Translate

sábado, 27 de agosto de 2011

EL SIGNIFICADO DE LOS NUMEROS

 

EL SIGNIFICADO DE LOS  NÚMEROS. 

El universo y todo lo contenido en el responde a una vibración, por lo que,  todo ser, fenómeno o cosa tiene una expresión numérica que le hace participe de una serie de cualidades y características. Como  bien sabemos los números son infinitos, pero hay nueve que son la base y junto al 0 dan el actual sistema decimal. A continuación vamos a tratar estos 9 números base, el 10 lo consideraremos el número que completa el ciclo, la vibración que completa la conciencia y nos permite volver a la unidad, a contactar con nuestro ser primordial y esencial. A continuación vamos a comentar algunas de las características asociadas a los números, el uno representa la vibración menor,  la cual va siendo mayor en la medida que vamos considerando números mayores.
TU NÚMERO PRINCIPAL ES EL RESULTADO DE LA SUMA DE LOS NÚMEROS DE TU FECHA DE NACIMIENTO.
EJEMPLO: 17 - 03 - 1981
1 + 7 + 0 + 3 + 1 + 9 + 8 + 1 = 30
30 = 3 + 0 = 3 Número principal

 

 

 

EL UNO.-

La causa primera, es la esencia, el movimiento, la voluntad de ser y de existir, de participar, la acción como manifestación de identidad.  Representa la vida, la inteligencia, la creación, la afirmación lo auténtico, en definitiva la unidad y la individualidad. 
Representa al ser que actúa carente de necesidad, de objetivo, el que no tiene que decidir, sólo actuar, el que inicia la búsqueda de la experiencia, la autoidentidad, la autoconfirmación de la propia identidad por medio de la manifestación de la conciencia. 
Es el espíritu primordial, cuya necesidad es la creatividad sin dirección definida, es el líder, el valor, el atrevimiento, la necesidad de conocer. Es signo de actividad y de desgaste, y por ello contiene el principio y el fin. Simboliza la luz, la energía, el calor, la fuerza, la actividad. 
Los seres humanos regidos por el uno se rigen por la convicción, por unos códigos, por unas leyes, por la autoridad, teniendo gran capacidad para seguir las órdenes. Manifiestan integridad y fortaleza. Representa al hombre. El poder generador y su capacidad constructiva. 
En este número tenemos profesiones de gran importancia para la preservación de la vida y la cultura, policías, militares, bomberos, y todos aquellos que arriesgan la vida por la seguridad de las personas de su entorno. 

EL DOS.-

Es la causa segunda, la forma, la imagen, el reflejo de la energía del uno, aquello que es impregnado y penetrado por el uno. Representa la receptividad, lo pasivo y el equilibrio de las fuerzas pero también lo opuesto, lo contrario o antagónico. La dualidad de la esencia, la polaridad, el dos es en realidad una gradación del uno, se podría considerar la mínima expresión de uno, lo que, supone una manifestación totalmente distinta, y un efecto generalmente opuesto. Representa la confrontación, la dialéctica y es índice de tensión. 

El dos se manifiesta en la forma, en el sentir, en las emociones, los irracional, simboliza las necesidades vitales de grupo, el colectivo, la simbiosis, la cooperación, el entorno, indica una naturaleza mimética, adaptativa y de gran sensibilidad. 
Los seres humanos que están bajo la influencia del dos son sociables, conciliadores, con gran sentido de la familia, y buscan por todos los medios la tranquilidad, el vivir en paz, de forma simple y sin complicaciones. Estas personas dan gran importancia al trabajo, son objetivos y actúan con decisión y gran capacidad resolutiva. 
Aquí encontramos a las personas que buscan una vida laboralmente tranquila cuyas pautas las marca la naturaleza, como ganaderos, agricultores, pescadores, y todos aquellos cuya función laboral está en sintonía con lo más esencial de la vida como la alimentación, el vestido, el calzado, los muebles, la construcción. 
EL TRES. 
Es la causa tercera, el movimiento, la variedad, el contacto, la comunicación y la multiplicidad. Es la expresión de la voluntad en su forma y con un sentido determinado dentro de marco general.  Todo movimiento aporta una fuerza de  compensación que es la que confiere equilibrio, si cesa el movimiento se pierde el equilibrio, por ello la vida se caracteriza en básicamente por la capacidad de movimiento.
Representa la dirección, el sentido de la actividad y su consecución. 
Los seres humanos guiados por el dos desarrollan el entendimiento, realizan funciones sociales de cohesión estableciendo vínculos hasta los confines de la propia sociedad, gustan de la conversación, la pluralidad de ideas, de la compañía, la divulgación, los libros y el debate. Muchas veces se dejan llevar por la inercia lo que da apariencia de facilidad, sin embargo, están continuamente sometiendo a pruebas de todo tipo e iniciando nuevas actividades. Su alta percepción les permite integrarse de forma muy favorable en el entorno siendo su actividad una ayuda imprescindible para los demás.
Son personas muy inquietas y nerviosas, probablemente les falte tomarse las cosas más despacio. 
Encontramos aquí a gente que vive en constante movimiento, transportistas, conductores, empleados de correos, y todos aquellos viven de una profesión relacionada con la comunicación, la palabra y los escritos, periodistas y abogados. 

CUATRO

La causa  cuarta es el equilibrio que confiere sentido a la existencia, es la pausa necesaria después del movimiento para que la acción conlleve una realización y una dirección. Simboliza la seguridad necesaria que requiere la conciencia para su existencia, las búsqueda del equilibrio es instintiva e inherente a toda la naturaleza, al igual que los ecosistemas tienen que estar equilibrados y bien compensado para evitar su extinción, el cuatro manifiesta convicción, perseverancia y firmeza. 
Las personas que vibran bajo el cuatro fijan sus objetivos dentro de un marco grupal o social, son personas muy productivas y participativas socialmente, tienen sentido del estatus y rango social, de tendencia conservadora están abiertos a pequeños pasos progresistas, precisan que las innovaciones se den poco a poco con tiempo necesario para asimilarlos e integrarlos.  
El éxito lo consiguen por obstinación y resistencia, siendo de gran importancia la yuda recibida por la familia y las amistades, pues su fidelidad y lealtad les proporciona un apoyo incondicional de las personas del entorno. El motor vital de éstas personas es la fuerte naturaleza emocional que se nutre de todos los vínculos afectivos que establece en la vida. Gustan de ser populares y conocidas. 
Encontramos bajo este número a personas que trabajan en grupo en contacto directo con el público, negocios familiares, comercio de alimentación, muebles, decoración y relacionado con la estética.   

CINCO

La causa quinta es la energía que se proyecta en todo el proceso de la creación y da lugar a la inteligencia que guía el proceso creador con el fin de expresar la conciencia.
Es la capacidad de adaptación que tiene la vida y la naturaleza en cualquier ambiente hostil capaz de transformarlo y hacer de él un lugar habitable mediante una gestión impecable de la energía. 
Son personas con intensos sentimientos que culminan con una intachable sensación de seguridad en la acción y una capacidad operativa que ningún otro es capaz de tener. Son personas de confianza, dedicadas a los demás, aunque muchas veces no lo aparentan o se mantienen en el anonimato. Pese a la imagen de discontinuidad e irregularidad que puedan mostrar son personas tenaces capaces de conseguir sus objetivos en un instante, dando la vuelta a la situación y teniendo éxito como si de un golpe de suerte se tratase, aunque a decir verdad este número se asocia con la suerte.
Los seres humanos inspirados por el cinco son ingeniosos y tienen ciertos talentos innatos que deben de desarrollar para una completa realización, son seres muy dinámicos capaces de cambiar de dirección sin esfuerzo gracias a una mente libre y lucida que da valores relativos a las diferentes áreas de la vida. Es posible que huyan de las obligaciones y cualquiera atadura moral o material. Gustan del viaje y de la aventura. No suelen saber lo que buscan, sin embargo, encuentran lo que necesitan. 
En el cinco encontramos a profesionales liberales y empresarios, escritores, filósofos, artistas, editores, publicistas y organizadores de eventos. 
SEIS
La causa sexta es la simplicidad, una vez la conciencia encuentra su expresión vital tiende a economizar el gasto energético, representa lo auténtico, lo necesario, lo adecuado y el correcto intercambio, el trueque en todos sus sentidos y aspectos, evitando la gratuidad que se puede atribuir al número anterior. 
Las personas impresas por el seis buscan la perfección, y mejoran su conducta y actividad mediante una clara percepción de los detalles, de las cosas cotidianas pero que son muy importantes para un buen vivir, se centran en la normalidad, buscan la realización mediante la rutina y los hábitos que tienden a crear pautas de estabilidad. Su función social es imprescindible y altamente productiva dada su dedicación a los demás, siempre eso si, mediante una compensación equitativa. El trabajo para estas personas es signo de responsabilidad y asumen dichas obligaciones con gran dignidad, su salud dependerá de la satisfacción emocional y moral que aporte el trabajo. No gustan de la especulación ni las complicaciones, existe una tendencia conservadora que tiende a evitar los cambios y lo desconocido, tampoco pretenden destacar pues están a gusto con las pequeñas comodidades y gratificaciones de la cotidianeidad.  
En este número tenemos a muchos empleados en funciones administrativas (instituciones),  fábricas, tiendas, técnicos de todo tipo y personal sanitario.  
SIETE
La séptima  causa es la ley, la reglas que rigen el universo, la información implícita en el mundo y que nos permite entenderlo dentro de los límites de nuestra inteligencia, cuyo entendimiento llamamos conocimiento, o sea, conocemos dicha información, cuanta más información adquirimos mayores conocimientos tenemos, más leyes consideramos,  y eso es evidente en todas las facetas de la vida. Es el número del conocimiento sagrado,  de la ciencia y la magia,  
Las personas que tienen al número siete como guía en su vida manifiestan Autoconfianza, Convencimiento,  Influencia y fluidez. Mentalmente proporciona concentración  y contemplación.  Se caracterizan por la ideación, visión e Imaginación, aunque suelen sufrir al de exageración y desmesura. Probablemente uno de los mayores defectos sea la autosuficiencia.  
Aquí encontramos a  investigadores, filósofos, maestros, escritores y profesionales independientes,  
OCHO 
La causa octava es el poder, la capacidad de controlar y organizar el entorno, la materia y transformarla en función de los propios intereses, este número representa la justicia de un orden determinado. Es número asociado a la ley de la causa y efecto y al eterno retorno, simboliza las  limitaciones a las que nos somete el tiempo, pero también su naturaleza infinita.  
Las personas sujetas a este número son ambiciosas, y destacan por su gran capacidad para imponerse sobre los demás, no les importa el tiempo que tardan en conseguir sus objetivos, son resistentes y encuentran gran satisfacción con los honores y el éxito material que casi siempre consiguen. Se sienten fuertemente atraídas por el poder, las celebraciones y todos los actos sociales que afirman su posición social. Existen acciones ocultas que son contrarias a la imagen que suelen dar, puede existir confusión intelectual o dispersión, se manejan con dificultad con materias complejas. Son muy protocolarios y sociables, sabiendo conseguir lo que quieren de los demás gracias a una actitud positiva y armónica.  Su formación y educación suele ser exquisita y les sirve para abrir muchas puertas en la vida social y profesional. Suelen apreciar el rigor y exactitud en la acción y en la conducta, si bien ésta siempre es muy sutil en la intencionalidad. 
En este número encontramos arquitectos, abogados, jueces, fiscales, políticos y altos cargos del estado, y toda persona que tienda a integrarse socialmente de forma muy institucionalizada.  
NUEVE
La causa novena es la empatía que da lugar a la participación de las partes con el todo, y sobretodo dando lugar a la espiritualidad y sus efectos compasivos sobre el resto de seres vivos independientemente de su grado de conciencia. Es en este número donde se da la verdadera sabiduría, basada en la experiencia de forma impersonal, y ajena al reconocimiento social y a cualquier recompensa material. 
Sin duda, es el número de la  cooperación y la sinergia que permite la elevación a estados superiores de incondicionalidad y comprensión. 
Estas personas se caracterizan por su determinación, su autoconciencia que les permite delimitarse y al mismo tiempo afirmarse y complementarse con el entorno. Suelen dedicarse a los demás de forma tranquila y desinteresada, están dispuestos a compartir y participar de forma solidaria, sus acciones no buscan ninguna recompensa, ni siquiera la aceptación o reconocimiento de los demás. Son tolerantes, compasivos, y libres de pasiones y emociones mórbidas.  
En esta vibración encontramos a maestros, médicos, enfermeros/as, profesionales autónomos, navegantes, viajeros, misioneros y personal de organizaciones de acciones solidarias. 


EL SIGNIFICADO DE LOS NÚMEROS EN LA BIBLIA


Autor: Ariel Álvarez Valdés
Fuente:  http://www.buzoncatolico.es/formacion/bibliaestudiobiblico/numerosylabiblia.html

Para nosotros los números tienen un significado muy distinto a los números que leemos en la Biblia.
En la Biblia los números tienen tres significados distintos: cantidad, simbolismo y mensaje.
Primer sentido: LA CANTIDAD
Es un significado parecido al nuestro. Por ejemplo veamos: 1Rey 18, 1 2Rey 22,1 1 Rey 4, 7  Jn 11,18 .Estos números no son simbólicos ni encierran ningún mensaje oculto. Simple y llanamente se refieren a la cantidad de años, personas o distancia mencionadas en el texto.
En este significado no hay lugar para la confusión: lo que el número dice es lo que quería decir el autor.
Segundo sentido: EL SIMBOLISMO
Un número simbólico es aquel que no indica una cantidad, sino que expresa una idea, un mensaje distinto de él, que lo supera y lo desborda.
No siempre es posible saber por qué tal número significa "tal" cosa. La asociación entre ambas realidades a veces es desconocida. Para nosotros los occidentales esto es difícil de entender, pero los semitas los usaban con toda naturalidad para transmitir ideas, mensajes o claves.
La Biblia no explica nunca qué simboliza cada número, pero los estudiosos han llegado a averiguar algunos de sus simbolismos y han podido aclarar muchos episodios bíblicos.
El número 1 simboliza a Dios, que es único. Por ello indica exclusividad, primado, excelencia: Mt 19,17 Mt 19,17 Mt 19,6 Jn 10,30 Gál 3,28 Ef 4,5 En todos estos casos, el uno simboliza el ámbito divino.
El número 2 representa al hombre, pues en él hay siempre dualidad, división interior por culpa del pecado. Mt 20,30 Mt 26,60
El número 3 representa "totalidad", quizá porque 3 son las dimensiones del tiempo: pasado, presente y futuro. Decir 3 equivale a decir "la totalidad" o "siempre". Gn 6,10 Mt 26,34 Is 6,3
El número 4 en la Biblia simboliza el cosmos, el mundo, ya que son 4 los puntos cardinales. Cuando se dice que en el Paraíso había 4 ríos (Gn 4,10) significa que todo el cosmos era un Paraíso antes del pecado de Adán y Eva. O sea, no se trata de un sitio determinado, aunque algunos continúen buscando dónde estaba. Ez 37,9 Apoc 4,6
El número 5 significa "algunos", "unos cuantos", una cantidad indefinida. Así, se dice que en la multiplicación de los panes Jesús tomó 5 panes (=algunos panes). Que en el mercado se venden 5 pajarillos por dos monedas (=algunos pajaritos)... 1 Cor 14,19
El número 7 tiene el simbolismo más conocido de todos. Representa la perfección. Por eso Jesús dirá a Pedro que debe perdonar a su hermano hasta 70 veces 7. También puede expresar la perfección del mal, o el sumo mal, como cuando Jesús enseña que si un espíritu inmundo sale de un hombre puede regresar con otros 7 espíritus peores, o cuando el evangelio cuenta que el Señor expulsó 7 demonios de la Magdalena.
El Apocalipsis es el que más lo emplea: 54 veces para describir simbólicamente las realidades divinas: las 7 Iglesia del Asia, los 7 espíritus del trono de Dios, las 7 trompetas, los 7 candeleros, los 7 cuernos, etc.
La tradición cristiana continuó este simbolismo del 7, y por eso fijó en 7 los sacramentos, los dones del Espíritu Santo, las virtudes.
El número 10 tiene un valor que sirve para recordar. Al ser 10 los dedos de las manos, resulta fácil recordar esta cifra. Por eso figuran como 10 los mandamientos que Yahvé dio a Moisés (podrían haber sido más), y 10 las plagas que azotaron a Egipto. También por esta razón se ponen sólo 10 antepasados entre Adán y Noé, y 10 entre Noé y Abraham, aun cuando sabemos que existieron muchos más.
El número 12 es también simbólico. Significa "elección". Por eso se hablará de las 12 tribus de Israel, cuando en realidad el Antiguo Testamento menciona más de 12; pero con esto se quiere decir que eran tribus "elegidas". Igualmente se agruparán en 12 a los profetas menores del Antiguo Testamento. También el Evangelio mencionará 12 apóstoles de Jesús, que resultan ser más de 12 si comparamos sus nombres; pero se los llama "Los Doce" porque son los elegidos del Señor. Asimismo Jesús asegura tener 12 legiones de ángeles a su disposición (Mt 26,53). El Apocalipsis hablará de 12 estrellas que coronan a la Mujer, 12 puertas de Jerusalén, 12 ángeles, 12 frutos del árbol de la vida.
El número 40 tiene también valor simbólico. Representa el "cambio", de un período a otro, los años de una generación. Por eso el diluvio dura 40 días y 40 noches (pues es el cambio hacia una nueva humanidad). Los israelitas están 40 años en el desierto (hasta que cambia la generación infiel por otra nueva). Moisés permanece 40 días en el monte Sinaí, y Elías peregrina otros 40 días hasta allí (a partir de lo cual sus vidas cambiarán). Jesús ayunará 40 días (porque es el cambio de su vida privada a su vida pública).
El número 1.000 significa multitud, gran cantidad: Dan 5,1 Salm 90 1 Rey 3,4 1 Rey 11,3. A veces este número puede entrar en combinación con otros. Así, en el Apocalipsis dice simbólicamente que al final del mundo se salvarán 144.000 elegidos, porque es la combinación de 12x12x1.000, y significan los elegidos del Antiguo Testamento (12), y los elegidos del Nuevo Testamento (12), en una gran cantidad (x1.000).
Quedan otros números simbólicos como el 70. San Lucas dice que Jesús eligió a 70 discípulos para enviarlos a todos los lugares y sitios por donde él tenía que pasar (Lc 10,1). No está dando una cifra real, sino simbólica, ya que según Gén 10, el total de los pueblos y naciones que existían en el mundo era 70. Cuando Lucas dice esto, lo que quiso decir es que los mandó para que el evangelio llegara a todas las naciones del mundo.
También vemos otra cifra en Jn 21,11 ¿Por qué tanto interés en dejar registrado el número de 153 peces? Es que en la antigüedad se creía, entre los pescadores, que 153 era el número de peces que existía en los mares. El mensaje es claro: Jesús vino a salvar a gente de todas las naciones, razas y pueblos del mundo.
No todos los números en la Biblia son simbólicos, ante cada cifra tenemos que preguntarnos ¿esta cifra indica cantidad o encierra un mensaje?

Tercer sentido: EL MENSAJE (sentido gemátrico).
En las lenguas hebrea y griega las letras tienen un valor numérico. Así el 1 sería la A, el 2 la B, etc.
El número obtenido con la combinación de letras se llama gemátrico. En cada cifra podía haber escondida una palabra. La Biblia trae varios ejemplos de estos números gemátricos.
Por ejemplo: Cuando salieron los israelitas de Egipto dicen que salieron 603.550 hombres, sin contar mujeres y niños, pero si sustituimos las letras de la frase "todos los hijos de Israel" (en hebreo: rs kl bny ysr´l) por sus correspondientes valores numéricos da precisamente 603.550, con lo cual lo que están diciendo es que salieron "todos los hijos de Israel".
Mt 1,17 divide a los antepasados de Jesús en tres series de 14 generaciones cada una. Pero esto es imposible. Mateo sólo pone tres nombres para cubrir los 430 años de esclavitud en Egipto. Lo que ocurrió fue que cogieron el nombre de David (D=4+V=6+D=4=14) Y como se esperaba que el Mesías fuera descendiente de David, el evangelista quiso decir que Jesús es el "triple David", el Mesías total, verdadero descendiente de David.
El más conocido de estos números gemátricos es el famoso 666 en Apocalipsis 13,18. El mismo libro aclara que se trata de la cifra de un hombre. Ese hombre es el emperador Nerón. Si transcribimos "Nerón César" en hebreo obtenemos: N=50+R=200+W=6+N=50+Q=100+S=60+R=200= 666.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada