Translate

miércoles, 7 de septiembre de 2011

AVENTURAS FUERA DEL CUERPO - cuarta y ultima parte


Para dominar la experiencia








Todo hombre toma los límites de su propio campo de visión como los límites del mundo.

SCHOPENHAUER



Si queremos obtener el máximo beneficio de una experiencia extracorporal, el control es absolutamente necesario. La clave de una exploración no física eficaz es el control razonado de nuestro estado de consciencia no físico. Una vez obtenido cierto grado de control, el potencial de la exploración extracorporal se vuelve absolutamente ilimitado. De hecho, nuestra imaginación no es apta para concebir todas las posibilidades que están a nuestra disposición. La experiencia me ha enseñado que cuanto más preparados estemos para nuestras exploraciones, con- más eficacia podremos maniobrar en los ambientes no físicos y adaptarnos a ellos. Después de una preparación adecuada, muchas personas informan de un alto grado de control, incluso durante sus primeras experiencias.
Los conceptos físicos y las leyes de la energía tienen escaso valor en las dimensiones no físicas del universo. Para ser verdaderamente eficaces cuando estamos fuera del cuerpo, debemos aprender las «señales de tráfico» no físicas. Como un medio de preparación y ayuda, he recopilado un panorama de las situaciones, los sucesos y los desafíos que puede encontrar en sus exploraciones extracorporales. Esta información es el resultado de mi experiencia personal y de la información que he obtenido de cientos de personas que han tenido experiencias extracorporales durante los últimos veinte años. Una gran parte de la información publicada hasta este momento es inadecuada; ya sea porque se limita a un punto de vista único o porque se deforma con prejuicios, creencias o interpretaciones religiosas. Por ello presento este panorama con la menor parcialidad cultural posible.
En este mundo lleno de creencias y teorías, hay una tremenda necesidad de información práctica, obtenida a través de la experiencia directa. Ahora comprendo que las respuestas a los misterios de nuestra existencia no están ocultas; sino que esperan pacientemente que ampliemos nuestra visión más allá de los límites densos de la materia. Las claves de control nos ayudarán en esta búsqueda.


Claves para el control

Situación y Clave para controlarla:

Vibraciones internas (en ocasiones intensas) acompañadas por sonidos prolongados de zumbidos, murmullos o estruendos.
Está experimentando el estado vibratorio. Aleje inmediatamente toda su atención de su cuerpo físico.

Catalepsia (incapacidad para mover su cuerpo físico)
Este es un fenómeno temporal que puede ocurrir inmediatamente antes o después de una experiencia extracorporal. Su cuerpo energético de frecuencia superior se desincroniza del cuerpo físico.

Regreso impremeditado a su cuerpo físico.
Normalmente lo provocan pensamientos aleatorios dirigidos a su cuerpo físico. Debe conservar toda su atención en el ambiente no físico y el cuerpo energético que experimenta.

Visión borrosa; consciencia poco clara o similar a un sueño.
Con firmeza pida claridad hasta que mejore su visión o su consciencia: “¡claridad!” Después concéntrese en un objeto o una zona específica del entorno que explora.

Sensación de temor o ansiedad; ataque de pánico.
Repítase que está seguro y a salvo. Rodéese con un muro o un globo impenetrable de luz blanca protectora.

Experiencia de túnel.
Esto ocurre cuando se abre la membrana de energía que divide dos niveles (dimensiones no físicas de energía) de frecuencia importantes. El movimiento a través de un túnel a menudo se experimenta como un movimiento intenso hacia el interior. Mantenga la calma; la sensación de movimiento rápido normalmente cesa en segundos. El resultado será que usted entrará a una dimensión o un ambiente energético diferente.

Sensación de movimiento interior rápido; sentirse atraído hacia lo profundo, hacia áreas desconocidas de usted mismo.
Este movimiento suele ser intenso y puede provocar alarma si usted no está pre­parado. Mantenga la calma; éste es un cambio normal de consciencia desde su cuerpo energético más denso a su forma de frecuencia superior.

Pesadez o incapacidad para moverse libremente justo después de la separación.
Esto lo provoca una cons­ciencia insuficiente de su cuerpo no físico. Solicite con firmeza que esté presente toda su consciencia en el cuerpo energético que expe­rimenta. Pida «¡consciencia!» y exija claridad y movilidad.

Falta de recuerdos vívidos después de una experiencia.
Pida con firmeza recordar mejor su experiencia extra­corporal: «lo recuerdo todo». Esto es muy eficaz al estar fuera del cuerpo.

Sentirse un ser energético consciente sin forma.
Este es el reconocimiento normal de nuestro verdade­ro yo no físico (el alma).

Percibir un estallido muy fuerte (como un disparo) cerca de su cabeza, en el momento de la separación del cuerpo.
Es probable que este sor­prendente sonido sea el resultado de la desconexión repentina de un punto ubi­cado en alguna parte de la cabeza (la glándula pineal, según algunos)

Sensación de mirar a través de sus párpados físicos cerrados.
Esto ocurre cuando transfie­re su consciencia a su cuer­po energético, pero no se ha separado de su cuerpo físi­co. Simplemente aléjese de su cuerpo físico: «voy hacia la puerta».

Entrar en el estado vibrato­rio pero no ser capaz de separarse de su cuerpo.
Concentre toda su atención en alejarse de su cuerpo físi­co y dirigirse a otra área de su casa. Es sumamente importante que mantenga su atención lejos de su cuer­po físico en todo momento.

Sonidos extraños o singula­res durante el sueño (voces, zumbidos, campanas, mur­mullos, música, pasos, cual­quier sonido anormal en su ambiente físico actual).
Los sonidos extraños indi­can que su consciencia ya se ha transferido de su cuerpo físico a su cuerpo no físico. Considere estos sonidos como señales internas.

Entrar a un ambiente no físi­co que contenga formas de nubes (en ocasiones parecen imágenes holográficas con diversos grados de densidad).
Está observando formas de pensamiento. Son el resulta­do directo de un pensa­miento concentrado sobre un entorno energético no consensuado.

Su entorno inmediato pare­ce ser un duplicado de su mundo físico.
En ese momento está expe­rimentando su cuerpo ener­gético no físico de frecuen­cia más lenta (más denso) y observa la dimensión ener­gética paralela más cercana al universo físico.

Sentir un contacto mientras está fuera del cuerpo (ocurre en ocasiones justo antes o después de una separación).
Esto lo provocan al menos tres cosas: 1) el modo en que su mente interpreta las corrientes energéticas no físicas; 2) un ajuste energéti­co de su cuerpo no físico; o 3) el contacto de un habitan­te o un ser amado no físico. En general, esto lo propicia­mos de manera subcons­ciente.

Imágenes o pensamientos vívidos que entran a su mente.
Alguien se está comunicando con usted. El método univer­sal de comunicación no física es una transferencia directa de pensamientos. También puede ser una forma de comunicación con un aspec­to superior de usted mismo.

Percibir o sentir que se aproxima una forma de energía o luz.
Reconoce un ser energético cerca de usted. Es posible que sea un ser de una fre­cuencia superior: un guía, un amigo, un ángel u otro habitante interdimensional.

Perderse o desorientarse.
Detenga todo movimiento de avance y pida ayuda o claridad. Seleccione un ele­mento de su entorno inme­diato y concéntrese en él.

Entrar a una habitación y encontrar que todo el entorno ha cambiado.
Es un suceso común. Las entradas, las puertas y las ventanas representan el comienzo de un ambiente - energético diferente.

Encontrar un vehículo de cualquier tipo.
Es el modo en que su mente representa un cuerpo energético o vehículo de consciencia no físico (sin forma). A menudo ésta es una imagen de su propio cuerpo energético interior o de frecuencia superior.

Experimentar una barrera o un bloqueo (un muro, un río o cualquier tipo de barrera).
Una barrera es una repre­sentación energética de una posible limitación que usted mismo haya aceptado o creado; es una oportunidad de confrontar un bloqueo energético personal y supe­rarlo. Una barrera también puede representar la fronte­ra de un ambiente o una realidad de consenso.

Observar o verse frente a una forma, criatura o ser extraño o atemorizante.
En general, las formas ate­morizantes son representa­ciones energéticas de temo­res internos: oportunidades creadas de manera subcons­ciente para afrontar y supe­rar temores, bloqueos o limitaciones personales. El modo más eficaz de elimi­nar un problema o temor es encararlo. Mandar amor a los temores es uno de los mejores medios para disipar su energía.

Escenas o ambientes que cambian con rapidez.
Por lo general, esta situación refleja una falta de total de concentración. Para contro­larla, piense en un solo ambiente u objeto. Las esce­nas cambiantes también indican que está en una rea­lidad que no es de consenso.

Sentir en el centro de la espalda que algo tira de usted.
Normalmente es una señal interior para volver al cuer­po físico.

Entrar a un ambiente muy brillante o muy energético (puede manifestarse como una sensación aplastante de enorme energía acompaña­da por luz intensa).
Ha entrado a un ambiente energético con una frecuen­cia superior a la que está acostumbrado. Solicite con firmeza un ajuste de su fre­cuencia vibratoria personal: «me -ajusto» «me adapto» o vuelva a su cuerpo físico.

Incapacidad para moverse a través de estructuras selectivas.
Esto podría representar una limitación personal o bien la frontera de un ambiente de consenso. Es posible que su frecuencia energética perso­nal sea demasiado densa para penetrar la estructura.

Sensación repentina o gra­dual de pesadez al volar o flotar.
El porcentaje de su cons­ciencia que hay en su cuer­po energético es inadecua­do. Pida con firmeza aumen­tar su consciencia.

Perder el control consciente en la mitad de una expe­riencia extracorporal.
Exija verbalmente que se haga presente toda su cons­ciencia: «soy completamente consciente» o «¡consciencia!» (Nunca mencione ni piense en su cuerpo físico o volverá inmediatamente a él).

Enredarse con un objeto, una estructura o un ambien­te no físicos (las sábanas, por ejemplo).
Todos los objetos físicos tie­nen duplicados energéticos de frecuencia más fina. Mantenga la calma y desen­rédese usted mismo o sim­plemente aléjese flotando del problema. Esto podría representar un lazo con su ambiente físico.

Consciencia doble (cons­ciencia simultánea en su cuerpo físico y en su cuerpo energético no físico).
Esto ocurre en ocasiones. Debido a que la consciencia tiene una naturaleza no física, posee la capacidad inna­ta de encontrarse en diver­sas áreas energéticas al mismo tiempo. Nuestra consciencia puede compararse a una continuidad de energía que posee la capacidad para des­plazarse hacia el interior no físico del universo.


APROVECHAR LA ENERGÍA DEL PENSAMIENTO

El pensamiento tiene un efecto poderoso sobre nuestra experiencia y nuestro entorno no físico, sobre todo el pensamiento concentrado en forma de una firme petición. La energía concentrada de un pensamiento reestructura y moldea inmediatamente la energía no física circundante. Nuestros pensamientos, tanto conscientes como subconscientes, crean un molde o un patrón de energía, interactúan con la energía sutil del ambiente no físico y comienzan a reestructurarlo de acuerdo con el contenido de nuestros modelos de pensamiento. Pronto descubrirá que sólo algunos tipos de entorno responden inmediatamente a la energía del pensamiento; los ambientes formados y establecidos de manera densa se resistirán al cambio.
El poder del pensamiento también puede aprovecharse para el desplazamiento. Siéntase libre de experimentar con diferentes métodos de movimiento cuando esté fuera del cuerpo. Puede desplazarse con facilidad mediante el método que le resulte más natural y cómodo -volar, caminar, flotar- sin más límites que los que se imponga a sí mismo. Una vez que se adapte a su nueva capacidad, el viaje extracorporal se convertirá en una aventura absolutamente estimulante.
Es importante que conozca los principios básicos de la energía del pensamiento para que se adapte a su experiencia no física y la controle. Las dudas que pueda tener sobre su validez desaparecerán rápidamente tras sus primeras aventuras extracorporales.


Principios de la energía del pensamiento

1. El pensamiento es una forma de energía.
2. El pensamiento concentrado posee la capacidad innata de afectar, reestructurar y moldear la energía.
3. Cuanto menos densa sea la estructura o el ambiente energético, más rápido ocurrirá su reestructuración.
4. La intensidad del pensamiento y la densidad de la energía sobre la que actúa determinan la eficacia y la velocidad con la que la energía del pensamiento reestructura un entorno energético.


ADAPTACIÓN AL AMBIENTE NO FÍSICO

Para maniobrar con eficacia en los ambientes no físicos que encontramos cuando estamos fuera del cuerpo, es esencial comprender cada nuevo ambiente no físico y sus principios energéticos. Para interactuar con éxito en las sutiles realidades que responden al pensamiento, necesitamos reconocer el poder creativo de nuestros pensamientos y comprender que somos la fuerza motriz de nuestra experiencia. Hay mucho por aprender acerca de las dimensiones invisibles, pero por ahora, los principios siguientes servirán para guiar nuestros pasos.


Mecánica básica de la energía

1. A medida que nos alejamos de la exploración de la materia y nos acercamos al origen de la energía, la sustancia del universo no físico se vuelve cada vez menos densa y el entorno responde cada vez más a los pensamientos.
2. Como una forma de energía creativa, nuestros pensamientos poseen la tendencia natural de interactuar con los ambientes no físicos que encontramos y de moldearlos. En general, cuanto más lejos exploremos el universo multidimensional, con más rapidez e intensidad responderá el ambiente energético a los pensamientos.
3. Nuestros pensamientos, tanto conscientes como subconscientes, afectarán la energía no física que observemos. El grado de influencia estará en proporción directa a la intensidad de nuestros pensamientos y a la densidad del ambiente.
4. La frecuencia energética (densidad) personal y los pensamientos conscientes y subconscientes del observador determinan la realidad que se percibe en un entorno (natural o que no es de consenso) que responda al pensamiento.

Debido a que estos principios afectan de manera notable a lo que observamos cuando estamos fuera del cuerpo, no deben subestimarse. Lo que veamos y experimentemos estará influido por el modo en que interpretemos el entorno no físico y por la manera como reaccionamos en él.
Los primeros exploradores extracorporales son un ejemplo práctico de estos principios. En el Libro de las revelaciones, San Juan describe encuentros con ciudades esplendorosas, ángeles y entidades a caballo. Cinco siglos después, Mahoma se describe a sí mismo montando un magnífico corcel blanco a través de lo que llama «los siete Cielos». Es lógico que las percepciones de la realidad de estos exploradores del siglo primero y del siglo quinto afectaran lo que vieron cuando estaban fuera del cuerpo. En otras palabras, el modo en que los primeros profetas percibieron e interpretaron los ambientes no físicos que experimentaron afectó a nuestra historia y a nuestras creencias religiosas.
Las ideas preconcebidas de su realidad física y social influyeron en las observaciones iniciales de todos los místicos, profetas y santos. En la actualidad, es probable que Mahoma se viera a sí mismo viajando en un estupendo vehículo blanco a través de las dimensiones energéticas del universo. Y San Juan, en el Libro de las revelaciones en lugar de decir «estuve con el Espíritu», es probable que dijera «estuve fuera del cuerpo».
Este conocimiento no disminuye los inspirados escritos de nuestros primeros exploradores espirituales; sólo aporta aplicaciones adicionales al significado invisible de estas exploraciones no físicas. Muchos de los primeros líderes espirituales que influyeron y moldearon nuestras principales religiones fueron exploradores extracorporales. Hablaron de sus viajes no físicos de acuerdo con su percepción cultural de la realidad. La Biblia está llena de frases como «estuve con el Espíritu», «debes volver a nacer para entrar al Reino de los Cielos», «el Espíritu me condujo» y «buscad primero el Reino de Dios». Estas expresiones son claras referencias a las exploraciones no físicas (espirituales) de sus autores. Es natural que los primeros exploradores de las dimensiones no físicas llamaran Cielo a sus descubrimientos; es un nombre adecuado para un universo que responde al pensamiento y con desbordantes e infinitos niveles energéticos de belleza y luz.
Cada uno de nosotros es diferente y lo que experimentamos cuando estamos fuera del cuerpo varía de acuerdo con nuestro adoctrinamiento social y con nuestras creencias. Los ambientes y los objetos que encontramos cuando estamos fuera del cuerpo se perciben a través de los filtros de nuestra mente. Es esencial recordar que, en cualquier momento de su viaje fuera del cuerpo, puede pedir ver la verdadera forma de la energía, del objeto o del ambiente que experimenta. Si se siente confundido o tiene preguntas relacionadas con sus observaciones, puede pedir claridad.
Recuerde que todas las formas son energía; esto se aplica a todos los entornos, ambientes, frecuencias y densidades del universo (incluyendo el físico). La energía del pensamiento forma o moldea los objetos, las situaciones y los ambientes que percibimos para un propósito específico. Comprender este principio básico nos ayudará a interpretar y a reaccionar ante las numerosas formas energéticas no físicas que encontremos al salir del cuerpo.


LOS GUÍAS

Hay tres modos principales de dirigir y controlar nuestras experiencias extracorporales. Uno es controlar nuestros pensamientos conscientes (tarea bastante difícil); otro es pedir ayuda a una parte más elevada de nosotros: nuestro yo superior o alma. El tercer modo es pedir la ayuda de un guía o maestro en quien confiemos. Un guía puede ser cualquier ser que respetemos: Jesús, Buda, San Pablo, un ángel guardián, un santo, etc.
Si solicitamos la ayuda de un guía, es posible que la experiencia obtenida sea más favorable para nuestro desarrollo espiritual. Los guías no físicos rara vez son visibles. Más bien, experimentamos una fuerte impresión o sensación de su presencia. En su sabiduría, comprenden que su aspecto visual sólo nos distraería de nuestro propósito personal. Cuando un guía está presente, generalmente sentimos que nos rodea una cálida sensación de amor y de seguridad.
En los mundos de frecuencias superiores, nuestras necesidades son transparentes: nuestro estado de desarrollo espiritual, nuestros bloqueos, limitaciones y temores internos se hacen evidentes. Un guía no físico puede captar nuestras necesidades y puede ayudarnos con el fin de lograr la situación más conveniente para nuestra evolución. Los mundos interiores del universo son más grandes y más diversos dedo que nuestra mente puede abarcar; es posible explorar realidades y niveles energéticos ilimitados. En un ambiente que responde al pensamiento, sin un guía es fácil confundirse o desorientarse. Una ayuda ilimitada está siempre a nuestra disposición, pero de nosotros depende solicitarla. Normalmente, los guías no intervendrán sin una solicitud específica.


CLARIDAD

Uno de los mejores modos de mejorar nuestra consciencia cuando estamos fuera del cuerpo es concentrar nuestra atención en una sola meta o idea y mantenerla ahí. Si su atención se dispersa o su visión se vuelve borrosa, solicite con firmeza una claridad absoluta de consciencia. El modo más eficaz de mantener y mejorar su consciencia es pedir claridad de consciencia completa ante el primer signo de distracción mental.
Solicitar claridad de pensamiento es la clave para tener una experiencia extracorporal prolongada. Con esta técnica es posible mantener una experiencia extracorporal durante varias horas. Cada vez que su mente divague, simplemente pida claridad en forma verbal o mental: «¡claridad!» Con frecuencia es necesario exigir claridad inmediatamente después de la separación, al pasar a una nueva ubicación no física o al viajar entre dimensiones o ambientes energéticos distintos.
Al principio, el modo más fácil de controlar y prolongar nuestras experiencias extracorporales es adquirir el hábito de pedir claridad de consciencia cada pocos minutos. En algún momento, a medida que vaya adquiriendo experiencia, la claridad de sus percepciones llegará en forma automática.
Es importante reconocer que dirigimos nuestras vidas, tanto físicas como no físicas, mediante el poder de nuestros pensamientos. Si nuestras vidas se descontrolan, es porque hemos entregado nuestro control interno a otras personas o nos hemos negado a aceptar nuestra responsabilidad personal. Para muchos de nosotros, es más fácil señalar a los demás con un dedo acusador que aceptar la responsabilidad de nuestros pensamientos y de nuestras acciones individuales. Algunas de las lecciones más difíciles que vamos a aprender tienen que ver directamente con el control del pensamiento y con la responsabilidad personal. La capacidad de concentrar y dirigir nuestros pensamientos es un elemento fundamental en nuestra evolución personal. Los beneficios que recibiremos están más allá de nuestras expectativas: nuestra vida es nuestra recompensa.


Técnica para obtener claridad

Hay un ejercicio muy sencillo y eficaz para evitar la consciencia interrumpida o brumosa que algunas personas mencionan inmediatamente después de la separación del cuerpo físico. Inmediatamente después de la separación, exija la presencia de una claridad total: «¡claridad!», «¡necesito claridad total!» o «¡consciencia!» Cuando pida esto, evite las frases que incluyan alguna referencia a su cuerpo o a su ambiente físico. Por ejemplo, la declaración «pido consciencia total en mi cuerpo» lo regresará inmediatamente a su cuerpo físico.
Recuerde siempre que, cuando está fuera del cuerpo, experimenta una forma energética y un ambiente menos denso y de una frecuencia superior. Su nuevo ambiente, incluyendo el cuerpo que en ese momento habita, responde mucho más a la energía del pensamiento que el cuerpo físico. Cuando pida algo, hágalo con firmeza y de manera concreta para que el resultado sea inmediato y eficaz. Cuanto más intensa y más concentrada sea la petición, más eficaz será el resultado. Esta técnica también puede usarse para hacer que un sueño lúcido se convierta en una experiencia extracorporal completamente consciente. La clave es repetir el procedimiento hasta que se desvanezca la bruma y aparezca su consciencia completa.
La técnica para obtener claridad es un procedimiento que aplico siempre después de una separación de mi cuerpo físico. Además, la repito en el momento en que mi visión o mi consciencia no están en un nivel óptimo. No sólo agudiza mis percepciones no físicas, sino también mejora el control y la memoria.


EL CONTROL Y LA REDUCCIÓN DEL TEMOR

En la exploración extracorporal, el miedo puede ser un obstáculo que nos dificulte o nos impida alcanzar el éxito. Nuestras ansiedades personales, tanto conscientes como inconscientes, crean murallas invisibles a nuestro alrededor, que nos encierran en una estrecha zona de seguridad y evitan que logremos nuestro máximo potencial. Las decisiones que tomamos y la manera en que vivimos son frecuentemente una consecuencia de la forma en que manejamos nuestros temores personales.
De joven, tuve un amigo a quien se consideraba como uno de los mejores jugadores de béisbol en Baltimore. Después de captar la atención de los medios de comunicación, su entrenador consiguió que asistiera a un campo de entrenamiento con un equipo profesional. Tras varias semanas de escuchar palabras de aliento de su entrenador y de sus compañeros, me contó un secreto: «Tengo miedo de fracasar, no soy tan bueno». Finalmente no asistió a la prueba; no pudo manejar su miedo al fracaso. El lugar de alcanzar su sueño, se rindió ante el miedo.
Muchos creen que el simple hecho de separarnos de nuestro cuerpo físico y explorar nuevos reinos del universo ayuda a reducir nuestros temores y nuestros límites personales.
Tras una experiencia extracorporal, es común que las personas hablen de sus logros personales. A veces lo identifican como comprender o como enfrentarse a un aspecto interno de ellos mismos; en otras ocasiones, reconocen que son mucho más que simples criaturas físicas. Varias personas me han contado que, de algún modo, se conectaron con una parte más amplia de sí mismas. No importa cómo la llamemos -espíritu, yo superior, Dios o mente universal-: para el participante, esta conexión es absolutamente real. Esta experiencia es difícil de explicar, porque se extiende más allá de nuestros conceptos lineales de la realidad.
En todas nuestras vidas hay momentos determinantes que cambian nuestro destino. Nuestro desafío es encarar estos momentos y superar nuestros temores. El descubrimiento de la exploración extracorporal puede ser uno de tales momentos. Su decisión de explorar más allá de sus límites físicos puede cambiar su vida. Por mi parte, sólo puedo decir que ha sido un punto fundamental en mi vida, y doy gracias a Dios por haber afrontado mis temores y haberme arriesgado a avanzar. He aprendido que todos los temores y miedos son una ilusión. Cada uno de nosotros es un ser inmortal que posee un potencial ilimitado. Nuestro verdadero yo interno no puede dañarse ni morir.


Ataques de pánico

Durante las etapas iniciales de una exploración extracorporal, algunas personas mencionan una prisa o un temor intenso, similar a un ataque de pánico. En general, esto lo provoca el temor a lo desconocido y la sorpresa fisiológica inicial de la separación real de su cuerpo físico. A menudo, las vibraciones y los sonidos singulares que acompañan el cambio de su consciencia desde el cuerpo molecular denso a su contraparte de energía superior activan los ataques de pánico. Cuando se experimentan por primera vez, estas vibraciones y estos sonidos pueden resultar sorprendentes, por lo que es importante recordar que sólo son una parte natural de la exploración extracorporal. Muchas veces, basta que usted reconozca y comprenda estos sonidos y vibraciones inusuales para eliminar o reducir la ansiedad que puedan provocar.
Si los ataques de pánico son un problema recurrente, puede ser útil una sencilla afirmación suave. Ante el primer síntoma de ansiedad, repita en su mente: «estoy sano y salvo» o «estoy protegido». Siga repitiendo esta afirmación hasta que ceda el temor. Después siga las instrucciones usuales para alejarse de su cuerpo físico -por ejemplo, «avanzo hacia la puerta principal». Una vez conseguida la separación completa del cuerpo físico, la ansiedad inicial desaparece.
Recuerde quedas experiencias extracorporales son una transferencia natural de consciencia, sencillamente no hay nada que temer. Este hecho lo corroboran a diario miles de personas que tienen experiencias extracorporales. En general, los ataques de pánico dejan de ser un problema después de haber tenido una experiencia con éxito. En ese momento, usted mismo comprueba que no hay nada que temer.


Técnica para la reducción del temor

Si el temor sigue siendo un problema recurrente, será útil que aplique la siguiente técnica.

1. Identifique el temor. Intente identificar la naturaleza de su miedo. Por ejemplo, ¿le teme a lo desconocido? ¿A los cambios rápidos? ¿A la posibilidad de perderse? Reconocer su temor es un excelente indicador de su avance.
2. Aproveche el temor. El temor o miedo es una forma de energía. Aumenta su respiración, su resistencia y su capacidad para concentrarse. Es un refuerzo energético de la naturaleza, diseñado para que se enfrente mejor a los obstáculos o retos potenciales. Cuando sienta temor, intente usarlo a su favor. Utilice la energía generada por el miedo para aumentar su concentración y su deseo de lograr su meta: la exploración extracorporal.
3. Rechace el temor. Respire profundamente. Mientras exhala, visualice cómo su cuerpo, su mente y sus emociones expulsan el miedo. Repítase mentalmente: «el miedo se aleja de mí», «mi temor ha desaparecido», «supero mis temores» o «mis miedos se han desvanecido». Con la mayor viveza posible, imagine cómo lo abandona su miedo. Visualice cómo lo abandona para siempre.
4. Sustituya su miedo. Sustituya los sentimientos de temor por una energía positiva y productiva, como regocijo, concentración, valor o la emoción por la aventura. Use una afirmación adecuada, por ejemplo «estoy a salvo», «disfruto mi nueva aventura» o «la emoción me inunda».


Visualización del globo de aire caliente

La siguiente técnica de visualización puede ayudarle a superar el temor y otros obstáculos que pudieran aparecer en el camino hacia la experiencia extracorporal.
Respire profundamente varias veces y relájese por completo. Comience a visualizar un majestuoso globo de aire caliente de color anaranjado brillante. A medida que se acerca al globo, observa que está listo para despegar. Con una sonrisa, su guía le da la bienvenida a otra aventura más allá de los límites de la materia. Mientras aborda la canastilla usted prevé otro viaje emocionante.
Con alegría absoluta, usted suelta las amarras que lo atan a la tierra. Con un tirón súbito su globo comienza a elevarse. Una intensa sensación de regocijo lo inunda mientras se eleva cada vez más y lentamente se desplaza sobre las copas de los árboles. Abajo, las casas y los automóviles parecen juguetes: pequeños e insignificantes.
Asomándose por la borda de la canastilla, observa varias bolsas grandes de lona. Las bolsas se ven llenas y pesadas. Al examinarlas con más atención, se da cuenta de que dichas bolsas están llenas con sus temores y sus limitaciones. Cada bolsa tiene un nombre muy visible: miedo a lo desconocido, miedo al cambio, miedo al fracaso, temor a los nuevos desafíos, miedo a la muerte. Cualquiera que sea el temor o el límite que experimente en su vida, está marcado claramente en las bolsas. Dedique un momento a reconocer sus temores y sus límites individuales y vea cómo cuelgan en las bolsas de lona.
Mientras vuela sobre los árboles, se da cuenta de que ha dejado de elevarse. El peso de las bolsas de los temores y las limitaciones lo detiene y puede hacerlo caer. Al analizarlas, observa que cada bolsa está firmemente atada a la canastilla. Con una alegría desbordante, comienza a desatar las bolsas de los temores y los miedos y mira cómo cada una de ellas va cayendo a la tierra. A medida que se suelta cada bolsa, usted siente como asciende el globo, cada vez más alto. Con una emoción ingenua, siente cómo va cayendo cada uno de sus miedos y temores. Sabe con certeza que todos ellos se han ido ya para siempre, que todas las limitaciones son cosa del pasado.
Algunas de las bolsas están tan firmemente atadas que necesita cortarlas. Su guía le entrega una navaja y usted comienza a cortar los resistentes hilos de las cuerdas que sostienen las bolsas restantes. A medida que va cortando cada una de las cuerdas, siente que aumentan su claridad y su libertad. Y siente que lo embarga la emoción de la liberación total. Finalmente llega a nuevas alturas, sus temores y límites han desaparecido para siempre.


UN PANORAMA DEL CONTROL

·                   Usted posee la cantidad exacta de control que cree tener, la cantidad exacta que acepta y aplica.
·                   La clave para prolongar su experiencia extracorporal es mantener su atención lejos de su cuerpo físico. El mejor modo de lograr esto es involucrarse e interesarse por completo en el ambiente no físico que explora. Como pronto descubrirá, en cuanto piense en su cuerpo físico, volverá a él al instante.
·                   Usted controla su experiencia, ya sea consciente o subconscientemente. Usted es el escritor, el director y el actor de todas sus experiencias, situaciones y encuentros. Esto se aplica a todos los niveles del universo.
·                   Su método de desplazamiento depende totalmente de su decisión. Puede caminar, flotar, volar o navegar. Puede incluso cambiar el método de desplazamiento seleccionado y elegir el que sea más conveniente para la situación que encuentre.
·                   Si su percepción no es clara o es borrosa, puede aumentar la, claridad de su visión pidiendo con firmeza que su percepción mejore inmediatamente: «¡claridad!»
·                   Su forma energética no física tiene un tamaño, una estructura y una capacidad muy flexibles. Es probable que experimente la forma que sea más cómoda para usted. En general, es un duplicado de su cuerpo físico. Sin embargo, más allá de la segunda membrana energética, tiene la posibilidad de adoptar conscientemente la forma que prefiera. Esto lo consigue concentrándose en cambiar su concepto del yo.
·                    Al encontrarnos en una nueva situación o un nuevo ambiente nosotros mismos generamos las sensaciones de temor, las cuales son el resultado directo de una falta de información o de conocimiento. Recuerde siempre que usted es un ser no físico poderoso; en esencia, usted es consciencia pura. No debe temer nada, porque es inmortal.
·                    En lo posible, intente mantener un estado mental abierto y sin prejuicios. Las opiniones, las creencias y las conclusiones firmemente arraigadas afectan lo que usted experimenta y percibe, y lo mismo ocurre en el mundo físico.
·                    Recuerde que durante los cambios o movimientos de su consciencia debe mantenerse tranquilo y centrado.
·                    Reconozca su capacidad para controlar su movimiento y su experiencia. Sus pensamientos son su vehículo personal y su fuerza creativa. Usted simplemente va donde lo conducen sus pensamientos.
·                     Indique con firmeza lo que se propone explorar, conseguir o percibir y sea lo más concreto posible.
·                    Cuando pida algo, prepárese para experimentar cambios rápidos o un movimiento interior.
·                     Confíe absolutamente en el cumplimiento de sus peticiones: dispóngase a recibir.
·                     Si lo que observa o experimenta está borroso, pida claridad. Por ejemplo, en un momento dado puede preguntar: «¿qué representa esa forma energética?»
·                     Ejercite su control. Simplemente aplíquelo, no hay ninguna necesidad de dudar ni de pensarlo dos veces.

Su capacidad para desplazarse en un ambiente que responde a los pensamientos depende en gran medida del control de sus pensamientos, de sus conocimientos y de su capacidad personal para mantener la calma y concentrarse. Como en todo, cuanto más preparado esté, más productiva será su experiencia.
Recuerde que experimentará el grado de control que usted pida. Apunte alto, no se quede en medias tintas.



Capítulo 8

Exploraciones avanzadas



Cuando la mente del hombre se estira para alcanzar una nueva idea, ya nunca recupera su tamaño anterior
.
OLIVER WENDELL HOLMES



El potencial de la exploración extracorporal es absolutamente ilimitado. Una vez que abandonamos nuestros límites físicos, la frontera de la exploración y del potencial humano desaparece. Y los viejos límites se desvanecen a medida que comprendemos nuestro verdadero potencial.
Cada uno de nosotros posee habilidades no desarrolladas que la ciencia moderna apenas comienza a captar. Las experiencias extracorporales controladas abren la puerta a una nueva era de desarrollo y exploración; de nosotros depende explorar esta realidad o seguir prisioneros de nuestros límites físicos.
Para que usted se haga una idea, he incluido una lista de los potenciales experimentos que se pueden realizar. Pero usted deberá también desarrollar los suyos propios. Cuando concluya cualquier forma de exploración, recuerde siempre registrar los resultados lo más pronto posible. Le recomiendo un aparato que se active por la voz.
Para comenzar, intente dos experimentos similares a los efectuados en las instalaciones de parapsicología de la Universidad de Stanford.
El primero de ellos es muy fácil de preparar: antes de comenzar su técnica extracorporal, coloque un artículo pequeño, como un lápiz o una moneda, en la orilla de una mesa. Durante su experiencia extracorporal, intente conscientemente reducir su densidad (frecuencia) personal y mover el objeto. Registre los resultados.
El segundo experimento es observar un objetivo remoto cuando esté fuera del cuerpo. Como preparación, pida a un amigo que seleccione y dibuje un número, una figura o un símbolo grande (de al menos 15 centímetros de diámetro) y que lo ubique en un punto donde no pueda verse físicamente. Pídale que deje el objeto en un lugar conocido por usted, como la casa de su amigo. Después de separarse de su cuerpo físico, concentre toda su atención en la ubicación del objeto e intente observarlo con la mayor claridad posible.


EXPLORACIÓN DEL UNIVERSO

Cuando explore más allá de su cuerpo físico, la primera dimensión no física que observará es un mundo paralelo formado por energía mucho menos densa que la materia. A primera vista, parece un duplicado del mundo físico.
Después de observarlo con atención, descubrirá que ese entorno energético es similar, pero no idéntico, a su medio físico. Los objetos como las sillas, las puertas, las camas y las habitaciones se ven un poco distintos a los del entorno físico.
La razón de estas diferencias es sencilla. Los objetos y los entornos observados en el primer nivel energético interno del universo no tienen sustancia física. Son similares a los moldes energéticos de su entorno físico. Cada artículo no físico que observa existe completamente independiente del universo físico.
Muchas personas han llegado a pensar que observan su entorno físico desde un nuevo punto de vista. Esperan que cuanto los rodea sea idéntico a su mundo físico y, si no se cumplen sus expectativas, se confunden o se desorientan. Como resultado, algunos creen que toda su experiencia extracorporal fue un sueño, porque el entorno observado no coincidió con sus expectativas físicas. Estas equivocaciones ocurren porque estamos condicionados para aceptar como válidas sólo las formas densas. Como resultado, nuestras mentes tienden a concentrarse en la única realidad que conocemos y aceptamos: la materia.
Debido a que vivimos en un entorno físico y estamos inmersos en un mar de estímulos físicos, este adoctrinamiento es de esperar. Nuestro condicionamiento físico es una parte natural del proceso de socialización. La clave para superar este intenso adoctrinamiento es reconocerlo. El mundo físico en el que nos concentramos es sólo una pequeña fracción del universo. En realidad, las formas físicas que vemos a nuestro alrededor son una simple capa exterior del universo: la piel de todo el universo multidimensional.
Recuerde siempre que la realidad es relativa; el entorno que percibimos como real lo determinan nuestra densidad y nuestra frecuencia personal. Por ejemplo, cuando estamos fuera del cuerpo, es bastante común que los objetos físicos se vean borrosos y fantasmales. Esto se debe a que la materia, observada desde un punto de vista de frecuencia superior, ya no es una realidad sólida para nosotros. Desde su nueva perspectiva, la única realidad firme para usted es la frecuencia (densidad) energética que le corresponde. El hecho de conocer este principio energético es fundamental cuando explora un universo vibratorio diferente. Este conocimiento le ayudará a controlar sus experiencias.
A medida que avance en sus exploraciones, comenzará a reconocer una sorprendente verdad. Concentrando el pensamiento usted posee poder para desplazarse por diferentes áreas energéticas del universo. Puede elevar y reducir de manera consciente su frecuencia (densidad) vibratoria; el resultado que observará es un cambio correspondiente en su entorno. Este descubrimiento es significativo porque prácticamente elimina la necesidad de movimientos externos (laterales). En esencia, puede explorar cualquier frecuencia del universo sin moverse. Los conceptos físicos de distancia, separación y movimiento se vuelven irrelevantes.
Una segunda ventaja de este método avanzado de exploración es un mayor autocontrol. Cuando no se tienen que manejar cambios externos e internos simultáneos es más fácil permanecer concentrado.. También es más fácil conservar la estabilidad y la claridad.
Tercero, este método le permite explorar con más eficacia los incontables niveles del universo. A menudo, el movimiento lateral dentro de una dimensión energética determinada está limitado a una estrecha banda de frecuencia dentro de esa dimensión.
Y, por último, amplía su capacidad para explorar, percibir y comprender más allá de su situación actual. Alterar de manera consciente su densidad (frecuencia vibratoria) le permitirá un acceso casi ilimitado al interior no físico del universo.
Nuestros conceptos actuales de movimiento están directamente relacionados con nuestro adoctrinamiento físico. Algún día, todos y cada uno de nosotros evolucionaremos hasta el punto de poder «estar» simplemente en la parte del universo que prefiramos. Esto no es una teoría, sino un hecho comprobable mediante la experiencia personal.


Para controlar el movimiento interdimensional

1. Inmediatamente después de la separación, aléjese de su cuerpo físico, tranquilícese y concéntrese. Si es necesario, pida claridad o consciencia completas. «Claridad».
2. Mientras está fuera del cuerpo, pida con firmeza experimentar la siguiente dimensión energética interior. «Experimento el siguiente nivel (dimensión) interior». O mencione el área de otra dimensión que preferiría explorar. El resultado inmediato será un intenso movimiento hacia dentro que durará varios segundos. Permanezca lo más .tranquilo posible; la sensación de movimiento interior puede ser intensa y desorientarlo si no está preparado. La experiencia es similar a ser atraído hacia el centro de su consciencia.
3. Después que termine el movimiento hacia el interior, concéntrese inmediatamente solicitando toda su consciencia. «¡Consciencia!» Prepárese; su entorno y su punto de vista serán completamente diferentes.


PARA ELEVAR LA FRECUENCIA INTERNA

A medida que avance en su exploración por niveles energéticos de frecuencia superior, tal vez comience a observar cambios en su estado de consciencia. Se mencionan con regularidad sensaciones, visiones y experiencias energéticas con la luz y también una mayor sensibilidad energética.
Los entornos que encuentre en los niveles energéticos de frecuencia superior se volverán cada vez más variables con la luz. La sustancia misma de su entorno es una forma de energía superior. Por ejemplo, cuando observa una simple flor o una brizna de hierba verá que irradia un intenso espectro de luz y de colores. Una simple brizna de hierba parece estar hecha de miles de puntos de luz. Cada punto resplandeciente de luz es una consciencia pura y viva.
A medida que exploramos más hacia el interior del universo, debemos elevar nuestra frecuencia vibratoria interna, aumentar nuestra luz interior. A fin de explorar con eficacia los niveles superiores del universo, nuestra frecuencia vibratoria debe ajustarse y coincidir con la frecuencia vibratoria que experimentemos. Si nuestra frecuencia interior no es igual al nuevo entorno que visitamos, experimentaremos una luz cegadora y una sensación aplastante de intensa energía. Esta sensación es tan incómoda que casi todos se retiran inmediatamente a sus cuerpos físicos.
Al explorar los reinos superiores del universo, podemos aumentar nuestra frecuencia vibratoria interior mediante una petición firme y sincera. En efecto, podemos pedir que se afine nuestra energía interior para mejorar nuestro desarrollo espiritual. Esta afinación de nuestros sistemas energéticos invisibles es un incesante proceso de desarrollo, que ocurre normalmente cuando dormimos o soñamos. Casi nadie tiene consciencia de estos cambios internos. Quienes tienen consciencia, suelen percibir estos cambios como ondas energéticas que recorren su cuerpo. Este proceso puede durar segundos o minutos, según sea el ajuste requerido. He descubierto que la elevación de nuestra frecuencia vibratoria individual afecta en forma notable nuestra capacidad no física. Si vamos a explorar los reinos superiores del universo es esencial elevar nuestra frecuencia energética personal.
Si alguna vez esperamos escapar de la ilusión de la materia, es responsabilidad nuestra aumentar nuestra luz personal. Recuerde siempre que el cielo no se adaptará a nosotros; debemos adaptarnos nosotros a él.
Los pensamientos negativos, la ira, el odio, los vínculos y la ignorancia bloquean la radiación natural de nuestra luz interna. Las emociones de los pensamientos destructivos son una forma energética de baja frecuencia que se fija a nuestro cuerpo energético interior como una capa. Cuando está fuera del cuerpo puede detectar inmediatamente estas vibraciones negativas en el campo energético (aura) de cualquier persona a quien observe. Las emociones negativas como el odio, el temor, el enfado y la avaricia se vuelven parte de la persona que las crea. Esta energía negativa funciona como un campo de fuerza energético, que evita que la luz interior del alma brille con su intensidad normal. Durante la exploración extracorporal, la evolución de las personas que observa se hace evidente por la intensidad de la luz que emiten. Cuanto más brillante es la luz interna, más evolucionada es la persona.
La elevación de nuestra frecuencia vibratoria comienza con la eliminación de los bloqueos energéticos internos. Por ello las almas avanzadas, como Jesús y Buda, dedicaron tanto tiempo a trasmitir sus conocimientos. «Ama a tus semejantes», «no hagas a los demás...» Comprendieron que cuantos más bloqueos energéticos eliminamos, más brillante es nuestra luz y más se eleva nuestra frecuencia natural en el universo multidimensional.
Para evolucionar, es importante reconocer este principio. Cuando muera su cuerpo físico, usted llegará automáticamente al nivel (frecuencia) energético del universo que coincida con su frecuencia vibratoria personal. Como descubrirá, éste es un proceso energético natural, es el paso de la consciencia de una frecuencia a otra. Quienes hayan reconocido y eliminado sus bloqueos energéticos y hayan elevado su frecuencia personal experimentarán el esplendor y la luz absolutos del reino de los cielos.


PARA AMPLIAR EL ESTADO VIBRATORIO

El estado vibratorio se puede ampliar desde una ligera liberación interna, hasta una total separación del cuerpo físico. Esto se consigue estimulando mentalmente las vibraciones leves a fin de que se acumulen, se amplíen y se extiendan por todo el cuerpo. Es común que algunos despertemos durante las diversas etapas del sueño y experimentemos una ligera vibración interna y un adormecimiento en la nuca o en las piernas y los brazos. Esto se experimenta durante el sueño REM, durante los sueños lúcidos o durante leves etapas de alfa, como el estado hipnagógico. Por supuesto, la clave de esta técnica es reconocer las vibraciones y el adormecimiento iniciales cuando ocurren. El mejor modo de hacerlo es poner atención a las sutiles fluctuaciones energéticas que aparecen durante las etapas iniciales del sueño y la relajación. Ser conscientes de nuestras sensaciones, de nuestras percepciones y nuestros sentimientos internos es el primer paso para poder apreciar nuestras vibraciones internas.
De ahora en adelante, inmediatamente después de despertar o cuando se adormezca, manténgase físicamente quieto y relájese totalmente. Observe los cambios energéticos, las vibraciones, el adormecimiento u otras sensaciones singulares que se presenten. Cuando estas sensaciones ocurran, estimúlelas mentalmente para que se extiendan por todo su cuerpo. Fluya con ellas y permita que abarquen todo su cuerpo y su mente. Después que las sensaciones vibratorias y el adormecimiento se hayan extendido por todo su ser, aléjese de su cuerpo físico. Concentre toda su atención y sus pensamientos lejos de su cuerpo físico y diríjase a otra parte de su casa.
Aunque parezca extraño, esto es muy natural. La clave es simplemente darse cuenta y después estimular los sutiles cambios físicos que ocurren en nuestro interior.


PARA MEJORAR LA MEMORIA

Cada vez que usted termine una exploración o un experimento extracorporal, pida una transferencia de memoria completa hacia su consciencia física. Su cerebro físico y su memoria funcionan como un ordenador: la información no física obtenida debe transferirse y almacenarse con precisión en su consciencia física. El modo más fácil de conseguirlo es pidiéndolo.
Muchos exploradores extracorporales desconocen este principio. El resultado puede ser un recuerdo brumoso e inconexo de sus experiencias no físicas. Igual que en la técnica de la claridad, el énfasis que ponga en su petición de memoria determinará la eficacia de los resultados. Lo mejor es una petición firme y directa: «lo recuerdo todo».
Lo ideal es pedirlo cuando esté preparado para volver a su forma física. Esta petición lo llevará inmediatamente a su cuerpo físico.


EXPLORACIONES EN GRUPO Y CON UN COMPAÑERO

Un grupo o sociedad de exploración extracorporal puede ofrecer bastantes beneficios a los participantes. Dado que en nuestra sociedad, las experiencias extracorporales son una nueva forma de exploración, un grupo de exploración no física puede aportar valiosas explicaciones obtenidas de sus experiencias directas y también puede funcionar como un foro abierto para nuevas perspectivas y técnicas.
Un grupo nos permite comparar notas y aprender de las experiencias de los demás. A medida que afinamos nuestra capacidad natural, pueden explorarse y desarrollarse áreas importantes como la reducción del temor, la revaloración de la credulidad, la conversión de los sueños, las señales internas y las técnicas de separación con base en resultados directos. El grupo también puede analizar y destacar las limitaciones o los bloqueos psicológicos que aparezcan.
Como un beneficio adicional, pueden conducirse valiosos experimentos de comprobación. Por ejemplo, un grupo puede crear un destino: un tiempo y un lugar físicos donde los integrantes se reúnan mientras viajan fuera de sus cuerpos físicos.
Además de la exploración en grupo, me parece muy recomendable un sistema de compañeros para las aventuras extracorporales. Es importante seleccionar a alguien que esté seriamente interesado en estos descubrimientos internos. Reunirse en forma consciente con un amigo o ser querido mientras se está fuera del cuerpo es una experiencia increíble.


La técnica del compañero

La técnica del compañero es una variable de la técnica Christos, desarrollada por el periodista australiano G. M. Glaskin. La técnica Christos se diseñó originalmente como un método de regresión hacia vidas anteriores, pero pronto muchas personas descubrieron que iniciaba experiencias extracorporales.
La técnica siguiente es ideal para parejas, compañeros y grupos. Como guía, usted dirigirá la meditación y en ocasiones se moverá alrededor de su compañero, por lo que es importante que se mantenga lo más tranquilo posible.
Su compañero se acuesta sobre la espalda, con los ojos cerrados y la cabeza orientada hacia el norte. Para estar lo más cómodo y relajado posible, debe quitarse los zapatos y acostarse en una superficie suave, como una cama, una alfombra o almohadas.
Comience a aplicar un suave masaje en los tobillos de su compañero en forma circular. El propósito es que se tranquilice lo más posible.
Después de dos minutos de masaje en los tobillos, póngase cerca de la cabeza de su compañero y coloque cuatro dedos en su frente, sobre el puente de la nariz. Comience a frotar lentamente con un movimiento circular hacia la parte inferior de la frente. Cada vez con más velocidad y presión, siga frotando la frente de su compañero hasta que éste mencione un fuerte zumbido o murmullo interior. Después que se escuche este sonido, puede dejar de frotar. La mayoría de las personas suele escuchar este sonido a los cinco minutos.
Ahora comience una meditación verbal dirigida. Durante toda la visualización guiada, hable con un tono lento y tranquilo, ayudando a su compañero a relajarse lo más posible. Hágalo con calma y concéntrese en la relajación mientras conduce la siguiente visualización.

Respira profundo varias veces y relájate totalmente... totalmente relajado... Relájate lenta y completamente... comienza a sentir cómo fluye tu energía interior... Siente cómo tu energía interior se desplaza lentamente de tu cabeza a tu cuello... Siente cómo baja con lentitud por los hombros... Te sientes totalmente relajado a medida que la energía inunda tu pecho... La energía te transmite una grata sensación mientras se desplaza por tu estómago... tus caderas... tus muslos... Ahora sientes que la energía llega a tus pantorrillas... Percibes como va más allá de tus tobillos... Puedes ver y sentir la energía hasta la punta de tus pies...

Después de la parte de relajación de esta visualización, comience a frotar suavemente las puntas de los pies de su compañero con la punta de sus dedos mientras repite lo siguiente.

Visualiza la energía extendiéndose diez centímetros más allá de las plantas de tus pies... Ahora ves y sientes que tus pies se han extendido diez centímetros... Sientes que tus pies se estiran diez centímetros más allá... Mantén esa extensión durante unos momentos. (Cuando su compañero visualice esa extensión, puede indicárselo asintiendo con la cabeza.)

Una vez que su compañero haya visualizado el estiramiento de diez centímetros, pídale que imagine la vista y las sensaciones de sus pies al volver a su posición normal.. Ahora, repita este estiramiento al menos tres veces, hasta que su compañero visualice con facilidad una extensión de diez centímetros en sus pies. Hágalo con calma y paciencia. Este estiramiento inicial es esencial para el éxito de esta técnica, así que debe repetirlo las veces que sea necesario.
Después que su compañero le indique que puede visualizar la extensión de sus pies, colóquese cerca de su cabeza y repita el mismo ejercicio de estiramiento con el tórax y la cabeza. (La visualización guiada avanza sin interrupción mientras usted toca ligeramente la punta del cabello y los hombros de su compañero.)

Ahora, siente que tu energía fluye desde arriba de tu cabeza... Siente que la parte superior de tu cabeza comienza a extenderse y a crecer... Ve y siente cómo la parte superior de tu cabeza y de tu tórax crece diez centímetros... Ve y siente tu cabeza y tus hombros aumentando diez centímetros más allá de lo normal... Siente el estiramiento del tórax hacia afuera... diez centímetros más allá de sus límites físicos...

Igual que antes, repita este proceso al menos tres veces hasta que su compañero imagine con facilidad la extensión.
Lleve otra vez la atención de su compañero a sus pies y guíelo para que extienda treinta centímetros la parte inferior de su cuerpo. Repita las veces que sea necesario.
Acérquese a la cabeza de su compañero y guíelo para que extienda treinta centímetros toda la parte superior de su cuerpo y que después vuelva a su tamaño normal.
Ahora, vuelva a los pies y guíe a su compañero para lograr una extensión de sesenta centímetros. Sin embargo, esta vez indíquele que mantenga la visualización y que no vuelva a la posición normal. Después de completar la extensión de los pies, haga que su compañero estire al mismo tiempo la parte superior de su cuerpo sesenta centímetros. Repita este procedimiento hasta que su compañero vea y sienta con claridad el estiramiento total de su cuerpo.
Mientras mantiene este estiramiento completo de sesenta centímetros, dirija a su compañero para que extienda todo su cuerpo como un globo lleno de aire. Por ejemplo:

Ahora todo tu cuerpo aumenta de tamaño... Puedes sentir que tu yo interior se amplía hacia todas partes, igual que un globo lleno de aire... Todo tu cuerpo se amplía... Todo tu cuerpo se amplía sesenta centímetros... Mientras tu cuerpo se amplía, sientes cómo te vuelves cada vez más ligero... Igual que un globo, sientes que te elevas, que te elevas...

Su compañero ha alcanzado el estado ideal para lograr una experiencia extracorporal completamente consciente. En este punto puede comenzar inmediatamente su técnica extracorporal favorita. Por ejemplo:

Mientras flotas, sientes cómo te vuelves cada vez más ligero y flotas cada vez más alto sobre tu cuerpo... mientras lo haces, repítete: «estoy flotando. Soy consciente de que floto. Me elevo con toda libertad».

Si se aplica en forma correcta, esta técnica ofrece una poderosa preparación para cualquier visualización o afirmación extracorporal.
Hágalo con calma y permita que su compañero disfrute todas las sensaciones relacionadas con esta técnica. Siéntase libre de mejorar o alargar la meditación guiada con el propósito de desarrollar la capacidad de visualización de su compañero. Lo ideal es que dedique al menos media hora a la visualización guiada. Después de la parte verbal de esta técnica, proporcione a su compañero por lo menos veinte minutos de silencio para que realice sus afirmaciones y sus visualizaciones personales.
Aunque sólo he incluido una técnica diseñada específicamente para compañeros, cualquier otra técnica de visualización se puede adaptar con facilidad a una situación de compañeros o de grupo, designando a una persona para que conduzca la visualización verbal.


PARA ACELERAR EL CAMBIO PSICOLÓGICO

En algún punto de nuestras vidas todos buscamos una forma de superación personal o de cambio psicológico. En las tres últimas décadas han aparecido incontables técnicas, libros, cintas y cursos: el pensamiento positivo, la programación neurolingüística, la atención al niño interior, las charlas con uno mismo, el rebirthing, los Doce Pasos, la retroalimentación y muchos otros.
En general, nuestro concepto de una mejora psicológica está relacionado todavía con las conclusiones logradas hace varias décadas por los fundadores de la psicología moderna. Freud, el creador del psicoanálisis, y Jung, el fundador de la psicología analítica, creían que el cambio psicológico era un proceso lento y deliberado. En la actualidad, los psicólogos y psiquiatras de todo el mundo aceptan esta conclusión. Muchos consideran que el mejoramiento psicológico es el proceso lento de retirar las capas exteriores del ego para que los pacientes vean y comprendan las causas implícitas de sus problemas o bloqueos actuales.
Cada año, millones de personas dedican mucho tiempo y mucho dinero a lograr algún tipo de cambio psicológico. Se les ha hecho creer que el cambio psicológico positivo es un proceso extenso y arduo. Muchos psiquiatras y psicólogos esperan que los mejoramientos notables requieran varios meses o varios años. Hace algún tiempo, hablando con un psicólogo, me dijo abruptamente: «El cambio psicológico es una tarea monumental que dura toda una vida». Mi primer pensamiento fue Me alegro de no ser su paciente. Varios estudios han demostrado que las actitudes y las expectativas del profesional médico tienen un enorme efecto sobre los resultados logrados; a menudo las expectativas, o la falta de ellas, se transfieren al paciente. Si un psicólogo espera que el cambio psicológico positivo sea una tarea que dure toda la vida, seguramente así será.
Con el paso de los años, he descubierto que el millonario negocio de la psicología tiene muchas carencias. Creo que ha llegado el momento de que nos planteemos algunas preguntas serias. ¿Cómo podemos mejorar nosotros mismos de manera eficaz si no sabemos qué somos, por qué estamos aquí y dónde vamos? ¿Cómo podemos mejorar algo que no comprendemos? El mejoramiento y el cambio psicológico positivo ¿necesitan años de introspección agotadora? Estoy convencido de que podemos evitar el interminable laberinto del autoanálisis y llegar al centro del yo de un modo mucho más fácil. Esta opinión la comparten cada vez más personas y más grupos de todo el mundo.
Imagine por un momento lo que podría conseguirse si hubiera un medio más directo y eficaz de lograr el cambio psicológico positivo y la superación personal. Por ejemplo, considere la experiencia de Michael Crichton, el internacionalmente conocido autor de Jurassic Park quien describe una experiencia extracorporal en su autobiografía Travels. Inició esta experiencia extracorporal con la ayuda de su guía y amigo Gary.

En realidad, la idea del viaje astral no parecía tan inquietante y lo intenté con Gary. Después de todo, es sólo otro tipo de meditación guiada en un estado alterado de consciencia. En la visualización, mis chakras brillaban deslumbrantes, girando como espirales blancas. Después me vi a mí mismo saliendo por mi tercer chakra, ascendiendo al plano astral, que me parecía lleno de una bruma amarilla.
Hasta entonces, todo iba bien. Comencé a comprender por qué la gente se imagina el cielo como brumoso o nublado. Este plano astral brumoso era agradable. Se sentía paz en él. Allí, en pie en su bruma amarilla, me sentía bien.
- ¿Ves a alguien? -preguntó Gary.
Miré alrededor. No vi a nadie.
- No.
- Quédate ahí un minuto, a ver si viene alguien.
En ese momento vi a mi abuela, que murió cuando yo estaba en la Escuela de Medicina. Me hizo una señal de reconocimiento, que yo devolví. No me sorprendió verla, tampoco sentí necesidad de hablar con ella. Simplemente me quedé esperando. Este plano astral tenía muy pocas características. No había palmeras, sillas, ni lugares donde sentarse. Era sólo un lugar. Un lugar con bruma amarilla.
- ¿Ves a alguien más? -dijo Gary.
 No veía a nadie, pero entonces:
- Sí. A mi padre.
Sentí preocupación. Nunca me había llevado bien con mi padre. Ahora aparecía él, en un momento en que yo me sentía vulnerable, en un estado alterado de consciencia. Me pregunté que haría él, qué sucedería. Se acercó a mí. Parecía igual, pero transparente y brumoso, como todo lo que había en ese lugar. No quería tener una larga conversación con él. Estaba bastante nervioso.
De repente, me abrazó.
Durante ese abrazo, vi y sentí toda mi relación con mi padre, todos sus sentimientos y por qué había sido difícil comunicarnos, vi todos mis sentimientos y por qué lo había malinterpretado, vi todo el amor que había entre nosotros y toda la confusión y la falta de comprensión que lo había afectado. Vi todas las cosas que él había hecho por mí y todas las maneras en que me había ayudado. En un momento observé todos los aspectos de nuestra relación, como si fuera algo muy pequeño que pudiera sostener en mi mano. Fue un instante de aceptación compasiva y de amor.
Comencé a llorar.
- ¿Qué sucede ahora?
- Me está abrazando.
- ¿Qué sientes?
- Se... acabó -contesté.
Me refería a que esta experiencia increíble y poderosa ya había ocurrido, completa y total, en una fracción de segundo. Cuando Gary me preguntó, cuando rompí a llorar, ya había terminado. Mi padre se había ido. No cruzamos palabras. No fue necesario. El asunto había concluido.
- Ya terminé -dije y abrí los ojos. Había vuelto del estado de trance.
No pude explicárselo a Gary -en realidad no podía explicarlo a nadie- pero una parte de mi sorpresa por la experiencia fue la velocidad a la que ocurrió. Igual que casi todas las personas que se han sometido a alguna terapia, esperaba otro ritmo de comprensión psicológica.
Tienes que luchar. Las cosas ocurren con lentitud. Pueden pasar muchos años antes de lograr un cambio. Te preguntas si realmente se está dando alguna diferencia. Te preguntas si debes renunciar o continuar. Te esfuerzas, luchas y avanzas un poco. Pero, ¿qué era esto? En menos tiempo del que necesité para abrir la boca, me ocurrió algo extraordinario y profundo. Y supe que duraría para siempre. La relación con mi padre se había resuelto en un instante. Ni siquiera tuve tiempo de llorar y parecía fuera de lugar dar paso a las lágrimas cuando ya todo había terminado. No quería llorar. La experiencia ya había finalizado. Esto me hizo preguntarme si podrían ser incorrectas mis ideas acerca de la velocidad normal del cambio psicológico. Tal vez podemos conseguir cambios importantes en segundos, si tan sólo supiéramos cómo efectuarlos. Tal vez los cambios tardan tanto porque los hacemos del modo incorrecto. O tal vez porque esperamos que así sea.

La siguiente es una confrontación personal que experimenté con mis propios temores.


Anotación en mi diario del 14 de septiembre de 1992

Repetí verbalmente la afirmación «estoy fuera del cuerpo», entre treinta y cuarenta veces mientras mi cuerpo se quedaba dormido.
Desperté flotando encima de mi cuerpo. Tenía la noción de una conexión en la base de mi espalda y de algún modo visualicé este vínculo como un insecto enorme que me retenía. Al instante volví a mi cuerpo e interrumpí esta singular conexión. Inmediatamente floté hacia arriba. Sentí que me tocaban muchas personas, que me llevaban de un lado a otro. Escuché la voz de mi madre pronunciando mi nombre. Supe que estaba fuera del cuerpo, pero mis percepciones parecían un sueño. Dije en voz alta «claridad». Entonces sentí una descarga de energía y una intensa sensación de ligereza y la percepción mejoró. De repente estaba en un entorno nuevo. En pie en un laberinto de habitaciones completamente diferentes a mi hogar físico. De nuevo solicité claridad y percibí un mejoramiento instantáneo en mi visión. Frente a mí había dos tramos de escalera: uno subía a una habitación de color dorado; el otro conducía a un sótano oscuro. Mientras atisbaba en la oscuridad, observé una forma grande que se movía con lentitud. Parecía dirigirse hacia mí. Mientras se acercaba, observé el contorno de una enorme criatura peluda, un perezoso gigante, de unos tres metros; tenía cabeza de oso y cara de perro. Todo mi ser se paralizó con temor. En mi desesperación quería correr, pero me quedé quieto. Lentamente, la criatura trepó por las escaleras y envolvió con sus enormes y peludos brazos mi cuello y mi cuerpo. Sólo alcancé a pensar: Esta cosa puede arrancarme el cuello en un segundo.
De repente, la criatura me dio un cálido abrazo y lamió mi cara como un perro. Todos mis temores se disiparon cuando comprendí que esta fea criatura no pretendía dañarme. Una intensa sensación de fuerza y de alegría me recorrió entonces; me sentí completamente libre de mis temores y de mis límites. La criatura me miró a los ojos, sonrió y desapareció. Una descarga de energía me inundó al reconocer una nueva forma de libertad: estar totalmente libre de temores.
Volví a mi cuerpo físico con una nueva visión de mí mismo. Comprendí que había confrontado una representación interna de mis temores más oscuros y profundos y los había vencido mostrándome firme. Sentí una enorme vitalidad y supe con certeza que podría lograr lo que me propusiera. Comprendí que había superado a mi mayor enemigo: mis propios miedos y temores.

Las experiencias extracorporales controladas nos dan la oportunidad de confrontar y resolver la causa energética implícita en cualquier problema psicológico que tengamos. La experiencia del espejo narrada en el capítulo 5 es otro ejemplo de este proceso. Debe señalarse que éste es un método avanzado de superación personal, que produce una intensa experiencia de confrontación. No es recomendable para personas psicológicamente inestables.


CURACIÓN AVANZADA

La ciencia ha demostrado que muchos problemas médicos que prevalecen en nuestra sociedad son el resultado directo de nuestras emociones y de nuestros pensamientos. Influimos en nuestros cuerpos físicos por el modo en que usamos, movemos y conservamos la energía en nuestro interior. Por ejemplo, nuestros modelos emocionales y racionales a menudo nos provocan úlceras estomacales, enfermedades de la piel, adicciones físicas y depresión.
La exploración extracorporal controlada nos permite experimentar de manera consciente las frecuencias y los modelos energéticos invisibles que afectan a nuestro cuerpo físico. Cuando estamos fuera del cuerpo, experimentamos directamente nuestra subestructura energética personal, nuestro sutil sistema energético no físico. Esto representa una enorme oportunidad de hacer ajustes energéticos en el núcleo de nuestro ser. Una reestructuración efectuada en el cuerpo energético no físico termina por manifestar cambios en el cuerpo físico exterior.
La siguiente es una técnica muy avanzada que va directamente a la causa energética implícita de un padecimiento físico. Mediante esta técnica curativa, es posible modificar y equilibrar las energías invisibles que fluyen en usted (o en otra persona).
Comience aplicando su técnica extracorporal favorita. Inmediatamente después de separarse de su cuerpo físico, pida una claridad de consciencia absoluta: «claridad». Repita esta petición hasta que su consciencia sea lo más clara posible.
Cuando toda su consciencia se centre en su cuerpo no físico, comience a solicitar en forma mental y verbal que entre en usted la luz y la energía curativa de Dios (o del universo). Pida y sienta cómo lo atraviesan las energías curativas positivas del universo. Con toda honestidad pida que la luz curativa del universo penetre en todos los niveles de su cuerpo energético. Sumérjase totalmente en la intensa luz curativa.
Si lo prefiere, pida que la luz curativa se dirija a una persona o a una parte específica de su cuerpo físico: «pido que la energía pura del universo ayude y cure a___________________________________ » o «el poder curativo del universo recorre todo mi cuerpo y mi mente». Cuando dirija sus pensamientos a su cuerpo físico, es probable que vuelva a él.
Después de volver a su cuerpo, quédese quieto y sienta cómo la energía y la luz fluyen por todas las células y los sistemas de su cuerpo. Hágalo con calma y acepte el flujo de energía que recorre todo su cuerpo. Sienta cómo se realizan los ajustes vibratorios necesarios para que usted logre una salud óptima.
Dispóngase a recibir. Dispóngase a recibir un ajuste completo de la frecuencia vibratoria de su cuerpo. Es importante que se disponga a recibir lo que pidió: muchas veces uno pide cosas sin estar preparado para recibirlas. «Estoy dispuesto a recibir en mí la energía curativa». Esta es una petición poderosa en cualquier nivel del universo.
Agradezca su experiencia. Ha recibido un don especial de consciencia, ajuste y curación energéticos. Use este don para ayudar a los demás a reconocer y despertar la energía curativa interior que fluye en todos nosotros.
Durante las fases iniciales de esta técnica, manténgase lo más alejado posible de su cuerpo físico. Cualquier pensamiento dirigido a su forma física lo regresará inmediatamente a su cuerpo.
No subestime la fuerza de esta técnica. Esta forma de ajuste energético no físico es la verdadera causa de todos los milagros físicos que han ocurrido en toda la historia. La persona que aplica esta técnica funciona como un canal abierto para la fuerza de Dios. En ese estado de consciencia, todo es posible.


ACELERACIÓN DE NUESTRO CRECIMIENTO ESPIRITUAL

Para cientos de millones de personas en todo en mundo, los propósitos culminantes del desarrollo espiritual son la comprensión de sí mismas y de Dios. Estas metas espirituales reciben diversos nombres en las diferentes culturas: consciencia crística, iluminación, unión espiritual y comunión con Dios. Desde el comienzo de los tiempos, los buscadores espirituales, los monjes, los profetas y los santos han dedicado sus vidas a intentar experimentar estas metas. Desafortunadamente, nuestras religiones modernas se han extraviado de su rica herencia espiritual. La tragedia es que muchas religiones e iglesias modernas se han convertido en un pobre reflejo de las experiencias y enseñanzas espirituales originales en las que se basaron. El concepto de la experiencia espiritual personal se ha convertido en un fenómeno inexplorado y misterioso que desconocen muchos líderes religiosos y sus iglesias. Como resultado, millones de personas han aceptado creencias e interpretaciones hechas por el hombre.
En la actualidad, ya no necesitamos depender de las interpretaciones y creencias de los demás. Mediante la exploración extracorporal, podemos obtener y comprobar nosotros mismos las respuestas espirituales que buscamos.
Como usted mismo descubrirá, uno de los modos más rápidos y directos de experimentar su esencia espiritual y obtener un conocimiento directo del Paraíso es participar en la exploración extracorporal. Las experiencias extracorporales controladas nos proporcionan la singular capacidad de alcanzar cualquier meta espiritual en la que nos concentremos. La fuerza espiritual de esto es absolutamente comprobable, pero su aplicación depende de usted; es decisión suya ir más allá de los límites de su cuerpo físico.
En el mundo físico es fácil perderse en las ilusiones e ignorancias densas que nos rodean. Es fácil sumergirse en el mar de creencias, doctrinas y tradiciones producidas por el hombre; es fácil quedar atrapado en el laberinto físico. Quienes buscan el crecimiento y la sabiduría espiritual verdadera, pronto descubren que esto no se encuentra en el mundo exterior. El crecimiento espiritual es un viaje al interior de la consciencia, un viaje a lo más profundo de nosotros mismos, a la esencia de nuestro ser. El crecimiento espiritual es experimentar y conocer personalmente nuestro yo verdadero, nuestra alma.
Recomiendo la técnica siguiente a quienes busquen el desarrollo y el conocimiento espiritual y sus respuestas.


Técnica espiritual avanzada

Comience con su técnica extracorporal favorita. Inmediatamente después de la separación de su cuerpo físico, pida claridad de manera firme: «claridad». Cuando esté completamente consciente y centrado en su cuerpo no físico, pida experimentar su alma (su yo superior). Exija esto con firmeza para obtener una reacción inmediata: «ahora experimento mi alma (mi yo superior)».
 Al instante, será lanzado dentro de sí mismo a una velocidad tremenda. La sensación es de un movimiento interior extremo, como ser atraído hacia un poderoso vacío en lo profundo de uno mismo. Su consciencia hace destellar innumerables capas de luz y color mientras es atraído hacia el interior. (Algunas personas mencionan una sensación de ser lanzadas al espacio.) Después de varios segundos intensos, este movimiento llega a un alto abrupto.
Prepárese. Cuando se experimenta por primera vez, este rápido movimiento interior resulta sorprendente: resista, tenga fe y manténgase lo más tranquilo posible. Al parecer la experiencia de movimiento hacia arriba o hacia el interior es la transferencia de nuestra consciencia desde nuestro cuerpo no físico relativamente denso hasta la existencia de frecuencia superior de consciencia pura (alma).
El resultado de esta técnica rebasa todas las expectativas. Experimentará y conocerá su yo verdadero, independiente de toda forma y sustancia. Los límites se desvanecen mientras una dimensión espiritual increíble de luz y conocimiento puro se abre dentro de usted.
Experimentar su yo superior (su alma) es la parte central del desarrollo espiritual; en ese momento tiene la inmensa oportunidad de descubrir las respuestas a los más antiguos misterios de su existencia. Puede obtener una respuesta o una solución a cualquier desafío o limitación física que experimente. En este estado de consciencia, pueden ocurrir milagros. Su capacidad para comprender y afectar los niveles más densos del universo aumenta más allá de toda comprensión humana.
No subestime el poder de esta técnica; la experiencia consciente de ser su yo verdadero es un despertar que cambiará su vida. Mientras se encuentra en este estado de consciencia, su capacidad para obtener respuestas no tiene límites; experimenta su esencia espiritual más allá de todos los conceptos físicos de tiempo, espacio y forma. Conoce finalmente el mayor misterio de su existencia: lo que usted es en realidad.


EXPERIMENTOS Y EXPLORACIONES EXTRACORPORALES

·      Observe, investigue y explore la subestructura energética invisible del universo.
·      Investigue su nuevo entorno: su forma, sustancia, solidez y estabilidad.
·       Efectúe experimentos usando la energía del pensamiento; observe con atención los cambios que ocurren en su entorno.
·      Viaje a la casa de un amigo o un familiar y observe el entorno y las actividades. Registre la hora y el lugar para una comprobación posterior.
·      Conduzca experimentos con la densidad no molecular. Intente aumentar o disminuir la densidad de su cuerpo. Aplique presión a su brazo. ¿Puede sentirlo?
·      Toque un objeto en su nuevo entorno. ¿Lo siente? ¿Tiene densidad o lo atraviesa con la mano?
·      Pida visitar y comunicarse con un ser querido «desaparecido».
·       Observe con atención la estructura energética de su «nuevo cuerpo».
·       Efectúe experimentos con la energía no molecular. Observe las causas y los efectos, la gravedad, la inercia y las singulares fuerzas energéticas que existen en el nuevo entorno.
·       Mientras está fuera del cuerpo, tome nota de sus pensamientos más frecuentes. ¿Afectan de algún modo el entorno que lo rodea? Ahora, concéntrese en un solo pensamiento. ¿Cómo afecta al entorno su concentración? Pida una cualidad específica, por ejemplo, mayor comprensión o mayor visión. Observe los cambios que ocurren en su capacidad de percepción.
·       Examine el horizonte. ¿Cuán lejos puede ver? ¿Cambia el entorno mientras usted observa?
·       Pida que aparezca ante usted una forma específica, por ejemplo, una silla. ¿Aparece? De ser así, ¿posee ese objeto densidad tridimensional? Ahora, pida que desaparezca el objeto. ¿Ocurre así?
·       Investigue las posibilidades de realizar una exploración espacial sin los límites de una nave espacial convencional.
·   Desplácese a su lugar físico favorito y observe y registre el entorno y los sucesos.
·   Vea la posibilidad de explorar sus vidas anteriores.
·   Conozca y comuníquese con un guía o un residente no físico.
·   Explore la existencia del sexo en un estado vibratorio diferente.
·   Pida experimentar su yo superior, su alma (esto es muy recomendable).
·   Observe su vida -el pasado, el presente y el futuro probable- desde un punto de vista más amplio.
·   Pida comprender y resolver un problema físico que le cause dificultades.
·   Observe y explore el origen de la materia tal como la conocemos.
·   Pida explicaciones o aclaraciones para alguna pregunta difícil.
·     Pida observar el origen y el propósito de su realidad actual.
·     Pida ver y comunicarse con un ángel bíblico.
·     Explore y experimente el «Paraíso» o los niveles vibratorios no físicos del universo.
·     Intente trasmitir energía curativa a un amigo o compañero físicamente enfermo. Observe y registre los resultados.
·     Observe con atención la conexión entre su cuerpo energético y su cuerpo físico. ¿Existe alguna conexión visible?
·     Pida con firmeza ver la verdadera esencia de las formas energéticas que lo rodean. Observe los cambios que ocurren en su entorno.
·     Pida observar un pensamiento: su forma, su funcionamiento y sus características.
·     Formule cualquier pregunta y prepárese para «experimentar» las respuestas. Observe su cuerpo físico desde una perspectiva más amplia.
·     Experimente, explore y comience a trazar el universo multidimensional.
·     Manipule la energía (la forma) mediante la concentración consciente de sus pensamientos.
·     Explore con un compañero (una experiencia de comprobación muy recomendable).
·     Pida observar el nacimiento de un niño desde una perspectiva no física.
·     Explore la posibilidad de viajar en el tiempo y las posibilidades del tiempo y la existencia secuenciales.


PREGUNTAS ACERCA DE NUESTRA EXISTENCIA

Históricamente, todas las exploraciones y los descubrimientos importantes comenzaron con una pregunta. ¿Qué hay al otro lado del océano? ¿Qué hay al otro lado de nuestro sistema solar? Ahora, cada vez con más intensidad, nos formulamos preguntas cada vez más profundas. ¿Qué hay al otro lado de la materia? ¿Qué tipos de energía y de vida existen más allá de nuestra visión tecnológica actual?
La exploración extracorporal hace surgir muchas preguntas -tantas que la lista alcanzaría para llenar un cuaderno. La siguiente es una breve muestra de preguntas que confío en que respondan los exploradores extracorporales si están dispuestos a dedicarles la energía y el tiempo necesarios. Estas preguntas son excelentes áreas de investigación para la exploración con un compañero o en grupos.


¿Cómo son los entornos no físicos?
¿Cuál es su estructura?
¿Por que sólo algunos entornos responden a los pensamientos?
¿Existe un tipo de gobierno universal no físico?
¿Hay leyes o reglas?
¿Existen castigos por no cumplir las reglas?
¿Existe una fuerza policíaca universal?
¿Qué son los ángeles?
¿Existe una jerarquía no física o espiritual?
¿Dios se comunica o interactúa con los seres no físicos?
¿Cómo viven los seres no físicos?
¿Cómo es su día normal?
¿Hay algo que se parezca a la existencia física?
¿Existen ciudades, pueblos, comunidades o naciones?
¿Siguen existiendo culturas, grupos étnicos o razas?
¿Cómo afectan o influyen los centros energéticos (chakras) de nuestro cuerpo en nuestra vida diaria?
¿Cómo funcionan nuestros centros energéticos y cuerpos no físicos en cuanto a sistema energético?
¿Cuál es la relación entre los centros energéticos y nuestra capacidad para lograr experiencias extracorporales?
¿Puede nuestro cuerpo energético asumir cualquier forma?
¿Las enfermedades y los padecimientos físicos son el resultado molecular de perturbaciones energéticas no físicas?
¿Durante qué momento del embarazo entra la consciencia (el alma) al feto?
¿Varía esto de una persona a otra o es universal?
¿Pueden curarse o controlarse las enfermedades físicas mediante ajustes energéticos realizados en la subestructura no física de una persona?
¿Puede prevenirse o cambiarse un suceso o desastre futuro afectando y ajustando la subestructura energética invisible del universo?
¿Es posible analizar, interpretar y predecir los sucesos físicos futuros observando las interacciones energéticas que existen en el interior del universo?
¿Podemos viajar en el tiempo cuando estamos fuera del cuerpo?
¿Es posible que los sucesos que ocurren en el tiempo sean en realidad simultáneos?
¿La reencarnación es una realidad?
¿Es un sistema evolutivo?
¿Cómo funciona?
¿Existen realmente los ángeles?
De ser así, ¿cómo son?
¿Cuál es su función?
¿Son una especie no humana?
¿Existen los Paraísos Bíblicos?
¿Cómo es en realidad el Paraíso?
¿Cuántos Paraísos hay?
¿En que difiere uno de otro?
¿El Paraíso Bíblico son las dimensiones interiores del universo?
¿Dios interactúa con la evolución humana o es un sistema automático de desarrollo?
¿Cuál es nuestra verdadera forma o esencia, en caso de que exista?
¿Por qué usamos estos cuerpos biológicos temporales?
¿Qué esperamos aprender o ganar?
¿Cómo es el interior del universo?
¿De qué está hecho?
¿Es una serie de dimensiones energéticas?
¿Hay una frontera perceptible entre las diferentes dimensiones energéticas?
De ser así, ¿cuál es esa frontera?
¿Cómo funciona?
¿Cuál es su propósito?
¿Qué son los milagros?
¿Son la alteración y la reestructuración de la subestructura energética no física del universo?
¿Cómo son las personas cuando duermen o sueñan?
¿Flotan ligeramente encima de sus cuerpos?
¿Los sueños son creaciones internas o nuestra interpretación inconsciente de los sucesos no físicos?
¿Quienes sueñan normalmente se separan de sus cuerpos físicos?
¿Cómo se relaciona la evolución de nuestra especie con las experiencias extracorporales?
¿Las experiencias extracorporales son un paso evolutivo de nuestra especie?
¿La evolución es en realidad el traslado de la consciencia desde simples organismos físicos hasta estados del ser no físicos cada vez más complejos?
¿Qué ocurre en realidad en la muerte física?
¿A dónde vamos?
¿Es la muerte una parte natural de nuestra evolución?
¿Por qué estamos aquí?
¿Tenemos una meta o un plan específico (inconsciente) en el que estemos trabajando?
¿Seleccionamos a nuestros padres?
De ser así, ¿por qué y cómo se hace eso?
¿Existen alimentos no físicos?
¿Son necesarios para la supervivencia?
¿Continúan después de la muerte las familias y las relaciones similares a lo físico?
¿Existe el sexo semejante al físico?
¿Se conciben bebés no físicos?


Las preguntas que se pueden hacer son interminables. Las respuestas a todas ellas simplemente están en espera de que ampliemos nuestra visión más allá de la capa molecular densa del universo. Esto no es una teoría, sino un hecho' evolutivo de nuestra existencia. Para muchos de nosotros, ha llegado el momento de avanzar más allá de los límites físicos que nos rodean. Este paso es la transición y la evolución lógica que experimentaremos en un futuro cercano.


PREGUNTAS Y COMENTARIOS

¿Pueden comprobarse las experiencias extracorporales?
Sólo el participante puede comprobar las experiencias extracorporales. Las férreas conclusiones que mantienen muchos investigadores resultan completamente arcaicas y sin sentido a la luz de una sola experiencia personal. Muchas personas intentan con desesperación adaptar este singular estado de consciencia a su modelo aceptado de la realidad. Por ejemplo, varios eruditos han concluido que las experiencias extracorporales son en realidad sueños lúcidos; estas conclusiones se adaptan de manera conveniente a sus conceptos tradicionales.

¿Qué se siente al separarse del cuerpo físico ?
Muchas personas mencionan una sensación vibratoria muy energética y un adormecimiento físico temporal durante la separación; a menudo perciben también zumbidos, murmullos o sonidos atronadores. Estos sonidos y sensaciones normalmente desaparecen después de una separación completa.

¿Cómo es el entorno extracorporal?
El entorno percibido depende de la frecuencia (densidad) vibratoria del participante. Muchas personas informan de un entorno similar al físico. Este entorno no se corresponde necesariamente con el entorno físico inmediato.

¿Cuánto tiempo se requiere para tener una experiencia extracorporal?
Cada persona es diferente; sin embargo, un gran porcentaje de quienes practican técnicas a diario mencionan lograr una experiencia en menos de treinta días.

¿Por qué debo invertir mi tiempo y mis esfuerzos en la exploración extracorporal?
El único modo de conocer algo totalmente es experimentarlo uno mismo; lo demás es teoría, especulación y creencia. La exploración extracorporal nos ofrece la oportunidad única de experimentar y explorar más allá de los límites de nuestros sentidos físicos. Nos brinda la capacidad de obtener un conocimiento directo de nuestra existencia.

¿Cómo será mi «nuevo» cuerpo?
Casi todas las personas mencionan un duplicado de su cuerpo físico de energía superior. La forma que experimentamos es el resultado directo de nuestras expectativas y nuestras creencias. En general, casi todas las personas se ven a sí mismas como aparecen en el mundo físico.

¿Podré ver, escuchar y sentir como ahora?
En sus primeras exploraciones extracorporales, lo más probable es que experimente su entorno con una percepción similar a la física. Nuestra capacidad de percepción está relacionada con nuestras expectativas; cuanto más dispuestos estemos a ampliar las percepciones más allá de nuestros sentidos físicos, más capacidad estará a nuestro alcance. Por ejemplo, hay personas que refieren una visión de 360 grados, la agudización del sentido del oído y la capacidad de leer los pensamientos.

Durante mis experiencias extracorporales en ocasiones me siento desincronizado y tengo dificultad para ver o moverme. ¿Cómo puedo superar esta limitación?
Esto sucede a menudo. Para aumentar su claridad y movilidad, simplemente pida (en forma verbal o mental) consciencia completa: «ahora, consciencia absoluta» o «claridad». La capacidad o percepción personal que necesita para mejorar su experiencia extracorporal la obtendrá mediante una petición firme. Repita su petición las veces que sea necesario y recuerde expresarla con firmeza para obtener resultados inmediatos.

¿Una experiencia extracorporal cambiará mis creencias religiosas?
De acuerdo con un estudio extenso realizado con 350 participantes y publicado en 1992 por el Dr. Melvin Morse, «las experiencias extracorporales no parecen alterar los valores que profesa cada persona». Muchos mencionan incluso que confirmaron y fortalecieron sus creencias religiosas mediante sus experiencias extracorporales.

¿Qué es esta luz radiante mencionada a menudo durante una experiencia cercana a la muerte?
Es la luz (de frecuencia superior) de las dimensiones internas, observada por alguien que no está acostumbrado a su brillo. Normalmente se ve que la luz emana de la entrada a un túnel.

Qué es el aura humana?
Es el campo energético que emana de todas las formas de vida.

Qué es el efecto túnel que se menciona a menudo en las experiencias cercanas a la muerte?
Es la abertura de la primera membrana energética interior. Ocurre de manera automática cuando muere una persona y se desplaza al interior del universo multidimensional. El túnel se cierra inmediatamente después que la persona pasa a la siguiente dimensión.

¿Existe el cordón de plata bíblico?
El concepto bíblico del cordón de plata es exacto. De acuerdo con mis observaciones, no es realmente un cordón, sino una sustancia fibrosa y delgada con un aspecto similar a una telaraña. El cordón de plata parece funcionar como una conexión entre el cuerpo físico y el primer cuerpo energético interior. Aunque se desconoce su funcionamiento completo, es lógico que sirva como un conducto energético interior. Una cosa es cierta, cuando se rompe el cordón, la vida biológica termina,

¿Los animales tienen alma?
Claro que sí. Ninguna criatura viviente puede existir sin alma (energía consciente). Para ser más precisos, el alma posee y usa un vehículo biológico, y no a la inversa.

¿Cuál es el propósito de la existencia física?
La existencia física nos permite aprender partiendo de la experiencia. En cierto modo, la dimensión física es un entorno molecular lento, conveniente para aprender a desarrollar la consciencia. Los desafíos personales que encontramos en nuestra vida biológica son las lecciones que necesitamos para nuestro desarrollo personal. Aprendemos siendo y haciendo, a través de la experiencia directa.

¿Cómo puedo saber la dimensión o el nivel energético que exploro?
En general, cuanto más parecido sea el entorno inmediato a su entorno físico, más cerca se encuentra de la dimensión física. A medida que eleva su frecuencia vibratoria, automáticamente penetrará en las dimensiones no físicas. Los entornos que se perciben se vuelven cada vez menos densos y responden cada vez más al pensamiento a medida que usted se aleja de la materia.

¿Pueden resultar dañinas las experiencias extracorporales?
No. Son una experiencia natural mencionada en todas las culturas y sociedades del mundo. Durante veinte años de investigación personal, no he sabido de nadie que haya sido dañado o lastimado de algún modo.

¿Pueden usarse drogas para inducir una experiencia extracorporal?
La clave para lograr una experiencia extracorporal válida y productiva es la concentración y el control mental absoluto. Sin un control completo, las realidades interdimensionales que se experimentan durante las exploraciones extracorporales no pueden distinguirse con precisión de las alucinaciones o imágenes internas creadas por la persona. El control es la clave para lograr una experiencia productiva y significativa y es lo primero que se pierde cuando se usa cualquier tipo de sustancia que altera la mente. Creo que los exploradores no físicos no deben usar drogas. ¿Por qué contaminar su vehículo biológico cuando pueden obtenerse resultados eficaces en forma natural?

¿Es posible que no pueda regresar a mi cuerpo físico?
No. En miles de experiencias registradas no hay una evidencia de que ocurra tal cosa. Regresamos inmediatamente ante el más mínimo pensamiento acerca de nuestro cuerpo físico.

¿Puede alguien poseer mi cuerpo o mi mente cuando salgo de ellos?
No. Siempre hay una conexión energética interactiva entre su cuerpo físico y sus cuerpos energéticos interiores.

¿Cuál es el punto de vista oficial de la iglesia acerca de las experiencias extracorporales?
La Iglesia cristiana no tiene un punto de vista oficial o unificado en relación con la exploración extracorporal. He encontrado una amplia variedad de opiniones sobre este tema. Muchos teólogos consideran las experiencias extracorporales como una bendición espiritual única, una confirmación personal de la fe y las creencias religiosas. Otros se asombran y dudan de la posición de tales experiencias en su sistema de creencias. Algunos temen cualquier fenómeno que no comprenden y automáticamente clasifican las experiencias extracorporales como algo que se debe evitar. En la actualidad, cada vez más teólogos consideran que las exploraciones extracorporales son una profunda experiencia espiritual y una firme comprobación personal de la inmortalidad.

Cada vez que siento que voy a separarme de mi cuerpo, me abruma una ola de temor intenso. ¿Cómo puedo superar esto?
Esta ola de temor es una respuesta común e instintiva frente a una nueva experiencia. Uno de los mejores modos de superarla es repetir una afirmación como «estoy sano y salvo», «estoy protegido» o «estoy seguro y tranquilo». Será de utilidad cualquier declaración breve y positiva que lo tranquilice y le dé seguridad. Cuando la repita, aleje su atención de su cuerpo. Esto lo consigue fácilmente pensando en otra zona de su casa o diciéndose «me alejo flotando de mi cuerpo». Después de un par de experiencias, su temor disminuirá y terminará por desaparecer.

¿Es segura para todos la exploración extracorporal?
Sí, sin excepción. Pero quienes tengan problemas psicológicos agudos deben evitar esta forma de exploración. En general, las personas que tienen dificultades para abordar su realidad física sólo complicarán la situación introduciendo otras realidades en sus vidas.

¿Cuál es el paso más importante para conseguir un control completo y consciente en una experiencia extracorporal?
La clave es repetir la técnica de la claridad cada vez que su consciencia esté brumosa o desincronizada. Pida «¡claridad!»

¿Cuál es la diferencia entre los sueños y las experiencias extracorporales?
Para el participante, la diferencia es muy notoria. Durante una experiencia extracorporal, el participante es tan consciente como usted lo es en este momento. Por otra parte, los sueños se experimentan como una película de cambios rápidos proyectada dentro de su consciencia. En una experiencia extracorporal normalmente están presentes al menos tres factores que no se encuentran en un sueño: la consciencia de su ego, el control consciente de sus movimientos y el hecho de poder comprobar de manera consciente su experiencia.



Conclusión

El enorme potencial de la exploración extracorporal controlada bien puede ser el descubrimiento más importante del siglo XX. Sólo mediante la exploración más allá de nuestros límites físicos tenemos la esperanza de llegar a comprender algún día la esencia de nosotros mismos y de nuestro universo. En algún momento, nuestra especie evolucionará hasta no depender de los vehículos físicos y de la tecnología. Hasta entonces, los exploradores que se aventuren fuera de lo físico serán los únicos que irán más allá de los límites de la ciencia, de la religión y de sus percepciones físicas.
Una insaciable sed de conocimientos impulsa a un selecto grupo de exploradores a alejarse de la seguridad de su mundo físico. Estos ingeniosos aventureros exploran e identifican el universo más allá de la capa exterior y densa de la materia. Esta exploración y esta identificación de nuestro universo energético invisible es de importancia mundial. Sólo la exploración no física puede perforar la capa exterior densa de la materia y exponer la estructura subyacente invisible de nuestro universo. Es el momento de reconocer que las formas moleculares que se deterioran a nuestro alrededor no son la única realidad del universo. Es el momento de conocer la verdad existente tras la fachada molecular de la vida.
Más allá del alcance de nuestra visión existen vastos reinos de energía y de vida en espera de ser descubiertos. El siglo XXI será testigo de la exploración y el descubrimiento de la verdad de nuestra existencia: poder liberamos de las conclusiones y suposiciones de los demás para ver y saber por nosotros mismos.
Cada uno de nosotros se enfrenta a una decisión importante. Podemos adoptar una actitud complaciente, esperando y elevando plegarias para que nuestras creencias sean las correctas, o podemos decidirnos a explorar y descubrir por nosotros mismos. Formúlese esta pregunta, ¿qué puede perder ampliando su visión y su comprensión más allá de los límites de la materia?
Si decide explorar, moldeará su futuro, su evolución y su vida más allá de todas sus expectativas. Todos poseemos la capacidad otorgada por Dios para explorar y descubrir las cosas y las respuestas por nosotros mismos. Las respuestas no están ocultas, pero esperan pacientemente que las reconozcamos y las descubramos. La búsqueda interior de las respuestas relacionadas con nuestra existencia es la esencia misma del desarrollo y de la evolución humana. Nadie puede damos esto en mano ni citarlo de un libro.
Ante usted se encuentra una emocionante nueva frontera de exploración: incontables niveles de energía en espera de ser descubiertos. Tiene la rara oportunidad de ser uno de los pioneros, la oportunidad de explorar más allá de la capa exterior y densa del universo y ver la verdad por sí mismo. La aventura final lo espera y lo único que usted puede perder en ella son sus limitaciones.



Glosario

Afirmaciones: Declaraciones positivas repetidas en forma oral, mental o por escrito, en tiempo presente. Por ejemplo, «ahora estoy fuera del cuerpo».
Agujeros negros: Conductos energéticos interactivos que hay entre las dimensiones física y no física.
Alma: La consciencia pura que existe independiente de todas las formas o cuerpos energéticos; la esencia pura de todas las formas de vida. Las almas existen más allá de toda forma y sustancia que conocemos, pero usan las formas de energía para expresarse en las regiones (dimensiones) más densas del universo. Nuestro cuerpo físico actual es uno de estos cuerpos energéticos temporales utilizados por el alma para experimentar, explorar y percibir en esta dimensión exterior y densa del universo.
Ambiente energético: Es un término general que se emplea para describir un área no física específica dentro de una dimensión. Pueden existir incontables ambientes o entornos energéticos dentro de una sola dimensión.
Ambiente no de consenso: Las áreas no físicas del universo que parecen formadas y desarrolladas pero que en la actualidad ninguna energía consciente las sostiene ni las apoya. Responden con rapidez a los pensamientos concentrados de las personas.
Ambientes de consenso: Áreas del universo creadas y mantenidas por la consciencia grupal de numerosos habitantes no físicos. Estos ambientes se resisten a la energía del pensamiento individual.
Ambientes energéticos naturales: Áreas energéticas no formadas que actualmente no se ven afectadas por los pensamientos. La energía del pensamiento consciente y subconsciente las manipula con facilidad.
Apariciones: Habitantes no físicos que han reducido la frecuencia personal de sus cuerpos energéticos y son temporalmente visibles en el mundo físico.
Aura: El campo energético que emana de todas las formas de vida.
Catalepsia: La experiencia de no poder mover el cuerpo físico. Esto ocurre en ocasiones durante la separación del cuerpo físico y el regreso a él. Es una situación temporal que se produce cuando nuestro cuerpo energético está desfasado con nuestro cuerpo físico. Por lo general, las sensaciones físicas se reestablecen en un minuto o menos.
Continuidad de consciencia: La consciencia que se extiende desde un origen no físico a través de numerosas frecuencias energéticas hasta expresarse en la dimensión física exterior.
Cordón de plata: El término bíblico tradicional para la conexión no física entre el primer cuerpo energético interior y el cuerpo biológico. En muchos aspectos, es similar a un cordón umbilical energético capaz de estirarse distancias enormes. Aunque no se ve como un cordón, sino como delgados filamentos fibrosos que conectan al cuerpo biológico con su contraparte no física más densa.
Cuerpo energético: Término general para designar la forma no física o espiritual que experimentamos al estar fuera del cuerpo. Los cuerpos energéticos son necesarios para que funcione la consciencia (el alma) dentro de las diversas frecuencias no físicas del universo.
Dimensiones energéticas: Frecuencias o sistemas energéticos del universo separados y estables; universos energéticos separados que existen en determinadas frecuencias. Las dimensiones energéticas se separan entre sí por sus frecuencias vibratorias individuales y únicas. Por ejemplo, el universo físico es una dimensión energética.
Estado hipnagógico: El estado sutil de consciencia que se experimenta entre el sueño y la vigilia. Cada vez que nos dormimos pasamos por este estado creativo, en el que las imágenes mentales son especialmente vívidas.
Estado vibratorio: Las vibraciones y los sonidos internos mencionados durante las etapas preliminares de una experiencia extracorporal. Los zumbidos y los murmullos pueden ir acompañados de vibraciones, adormecimiento y catalepsia.
Experiencia cercana a la muerte: Un tipo de experiencia mencionado por millones de personas que habían sido declaradas clínicamente muertas y después resucitaron. A menudo experimentan una separación de su cuerpo físico, un desplazamiento por un túnel que conduce a una luz brillante, y un ambiente nuevo.
Experiencia del túnel: La abertura temporal de una membrana energética. Esta abertura energética se menciona a menudo durante las experiencias cercanas a la muerte.
Experiencia extracorporal (EE): Cuando la consciencia se separa de su vehículo biológico temporal. También se denomina proyección astral, etérea o mental.
Experiencias en serie: Numerosas experiencias extracorporales que ocurren una tras otra. Son experiencias normales y se asemejan a entrar y salir del cuerpo. Las experiencias en serie se mencionan a menudo durante las enfermedades físicas y cuando se acerca la muerte física.
Formas de pensamiento Energía no física formada por los pensamientos. Estas formas, que pueden parecerse a cualquier cosa que alcancemos a imaginar, responden a la energía concentrada de los pensamientos. La densidad y la duración de estas formas de pensamiento varían notablemente; sin un refuerzo continuo del pensamiento, se descomponen con lentitud y se convierten en nubes naturales de energía no física.
Formas de vida físicas: Vehículos celulares temporales (vida biológica) que utiliza la consciencia (el alma) para expresarse en la dimensión exterior y densa del universo. Se requieren vehículos físicos para experimentar, explorar e interactuar en la dimensión física, igual que se requieren vehículos no físicos para experimentar y explorar en las dimensiones no físicas.
Habitantes no físicos: Cualquier ser viviente que exista en las dimensiones no físicas, sin un cuerpo físico actual.
Membrana energética: Es el punto de convergencia de dos sistemas energéticos (frecuencias energéticas) diferentes; la barrera o límite energético que separa dos dimensiones o sistemas energéticos.
Primer cuerpo energético La forma no física que se experimenta a menudo al estar fuera del cuerpo. Esta forma energética, aunque invisible para la tecnología actual, tiene una densidad y una frecuencia muy cercanas al cuerpo físico. En la literatura metafísica tradicional se le denomina cuerpo astral o etéreo.
Radiación humana: Una singular sensación de energía que emana de un ser humano cuando está fuera del cuerpo.
Radiación no humana: Emanaciones energéticas únicas e inconfundibles que surgen de seres no físicos que nunca han tenido una experiencia humana física.
Segundo cuerpo energético: Una segunda forma energética, menos densa que el primer cuerpo energético, que existe en una frecuencia superior (más fina) que el primer cuerpo no físico. Su frecuencia interna corresponde a la segunda dimensión energética interior.
Sueño lúcido: Un sueño en el que está presente un cierto grado o porcentaje de consciencia.
Transferencia del pensamiento: El método universal de comunicación que se utiliza en las dimensiones no físicas. Normalmente esta comunicación se experimenta reconociendo una progresión de imágenes vívidas que entran en la mente. Estas imágenes comunican emociones y pensamientos al mismo tiempo.
Universo físico (dimensión física): El universo visible; la capa exterior densa del universo multidimensional completo. La dimensión física sólo representa una mínima fracción de todo el universo (menos del 1 por ciento).
Universo multidimensional: Todo el universo, visible e invisible; una continuidad de energía formada por una cantidad desconocida de frecuencias o niveles energéticos. A medida que exploramos hacia el interior y nos alejamos de la materia, las dimensiones energéticas interiores no físicas se vuelven cada vez menos densas y responden más a los pensamientos. El universo físico visible es la capa molecular exterior y densa de todo el universo.
Visualización: El proceso de crear imágenes mentales para un propósito específico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada