en mi mente, «muy pronto experimentarás el mar. Ahora comencemos».
Respondí sin pensar, «el mar suena hermoso hoy». Pronto apareció otro pensamiento en mi mente, «sí, el mar es maravilloso. Normalmente nuestros visitantes no tienen consciencia de ello». Hubo una breve pausa y después continuaron los pensamientos-energía desde el otro extremo de la habitación: «una gran cantidad de energía se dirige a las regiones densas. Quienes viven en los cuerpos sólidos comienzan a responder. Falta mucho por hacer. Quienes despiertan de sus sueños buscan respuestas, buscan en el exterior. Por eso hay tanta confusión. Sabemos que los cuerpos sólidos son tenaces; ya hemos pasado por eso. La última prueba es reconocer la verdad mientras te rodean ilusiones sólidas». Respondí en forma espontánea con un pensamiento, «Se espera mucho de ellos y se les da poca guía. ¿Por qué debe ser tan difícil?»
Apareció otra imagen en mi mente. De algún modo, supe que era una mujer. «La escuela es firme, pero justa. Cada uno crea las lecciones que necesita». La miré y mis pensamientos parecieron fluir. «Pero, ¿por qué tanta ignorancia y tanto dolor?»
Otra voz entró en mi mente, «la escuela es dolorosa para algunos, esclarecedora para otros. Sólo la experiencia crea sabiduría. El resultado final siempre es eficaz». Yo respondí, «aún así, la guía es insuficiente. Cinco mil millones de personas y todas esperando y orando para que lo que creen sea cierto. No me parece una escuela eficaz: todas esas personas viven en la oscuridad». Apareció otra voz, «amigo, no ves la imagen total. El tiempo es una ilusión. No hay prisa. Todos sois inmortales. El simple hecho de ser es experiencia, y la experiencia crea sabiduría. El tiempo no es el problema» Mientras miraba la habitación, me abrumó la realidad de la experiencia. Sentía la mesa y veía la habitación con absoluta claridad. Al distraerme con el sonido de las olas, percibí un fuerte tirón. Comencé a regresar. En segundos estaba dentro de mi cuerpo físico. Cuando abrí los ojos, la sensación de adormecimiento, hormigueo y desorientación se desvaneció con rapidez.


LA HIPNOSIS

La hipnosis es un recurso cada vez más popular. Se utiliza regularmente en las terapias de modificación de conducta para cosas como el control de peso, el mejoramiento en los deportes, el alivio de la tensión, la optimización de la memoria y el tratamiento de temores y fobias. Hace poco surgieron nuevos usos para la hipnosis. Uno de los más celebrados y populares es la regresión a vidas anteriores. Cuando un paciente regresa a una vida física anterior, puede descubrir, experimentar y resolver un problema, un temor o una fobia actual, yendo al origen del dilema. Se han publicado muchos informes sobre regresiones hipnóticas que contienen información comprobable de los siglos pasados, incluyendo nombres, fechas, lugares y sucesos.
Durante varias de las regresiones a vidas anteriores que he conducido, he observado una tendencia en algunos de mis clientes a experimentar un breve estado de consciencia extracorporal, por lo general durante la transición entre las vidas físicas. Una investigación adicional aclaró que la hipnosis podría usarse para inducir una aventura extracorporal controlada. Con algunas modificaciones mínimas, la técnica de inducción que se emplea normalmente en la regresión hacia vidas pasadas, en general es eficaz en la exploración extracorporal. La inducción hipnótica básica no cambia, sólo se modifican las instrucciones después de la inducción.
La hipnosis ha aportado notables beneficios a millones de personas en la década pasada. Ahora puede usarse para iniciar una experiencia extracorporal controlada por uno mismo. Sus beneficios son muy evidentes en cuatro áreas principales. Primero, la hipnosis induce con eficacia el estado mental ideal para la exploración extracorporal (mente alerta y cuerpo relajado). Segundo, ayuda a controlar, reducir y eliminar los bloqueos, los temores y los límites conscientes y subconscientes. Tercero, puede usarse con el fin de mejorar la capacidad para visualizar, concentrarse y meditar. Y, por último, las sugestiones hipnóticas son eficaces para activar una experiencia extracorporal completamente consciente. Por ejemplo, las sugestiones hipnóticas «soy completamente consciente durante mis sueños» y «mis sueños me permiten salir conscientemente del cuerpo» son de gran ayuda en el proceso de conversión de un sueño. Las sugestiones como «después que me vence el sueño, reconozco y experimento una aventura extracorporal completamente consciente» y «el sueño activa mis experiencias extracorporales» se usan para reforzar y mejorar la capacidad de una persona con el fin de que responda en forma positiva a sus técnicas extracorporales.
Al seleccionar un hipnoterapeuta es bueno comprobar su historial. En muchos lugares, se requiere un certificado o una licencia. Después, investigue las áreas que conoce. (Muchos hipnoterapeutas se especializan en áreas como el control del peso y los desórdenes alimenticios.) Lo ideal es encontrar a alguien con amplios antecedentes en regresión y cierto conocimiento de metafísica y exploración extracorporal. Tales personas por lo general están más familiarizadas con los ambientes no físicos (que responden a los pensamientos) que se encuentran fuera del cuerpo. También tienen mejor disposición para analizar las singulares percepciones y experiencias de la exploración extracorporal. A menudo, sus nociones sobre metafísica les permiten comprender mejor las motivaciones y los propósitos de las personas que persiguen aventuras extracorporales.


La autohipnosis

La autohipnosis es otro recurso nuevo y poderoso. A menudo, nuestros límites y temores se programan de manera subconsciente dentro de nosotros. En nuestro interior, aceptamos un concepto rígido de nosotros mismos y ponemos límites a nuestra capacidad. Estos límites subconscientes son muros que nos alejan de nuestro ilimitado potencial. En cierto sentido, nosotros mismos nos encerramos.
Uno de los medios más eficaces para eliminar los límites y los temores impuestos por nosotros mismos es afrontarlos directamente. La hipnosis nos proporciona la capacidad de entrar a nuestra mente subconsciente y resolver nuestros límites y temores. Además, podemos volver a programar la mente subconsciente para que triunfe en cualquier tarea, incluyendo la exploración no física.
A continuación doy un guión de autohipnosis que usted puede grabar y usar en su casa. Al grabar este guión, hágalo con calma y hable en un tono relajado. En cada pausa entre frases, deténgase unos dos segundos. Trate de mantener el ritmo durante toda la grabación. Muchas personas tienden a acelerarse a medida que graban, así que evite ese error. Se señalan las pausas que duran más de dos segundos.
Para lograr mejores resultados, use una grabadora autoreversible y una cinta de alta calidad y larga duración (noventa minutos o más).
Al utilizar esta técnica de autohipnosis, colóquese lo más cómodo posible en el lugar que haya elegido para realizar la exploración extracorporal. Si es posible, use una mecedora o un sofá cómodo. Elija una hora y un lugar que le permitan noventa minutos de soledad. Si es necesario, desconecte el teléfono. ¡Nunca escuche cintas de hipnosis mientras conduce!


Guión de autohipnosis extracorporal

Respire profundamente varias veces, cierre los ojos y relájese totalmente. Deje que su cuerpo y su mente se tranquilicen... Mientras siente cómo se acomoda y se sosiega... ábrase a un tipo especial de experiencia... Abandónese y relájese... Respire profundamente... y relájese por completo, por completo... Ahora, relájese todavía más... Respire profundamente otra vez, con lentitud... dejando salir toda la tensión... toda opresión... Con cada respiración sienta que lo abandona la tensión... Simplemente relájese... completamente...
Visualice, imagine o sienta su cabeza sumergida en una suave luz que le devuelve el bienestar... una luz que tranquiliza todos sus pensamientos... una luz que calma todas las preocupaciones... Su mente está en paz... Esta suave luz libera del trabajo a sus sentidos físicos... Simplemente sienta su cabeza y sus sentidos envueltos por esa luz... Ahora, deje que la luz crezca ligeramente... sienta cómo baja por su cuello y sus hombros... Cada músculo y cada célula que toca se relajan... cada vez más... con más armonía... Ningún otro sonido lo perturbará... Sólo harán que usted profundice más... y más... Siente más paz y tranquilidad... Mientras esta suave, tranquila y benéfica luz envuelve su cuello y sus hombros... cada célula nerviosa... cada músculo se relaja totalmente... Cada célula y cada tejido de su cuerpo se relaja... Ahora, permita que esta luz fluya todavía más... Sienta cómo baja por los brazos... las manos... los dedos... y lo relaja todavía más... Sienta que la luz envuelve su pecho y la parte superior de su espalda... sus costillas... sus órganos internos... sus pulmones... su corazón... Cualquier tensión... cualquier esfuerzo que sea parte de su cuerpo se libera conforme lo inunda esta suave luz benéfica... Ahora deje que la luz se expanda todavía más, hasta que llene su estómago y la parte inferior de su espalda... Sienta cómo se relaja y se libera cada músculo y cada célula... La cálida y tranquilizante luz rodea y envuelve sus caderas... sus piernas... Mientras usted se relaja por completo, no lo perturban los sonidos... Cualquier sonido hará que usted profundice más... cada vez más profundo... baje... baje... hacia un estado del ser más tranquilo y relajado... Está completamente relajado... completamente en paz... Se siente completamente seguro... completamente protegido... Puede sentir que la fuerza de la relajación fluye por sus pies... Ahora todos los músculos de su cuerpo están completamente relajados... Están tan relajados, que no puede moverlos... Todos están tan absolutamente relajados... usted se hunde... en lo profundo... cada vez más... baje... profundamente relajado...
Ahora puede sentir la suave fuerza tranquilizante de la luz brillando sobre usted... La cálida sensación de la luz irradiando por todo su cuerpo... Puede sentir su calor... sentir su protección... Lo rodea la cálida y tranquilizante energía de la luz... Mientras todo su cuerpo se relaja y se regocija... puede ralentizarse un poco más... Permítase ralentizarse un poco más, y luego otro poco más... Voy a contar hacia atrás del diez al uno; con cada número descendente relájese... y cuando llegue a número uno, usted entrará a su propio nivel de relajación profunda, intensa... Diez... baje, baje, nueve... más profundo, más profundo, baje, ocho... baje, baje, más profundo, más profundo, siete... baje, seis... baje, cinco... más profundo, cuatro... más profundo, tres... más profundo, baje, dos... más profundo, baje, y... uno. Ahora está en un nivel muy profundo de relajación natural... Recuerde... tiene el control absoluto y es completamente consciente de todos los niveles de su mente. Este viaje es algo que usted quiere, porque está ansioso por explorar, ansioso por aprender... En un momento comenzaremos una serie de ejercicios sobre su percepción, su capacidad para ver, sentir y estar completamente libre de su cuerpo físico... de su vehículo físico temporal.
Ahora, sienta la parte de usted que anhela algo más... Hay una parte de usted que quiere ver más... que espera movimiento. A medida que crece este anhelo dentro de usted... sienta cómo se convierte en un deseo... en una pasión por conocer su verdadero yo... por conocerse y experimentarse a sí mismo completamente, independiente de su cuerpo físico... por conocer y experimentar su yo espiritual... Sienta este deseo... Quiero que mire al horizonte e imagine una luz suave... una puerta de luz... Usted siente y sabe que esa luz es buena... Esa luz está llena de amor y protección... Ahora comience a avanzar hacia esa puerta de luz... Siéntase a sí mismo avanzar hacia la puerta de luz... Mientras ve que esa puerta se acerca cada vez más... se siente a sí mismo completamente envuelto por la luz... completamente envuelto y protegido por la luz... siente el calor y la protección de la luz... La luz lo rodea y fluye por su cuerpo... por todo su ser...
Ahora visualícese, imagínese o siéntase avanzando por la puerta... Y mientras pasa por la puerta de luz, quiero que sepa que se aleja de su envoltura física... Mientras camina por esa puerta de luz... observará su cuerpo objetivamente... sabiendo en todo momento que siempre está rodeado por la blanca luz protectora...; Como alma, usted elige traspasar los límites de la materia... Por ello quiero que observe todos los detalles... Ahora sienta cómo se vuelve más ligero... Es tan ligero como una pluma... tan ligero como un globo que se eleva y flota hacia arriba, suba, suba... Ahora puede sentirse flotando en libertad...
Mientras asciende, disfrute la cálida sensación de flotar libremente... flotar completamente libre de su cuerpo físico... flotar por encima de su cuerpo... Mientras disfruta la sensación de flotar, puede sentir que aumenta su consciencia... Es más consciente... más consciente de su nuevo cuerpo-energía más ligero... más consciente de su yo-energía más ligero... de su yo-energía flotante... Toda su consciencia está en su yo-energía ligero... Con alegría, puede sentirse a sí mismo flotando libre, flotando completamente libre de todos los límites... de todos los límites densos... Ahora es completamente consciente en su yo ligero... Puede ver y sentir con toda su consciencia... toda su consciencia está en su yo-energía ligero... Puede sentir la alegría de estar libre de su cuerpo físico, completamente libre de todos los límites...
Ahora, ¿qué ve?... ¿qué observa?... [pausa de quince segundos.]
Puede sentir y ver un aumento de su nueva percepción... Su visión mejora por momentos... es cada vez más clara... Su visión es cada vez más aguda, más clara de lo que nunca antes fue... Su yo tiene ahora una visión perfecta... su yo sutil posee una visión nítida... percepciones perfectas... Puede sentir toda su consciencia... Toda su consciencia está en su yo-energía sutil... Usted concentra toda su energía en su yo-energía sutil... ¿qué ve?... ¿cómo se siente?... ¿puede ver su cuerpo?... Describa en detalle todo lo que ve... Disfrute todas las sensaciones... Tómese todo el tiempo que necesite... [pausa de tres minutos.]
Ahora, vuelva lentamente a su cuerpo físico... Tómese el tiempo necesario y vuelva lentamente... Mientras regresa, sabe con certeza que puede separarse de su cuerpo físico con facilidad... Con absoluta confianza, puede salirse de su cuerpo físico cuando lo desee... Ahora sabe que su cuerpo físico es sólo un vehículo para su consciencia... sólo un vehículo de los muchos que posee... Es agradable poder ir más allá de su cuerpo y ver y saber por sí mismo... De ahora en adelante, puede y debe dejar su cuerpo físico con toda facilidad... con toda seguridad, cuando lo desee.
Ahora, respire profundamente, relájese y tranquilícese... En unos momentos, voy a contar del uno al tres, de modo que cuando diga tres, usted pueda abrir los ojos y sentirse completamente despierto... Recordará todo lo que ha experimentado... Llegará a explicaciones más profundas... Se sentirá vigorizado y revitalizado... Rejuvenecido y descansado... como si hubiera disfrutado de una tranquila siesta... Se sentirá en completa armonía... Se sentirá más dispuesto... mejor... y mantendrá una conexión consciente con su yo interior... Debido a que se ha relajado de manera tan profunda y firme, su mente estará perspicaz y alerta... Podrá pensar con mayor claridad y creatividad... Comencemos... Uno... Ahora se siente muy descansado... Todo su cuerpo está en paz... Se ha relajado de manera profunda y firme y ello le ha permitido trascender su cuerpo físico... En el futuro verá que cada sesión será todavía más relajante y reconfortante... Dos... Ahora comienza a sentir que la energía y la vida fluyen por todas y cada una de las partes de su cuerpo... Se siente lleno de energía y de vigor... Recuerda todo lo que ha experimentado... y todo se explicará todavía más en los días siguientes... Se siente alerta y despierto... Tiene una profunda sensación de bienestar y conocimiento... Se siente bien... más saludable... listo para afrontar lo que aparezca en su camino... Se siente fresco y descansado, como si despertara de una larga siesta... Tres... Todo su cuerpo, su mente y su alma están revitalizados... Ahora abra los ojos sintiéndose completamente fresco y lleno de energía y de alegría.


EL SONIDO

El uso del sonido para inducir experiencias extracorporales data de miles de años atrás. Los monjes tibetanos son famosos por el uso de cánticos, carillones y campanas a fin de mejorar sus estados meditativos. En las dos últimas décadas, los cánticos y los mantras se han convertido en algo usual en occidente. La repetición de ciertos sonidos es una práctica antigua conocida y aceptada en la actualidad como un método eficaz para mejorar la concentración.


Técnicas con frecuencias

Los científicos no han estudiado a fondo el uso de las frecuencias sonoras para inducir las experiencias extracorporales. En la actualidad, el Monroe Institute of Applied Sciences, ubicado en Nelson County, Virginia, conduce la investigación más extensa. Durante más de veinte años, el fundador y director ejecutivo del instituto, Robert Monroe, ha experimentado con estados alterados de consciencia inducidos mediante sonidos. En años recientes, el instituto ha desarrollado algunos métodos prácticos para acelerar el aprendizaje mediante estados de consciencia alterados. Estos métodos incorporan un sistema de pulsos de audio que crean una respuesta determinada en el cerebro humano. El resultado es una sincronización de los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro.
Una de las metas del instituto es ofrecer ayuda práctica a las personas interesadas en explorar las dimensiones no físicas del universo. Con este fin, ha creado cassettes llamados Hemi-sync. Estos cassettes están diseñados para producir una señal con una frecuencia de 100 hertzios en un oído y con una frecuencia de 104 hertzios en el otro; la diferencia de 4 hertzios es la frecuencia cerebral predominante en el momento de una experiencia extracorporal.
Aunque las técnicas con frecuencias sonoras son todavía relativamente nuevas, estoy seguro de que esta forma revolucionaria de inducción extracorporal se divulgará mucho en un futuro cercano. Como introducción para las técnicas con frecuencias sonoras, he incluido un antiguo método utilizado por los monjes tibetanos. Esta es una de las técnicas extracorporales más antiguas, que data de miles de años antes del nacimiento de Cristo.


Técnica del sonido

Respire profundamente varias veces y relájese totalmente. Póngase cómodo en el lugar que haya elegido para sus experiencias extracorporales. Cierre los ojos y concentre su atención en la coronilla de su cabeza. Concentre toda su consciencia en su cabeza hasta que comiencen a desaparecer  las sensaciones corporales.
A medida que se desvanezcan sus sensaciones físicas, entone suavemente el sonido OM siete veces. Deje que el sonido resuene por la parte de arriba de su cabeza.
Repita en su mente siete veces el sonido OM. Perciba con toda su consciencia el sonido que resuena en su mente. Deje que el sonido se eleve por la parte superior de su cabeza.
Concentre toda su atención en el núcleo de la resonancia, permita que el sonido ascienda lentamente hacia el techo. Sienta cómo su consciencia se integra con el sonido. En lo posible, vuélvase uno con el sonido que se eleva, al mismo tiempo que su cuerpo se relaja.
Sienta cómo aumenta su consciencia con el sonido. Vuélvase uno con la resonancia del OM. Disfrute el sonido y fluya con él. Sienta cómo se vuelve cada vez más ligero mientras flota con el sonido. Deje que su cuerpo físico descanse y duerma mientras concentra toda su atención en el sonido que asciende.
Esta técnica se usa en forma eficaz con una cinta grabada para inducción extracorporal. Cuando use un sistema de sonido externo, recuerde concentrarse en sus sonidos internos. El único propósito del sonido externo es reforzar y mejorar su propia voz.


LA REPETICIÓN TÉCNICA DEL RITUAL

En ocasiones algunas personas me cuentan que han creado un sistema o ritual repetitivo para su preparación extracorporal. En esencia, desarrollan una serie personal de sucesos repetitivos que los conducen a sus experiencias extracorporales. Por ejemplo, toman un baño de inmersión prolongado, se ponen una bata blanca especial y colocan velas encendidas alrededor de una mesa o un sofá mientras se preparan para relajarse y comenzar su técnica extracorporal. Durante todo este proceso, se concentran en su deseo de lograr una experiencia extracorporal inmediata. Algunas personas obtienen resultados impresionantes con este tipo de técnica.
Me parece que el éxito de la técnica del ritual se debe al especial énfasis que se da a la meta durante todo el proceso de preparación. La mente registra el proceso repetitivo y extenso como algo especial y aporta una atención subconsciente adicional. Además, el acto mismo de repetir el mismo procedimiento durante semanas afecta a la mente subconsciente. Dice un viejo proverbio que cualquier acto o pensamiento repetido a diario durante veintiún días se convierte en un hábito. Esta idea se basa en la premisa de que nuestra mente subconsciente toma nota de la repetición diaria y la acepta como una nueva norma de conducta. Ese mismo principio explica por qué son tan eficaces la repetición diaria y la técnica del ritual.
Mirando hacia atrás, me doy cuenta de que he creado mi propio procedimiento o ritual. A principios de los años setenta, durante un periodo de dos años, me despertaba a las 7 de la mañana, acudía a una clase a las 8:30, volvía a las 11:30 y me relajaba. Todos los días al mediodía me acostaba y aplicaba una técnica extracorporal. Este procedimiento era muy eficaz. Después de varias semanas de repetición diaria, me había programado para tener experiencias extracorporales. Tras varios meses, no necesitaba técnica alguna; sólo tomaba una siesta al mediodía y automáticamente me elevaba y me separaba de mi cuerpo físico. Ahora que lo pienso, me parece que era una forma de condicionamiento. El éxito se basa en el éxito, y una vez que mi mente consciente y subconsciente aceptó el proceso de las experiencias extracorporales, se convirtieron en un estado muy natural de mi ser. Después de haber tenido varias experiencias agradables, mi mente subconsciente comenzó a cooperar totalmente con mis deseos.
Esto es importante porque señala el camino hacia una comprensión más profunda de todo el proceso de la exploración extracorporal. Para obtener el conocimiento y la sabiduría con que contamos en las dimensiones no físicas del universo, debemos ir más allá de nuestros deseos superficiales. Si queremos ser eficientes en la exploración no física, debemos programarnos para el éxito. Los intentos mediocres producirán sólo resultados mediocres. Para lograr el éxito y el control verdaderos, debemos estar dispuestos a hacer un compromiso emocional e intelectual total. El modo más fácil es crear una repetición diaria o un ritual. La clave es hacerlo a diario y, si es posible, a la misma hora y en el mismo lugar. La combinación de la repetición y la determinación crean un poderoso sistema que lleva al éxito, sistema que puede usarse para cualquier cosa que quiera lograr de la vida.


RESULTADOS FRECUENTEMENTE COMENTADOS

Los resultados iniciales que se mencionan durante las experiencias extracorporales varían de una persona a otra. Sin embargo, durante los últimos veinte años he observado similitudes notables. El modo en que reaccionamos a los cambios iniciales que experimentemos será lo que en muchas ocasiones decida nuestro éxito.
Si no está preparado, la transferencia rápida de su consciencia desde el cuerpo físico a su yo no físico puede ser un salto impresionante. Tener una idea de lo que debe esperar le será de gran ayuda en sus exploraciones iniciales. Cuanta más preparación tenga para la experiencia, mayor control podrá ejercer sobre ella. Para tener éxito en una experiencia controlada, es absolutamente esencial responder positivamente a cualquier cambio repentino en su ubicación, su percepción y su punto de vista.
A medida que concentre toda su atención en la técnica que haya elegido, su cuerpo físico se relajará cada vez más. En algún momento, su cuerpo comenzará la transición al sueño. Mientras ocurre esta transición, es posible que experimente un cambio notable en su ciclo normal de sueño. Este cambio puede ocurrir inmediatamente después de que se duerma su cuerpo o durante un periodo REM. Durante esta transición es cuando aparecen las señales internas, por lo que debe poner atención a las sensaciones o los sonidos internos extraños que pueda experimentar.
Los siguientes son los resultados mencionados más a menudo.

1. Flotar, estar de pie o acostado fuera de su cuerpo físico.
2. Experimentar su yo-energía acostado o sentado dentro de su cuerpo físico. Esto puede ocurrir al mismo tiempo que una vibración intensa circula por todo su cuerpo-energía. Puede sentirse desincronizado con su cuerpo físico y preparado para simplemente «levantarse» del cuerpo físico. Esto es muy natural; concentre su atención en su nueva frecuencia vibratoria e instrúyase para alejarse de su vehículo físico.
3. Hallarse de pie o sentado en uno de sus lugares objetivo, observando su nuevo entorno. Este cambio de consciencia es rápido, por lo que debe permanecer tranquilo y disfrutar su nueva frecuencia vibratoria.
4. Experimentar un sueño lúcido (un sueño donde se vuelve consciente de su ambiente). Durante este sueño, puede experimentar una o más señales internas. Concentre su atención en la vibración o el sonido y dispóngase a alejarse de su cuerpo.
5. Experimentar un ambiente no físico diferente del cotidiano. Mantenga la calma y disfrute su nuevo entorno.


UN PANORAMA DEL ESTADO MENTAL IDEAL

·                       Comience con la mente en blanco. En lo posible, libérese de las ideas preconcebidas, los límites, las creencias y las convicciones. Imagínese comenzando su vida de nuevo, completamente libre de límites y de concepciones acerca del yo.
·                       Confíe en sí mismo y en su capacidad. Usted es un ser espiritual que posee capacidad creativa y que puede separarse con facilidad de su cuerpo físico temporal.
·                       Prepárese para recibir. Ábrase totalmente a una nueva percepción de sí mismo, una visión ampliada de usted mismo con capacidad sin límite.
·                       Dispóngase a reconocer y liberar las barreras, los bloqueos o las percepciones personales que limiten su crecimiento y su desarrollo.
·                       Acepte que va a reconocer y a liberar el adoctrinamiento y el acondicionamiento intenso que ha recibido.
·                       Muéstrese abierto y receptivo a todo cambio en su consciencia. Acepte un cambio completo en su consciencia, desde su vehículo denso y sus límites hasta su yo energético superior.
·                        Sienta con intensidad cómo su yo interior lo impulsa a explorar y a experimentar más allá de su vehículo físico.
·                        Concentre toda su energía, su atención y su deseo en un compromiso personal de conocerse y experimentarse a sí mismo independientemente de su vehículo físico.
·                        Sienta con toda certeza que es un ser no físico con gran energía. Siéntalo con cada célula, cada tejido y cada parte de su ser. Por ser algo más que materia, se separa conscientemente de su vehículo físico denso con facilidad.
·                        Siéntase totalmente seguro y protegido al alejarse de su vehículo físico.
·                        Reconozca y acepte totalmente que el ambiente y el momento ideal para su exploración extracorporal es hoy. ¡Ahora!
·           Libérese y sepárese de la tierra. Véase a sí mismo soltándose de su cuerpo, liberándose de sus límites físicos.
·           Mientras practica su técnica extracorporal favorita, repita la siguiente afirmación: «Soy algo más que un cuerpo físico. Porque soy algo más que materia, ahora me separo de mi cuerpo físico con plena consciencia».


REPASO DE LAS TÉCNICAS

1. Manténgase tranquilo. Las vibraciones, los sonidos y los movimientos internos son experiencias normales.
2. No sienta temor, usted está protegido y es inmortal.
3. Pida claridad absoluta de consciencia, pida «¡claridad!» las veces que sea necesario.
4. Concéntrese y mantenga sus pensamientos alejados de su cuerpo físico en todo momento.
5. Concéntrese en un objetivo específico: una persona, lugar o estado de consciencia que le gustaría experimentar
6. Prepárese para experimentar una sensación de movimiento después de hacer alguna petición.
7. Disfrute sus nuevas exploraciones. El universo invisible es su derecho de nacimiento y también su destino.


FUNDAMENTOS DE LA EXPLORACIÓN EXTRA CORPORAL

1. Somos seres espirituales (de energía no física) que utilizamos de manera temporal cuerpos (vehículos) biológicos para obtener experiencias y expresarnos.
2. Debido a que el cuerpo físico es un vehículo temporal, es natural que podamos separarnos de él y experimentar nuestro verdadero yo no físico.
3. En la actualidad experimentamos un vehículo biológico para que podamos explorar, interactuar y aprender en la dimensión física.
4. Las experiencias extracorporales son el cambio o transferencia normal de consciencia desde nuestro vehículo físico a nuestro cuerpo no físico de frecuencia superior.
5. Usamos y controlamos de manera simultánea varios vehículos de energía (de frecuencia). Cada uno de estos vehículos energéticos existe en una densidad y una frecuencia vibratoria diferente y única. Lo ideal es que todos nuestros vehículos energéticos funcionen en armonía para ayudarnos en nuestro desarrollo personal.
6. Cada vehículo de consciencia percibe el universo en su propia frecuencia. Para percibir y experimentar la materia, debemos tener un vehículo material. Para percibir y experimentar de manera consciente las dimensiones vibratorias superiores (menos densas), debemos utilizar de manera consciente el vehículo energético apropiado.
7. Somos el origen creativo de nuestra realidad y nuestra experiencia. Producimos nuestra realidad individual con el modo en que concentramos y administramos nuestra energía de pensamiento. Este principio se aplica a todos los niveles de energía del universo. Nuestros pensamientos conscientes y subconscientes han producido, ordenado y manifestado todo lo que experimentamos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada